Síguenos

 

Actualidad

Puerto Morelos: entre el dilema de seguir siendo un pueblo pesquero o el nuevo Cancún

El Plan de Desarrollo Urbano 2020-2030 ha llegado hasta los juzgados. Amenaza el turismo de baja densidad, los recursos naturales y la calidad de vida de los vecinos, alertan los expertos.

Foto: Anna Portella / La-Lista.

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

De los negocios más antiguos de Puerto Morelos, un pueblo de pescadores a unos 38 kilómetros de Cancún, es una librería. Tiene 22 años. Se ubica en la plaza principal, paralela a la costa. Se llama Alma Libre Bookstore y la atiende una familia de canadienses. 

“Es un lugar turístico y, al mismo tiempo, hay suficiente gente que hablan español e inglés”, justifica Caleb Moss, el propietario, a la pregunta de por qué abrir una librería en un municipio caribeño de casi 27,000 habitantes.

El caso de este originario de Columbia Británica, Canadá, ilustra lo que es hoy Puerto Morelos: un pueblo de pescadores que da la bienvenida a la Rivera Maya, por el norte de la Península de Yucatán.

Lee también: El Caribe mexicano recibe turistas pese al temor a una tercera ola de Covid-19

Aquí conviven mexicanos con una comunidad de canadienses, los lugareños se desplazan en sus bicicletas o en patinetes Movo y encuentras pescado enlatado gourmet en La Europea o lo compras fresco en la cooperativa de pescadores del municipio.

Puerto Morelos se dedica al turismo, pero al slow tourism o turismo de proximidad. Se encuentra al paso de la carretera federal 307 que lleva a los grandes resorts de Cancún, pero aquí, si entras al Hotel el Moro, a dos calles de la primera línea de mar, puedes conocer y hablar con el dueño. 

Los nativos dicen que en Puerto Morelos, el turista se integra, como Caleb Moss. Después de cuatro años veraneando en este rincón del Caribe, el canadiense decidió quedarse y convertirse en unos puertomorelense más

Moss, como otros vecinos, desconocía la última batalla que enfrentó a los miembros de su gobierno local antes del inicio de la campaña electoral: el Plan de Desarrollo Urbano 2020-2030 (PDU), que ha llegado hasta los juzgados porque se teme que acabe con el turismo de baja densidad del que él y su familia se enamoraron.


Caleb Moss en su librería de Puerto Morelos. Foto: Anna Portella / La-Lista.

Modelo de Desarrollo 2020-2030

El 6 de mayo, el Juzgado Segundo de Distrito de Quintana Roo decretó una medida cautelar que impide al ayuntamiento otorgar permisos, autorizaciones o licencias de construcción como parte del nuevo PDU. El juez consideró que la solicitante de amparo acreditó el daño irreparable que supondría su aplicación inmediata, según el portal Luces del Siglo.

La comunidad científica y la sociedad civil ya venían alertándolo desde que el plan se puso en consulta pública. Entre ellos, el movimiento ciudadano Voces Unidas de Puerto Morelos ha denunciado que las densidades urbanas y turísticas, es decir, la cantidad de viviendas que se permiten construir, amenazan los recursos naturales y la calidad de vida de los vecinos.

Señalan que el desarrollo permitido por el PDU afectaría a las zonas de selva, manglar y tular que deben preservarse. Además el documento considera la construcción en zonas inundables en épocas de lluvia, lo que sobredensificará el municipio. Hay áreas que se permite construir hasta 222 viviendas por hectárea en seis pisos, lo cual, dicen, atenta contra la identidad y cultura del pueblo y pone en riesgo la biodiversidad de la zona, entre otras observaciones.

La medida cautelar es un giro más en la ya agitada historia de esta norma de ordenamiento urbano, que mezcla intereses inmobiliarios con el Tren Maya, el desarrollo turístico y, en definitiva, la vida en un pueblo costero.

El cabildo de Puerto Morelos aprobó el PDU el 4 de marzo. Es el primero que tienen desde que se separaron de Cancún y se constituyeron como municipio independiente, en 2016. Todos los regidores levantaron la mano a favor excepto una: Yazmín del Carmen Vivas. El plan se publicó en el periódico oficial de Quintana Roo al día siguiente y sigue cuestionado por la comunidad científica, ambientalista y sociedad civil. 

El kilómetro cero del turismo ahí, el Faro Inclinado, en el muelle de la playa Ventana al Mar, es un ejemplo claro. En esa línea de costa hoy hay construcciones de máximo tres pisos, algunas de ellas con techo de hoja de palma y estructuras de madera

En el plan se permite que se construyan hasta 66 viviendas por hectárea en tres niveles. Esta densidad, junto con el coeficiente de ocupación máximo del 70%, fue considerado como una amenaza ambiental por parte de Voces Unidos por Puerto Morelos.

Un café a dos calles de la primera línea de mar, en la calle Javier Rojo Gómez . Foto: Anna Portella / La-Lista.

“Es un desarrollo más parecido a una zona hotelera de Cancún que a un pueblo tranquilo, que es lo que tenemos hoy”, lamenta Lorenzo Álvarez, investigador de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, un centro de la UNAM en Puerto Morelos.

Este biólogo fue premiado en 2017 con el World Reef Award por su labor en la protección y conservación de los arrecifes de coral. Aquí se ubica el parque nacional Arrecife de Puerto Morelos, parte de la segunda barrera arrecifal más grande del mundo, el Gran Cinturón de Arrecifes del Atlántico Occidental. 

Álvarez explica que este nuevo modelo de desarrollo se planteó en un momento en el que los arrecifes ya están en una situación delicada, principalmente por las aguas negras o poco tratadas que llegan de la zona urbana.

