La política de ‘Permanecer en México’ expuso a los migrantes a daños: HRW
Fotografía fechada el 16 de diciembre de 2020, donde se observa a un grupo de migrantes en un albergue en la Matamoros. Foto: EFE

Joe Biden, presidente entrante de Estados Unidos, tiene la petición de eliminar un programa de migración “devastador” que, de acuerdo con  activistas, ha expuesto a decenas de miles de solicitantes de asilo, muchos de ellos niños, a la violencia, el secuestro y la violación en algunas de las ciudades más peligrosas del mundo.

La administración Trump creó el programa “Permanecer en México” en enero de 2019 como una medida para disuadir a los solicitantes de asilo que intentan ingresar a EU a través de la frontera sur.

La iniciativa, que oficialmente se llama Protocolos de Protección al Migrante (MPP), estipula que los solicitantes de asilo tendrían que esperar sus audiencias judiciales en ciudades fronterizas como Ciudad Juárez, Mexicali y Matamoros, y no en EU como antes.

También lee: El gobierno de Trump expulsa a recién nacidos en EU de madres indocumentadas

Pero los activistas afirman que con ello se expuso a migrantes, altamente vulnerables y en, su mayoría de América Central y del Sur, a daños físicos y enfermedades en entornos desconocidos y peligrosos donde se registran algunas de las tasas de homicidios más altas del mundo.

En un informe publicado el miércoles, Human Rights Watch describe la manera en que la política de Trump “expuso innecesaria y previsiblemente (a los solicitantes de asilo) a un riesgo considerable de daños graves”.

El grupo dijo que los entrevistados para su informe, incluidos niños, “describieron violación o intento de violación y otras agresiones sexuales, secuestro para pedir rescate, extorsión, robo a mano armada y otros delitos cometidos en su contra”.

“En algunos casos, los oficiales de inmigración o la policía mexicana cometieron estos delitos”, agregó el grupo.

Michael García Bochenek, asesor principal de Derechos del Niño de HRW, dijo que sus investigadores escucharon testimonios “realmente devastadores” de solicitantes de asilo sobre su difícil situación en México. Dijo que las entrevistas impresionaron por la resistencia de los afectados y que lo dejaron “completamente devastado por lo que el gobierno de EU hace a la gente”.

También lee: Más que héroes, superhéroes

“Lo realmente impactante, dados los informes consistentes de un riesgo realmente muy serio para las personas en el MPP (o que regresan a México después de asistir a sus audiencias en EU) es que las autoridades de EU los siguen mandando a ese mecanismo y se niegan a moverlos del programa a pesar de presentar pruebas de estos daños”, dijo Bochenek.

“No puedo evitar establecer paralelismos con otros contextos que he visto”, agregó, citando el esquema de detención en entidades fuera del país a largo plazo que aplica Australia.

“Hay una similitud ahí. El envío de personas que viajan a un país para buscar seguridad… y no solo es que las manden a otro lugar, sino deliberadamente, o al menos a sabiendas, someterlas a daños”.

También lee: Cartel Project | Así es como el Cartel de Sinaloa creó una red para traficar fentanilo

Donald Trump defendió políticas como “Permanecer en México”, que ha enviado a más de 69,000 personas al sur de la frontera (a veces a campos de refugiados destartalados), como una forma de proteger a los ciudadanos estadounidenses de los “criminales” y los “malos hombres”.

Biden se ha comprometido a eliminar el programa, pero, aparentemente cautelosos de desencadenar un aumento repentino de llegadas a la frontera, los miembros de su equipo de transición han tratado de reducir las expectativas de que lo harán de inmediato.

En una entrevista reciente con la agencia EFE, la asesora de política interna de Biden, Susan Rice, dijo: “Los migrantes y los solicitantes de asilo no deben creer en absoluto a los que venden la idea de que la frontera de repente estará completamente abierta para procesar a al arrancar el nuevo gobierno. No será así”.

El asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, dijo a EFE que “Permanecer en México” había “sido un desastre desde el principio y ha provocado una crisis humanitaria en el norte de México”. “Pero poner en práctica una nueva política llevará tiempo”, añadió.

Bochenek, de HRW, dijo que los activistas no querían ver “una cargada hacia la frontera” después de que Biden asumiera el cargo. “Pero es razonable esperar una liquidación ordenada y administrada [del MPP].

“No es necesario que lleve meses. Eso se puede hacer en un plazo relativamente corto con la planificación adecuada”, dijo. “Tengo la esperanza de que podamos tomar las promesas de la campaña (de Biden) al pie de la letra y ver un final ordenado pero rápido del programa que todos ansiamos ver”.