Los arrecifes son de los principales motores de la economía puertomorelense. En la entrada del muelle, señores con gorra y playera de manga larga ofrecen viajes en lancha para visitar el parque arrecifal, que se avisora desde la costa. Los pescadores de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Pescadores viven del arrecife. El turismo de sol y playa se sostiene por los sedimentos, la arena, que produjeron con los años los organismos que viven en la laguna arrecifal. 

Y todo el pueblo se cobija en el arrecife, porque la barrera frena el oleaje y eso es importante cuando hay mal temporal. El muelle de Puerto Morelos, de hecho, sigue destruido tras el paso del huracán Zeta, en octubre de 2020. Álvarez asegura que de no ser por la barrera arrecifal, hubiese sido peor.

Turistas se toman una fotografía en el Faro Inclinado. Foto: Anna Portella / La-Lista.

Detrás del PDU

No me imaginaba Puerto Morelos lleno de edificios”, explica a La-Lista la única regidora que votó en contra del Plan de Desarrollo Urbano, Yazmín del Carmen Vivas. Esta puertomorelense de 39 años ahora es candidata a la presidencia municipal por el Partido Encuentro Solidario (PES), pero formó parte del cabildo por Morena. 

Pasan de las 9 de la mañana y se reúne con sus colegas de campaña, todos con playeras blancas o el logo violeta, en un barrio al norte de Puerto Morelos. Como todas las formaciones que se presentan a las elecciones del 6 de junio, se preparan para un nuevo día de caminata.

“Nos convocaron a las oficinas a las 7 de la tarde y solo nos entregaron la hoja de convocatoria, sin los acuerdos”, dice Vivas al recordar el proceso de aprobación del plan. “La sesión de precabildeo era a las 7 del día siguiente (4 de marzo)”.

Vivas asegura que en ese lapso era imposible leer las más de 400 páginas del PDU resultante de la consulta pública. Tampoco de discutirlo en el precabildeo porque duró 10 minutos, como denunció en su cuenta de Facebook. Su voto fue contra cualquier modelo de desarrollo que cambie la identidad de su pueblo natal.

Yazmín Vivas, antes de empezar la caminata de campaña de la jornada. Foto: Anna Portella / La-Lista.

El secretario de Desarrollo Urbano y Ecología cuando se gestaba el PDU, Manuel Tirso Esquivel, señala como responsable del documento a la presidenta municipal y hoy candidata a diputada federal por la coalición que encabeza Morena, Laura Fernández. Ella lo removió del ayuntamiento en diciembre, días después de que Tirso Esquivel le solicitara que se ampliara el plazo de la consulta pública ante el alud de críticas al PDU propuesto.

“Cuando me despide, me dice que tenía un compromiso para sacar el PDU, que yo había sido un obstáculo, que agradecía el tiempo trabajando con ella pero no podía sostenerme en el cargo”, explica el hoy candidato a presidente municipal por Fuerza por México. 

Que llega el Tren Maya

Uno de los proyectos incluidos en el PDU es la estación del Tren Maya, en el tramo 6 del megaproyecto federal. Está proyectada para ubicarse en la hoy conocida Glorieta de la Esperanza. Será la parada intermedia entre la de Bacalar y la de Tulum. 

En el pueblo, ya la esperan. Porque el Tren Maya traerá turistas y los turistas, dinero para gastar. Además abrirá una nueva vía para los desplazamientos en la región, que se sumará a la carretera federal 307. “La gente de los pueblos sufre mucho por el transporte, porque no hay”, explica Juvenal Ramírez, un empleado de una compañía de taxis en Puerto Morelos. “Yo vivo en Cancún, uso la (camioneta) van para venir pero va llena”.

Regidores que votaron a favor del PDU aseguran que la nueva planificación urbanística traerá certeza jurídica ante el crecimiento que se espera por la construcción y puesta en marcha del proyecto ferroviario. La-Lista contactó a la presidenta Laura Fernández, pero por la veda electoral, declinó dar su versión de los hechos.

A nombre del actual secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, Rolando Meló Espadas, su equipo defendió que el PDU se elaboró conforme a la legislación, que prevé la construcción de equipamiento, como plantas de tratamiento de agua, así como infraestructura para mitigar problemas como encharcamientos o inundaciones. 

La trayectoria del PDU 2020-2030 de Puerto Morelos es un ejemplo glocal de la discusión entorno al modelo de desarrollo turístico para los pueblos. Porque donde no hay problema –todas las voces consultadas coinciden– es en que sí se debe seguir apostando por el turismo como motor económico del municipio. 

“Es por eso que se desarrolló la Rivera Maya”, dice Caleb Moss que, como buen librero, ha leído sobre la historia de la región. “El gobierno mexicano la desarrolló para el turismo. Aumentarlo es solo su evolución natural”.

El muelle aún destruido por el paso del huracán Zeta. Foto: Anna Portella / La-Lista.

También te puede interesar

Anónimos Interesantes

La investigadora tuvo que exiliarse de su país por denunciar los efectos de que en Brasil se cultive soya transgénica en un territorio equivalente...

Actualidad

Las costas de Turquía ponen en evidencia el deterioro del medio ambiente, que podría acrecentarse cada año de no tomar acciones.

Medio Ambiente

La reducción en la generación de plásticos solamente se ha visto tres veces después de la Segunda Guerra Mundial.

Medio Ambiente

La legislatura quiere retirar los fondos a la agencia de turismo más grande de Hawaii en momentos en que esta se enfoca en la...

Publicidad