AMLO prioriza una agenda de “desarrollo” en la reunión virtual con Biden
El presidente de Estados Unidos Joe Biden, el secretario de Estado Antony Blinken y el secretario de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas participaron de la reunión virtual con el presidente Andrés Manuel López Obrador at en la Casa Blanca. (Foto de JIM WATSON / AFP)

El encuentro virtual entre los presidentes de México y Estados Unidos, Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador, arrancó bajo el reconocimiento de mejorar las relaciones bilaterales que sufrieron un severo desgaste durante la administración de Donald Trump.
Biden inició la conversación reconociendo que la comunidad mexico-americana es una de las de mayor crecimiento en Estados Unidos, la cual constituye 60% de la población.
“Durante el gobierno de Obama-Biden, nosotros decidimos que íbamos a tratar a México en condiciones de igualdad. Todo lo que ustedes hagan repercute a nosotros y a América Latina, el éxito de ustedes se reparte en todo el continente”, señaló el mandatario estadounidense.
Incluso reconoció que aún conserva un rosario de la Virgen de Guadalupe que pertenecía a su hijo muerto, hecho que provocó la contestación del mandatario mexicano, quien dijo que era uno de los símbolos que respetaban todos los mexicanos junto con el expresidente mexicano Benito Juárez.
López Obrador enfatizó su agradecimiento con el deseo Biden en establecer “igualdad en nuestra relación” bilateral, “nos conviene” expresó. Por lo que adelantó su deseo de “cooperar para el desarrollo con independencia, con autonomía, potenciando lo que significa sobre todo, el pueblo de América del Norte. Ese es el motor del cambio. Nuestros pueblos, el pueblo mexicano y el pueblo estadounidense, y el pueblo de Canadá”.
“Decía un presidente mexicano que duró poco en el gobierno, dominó por 34 años. Se le atribuye a él una frase que decía: pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos. Y ahora puedo decir: bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos”, añadió.
Por parte de la delegación estadounidense, asistieron Tony Blinken, jefe del Departamento de Estado, Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad, Jake Sullivan, consejero de Seguridad Nacional y Roberta Jacobson, miembro del Consejo de Seguridad de Estados Unidos en Asuntos Fronterizos, entre otros.
Mientras que en la delegación mexicana estuvieron presentes en la conferencia Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública, Esteban Moctezuma Barragán, embajador de México en Estados Unidos.
Entre los temas tratados estuvieron el manejo de la pandemia, el desarrollo regional, los acuerdos de extradición, así como la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de reactivar el Programa Bracero, propuesta que detuvo la Casa Blanca al señalar que un acuerdo de este tipo requiere la aprobación del Congreso estadounidense.
La prensa estadounidense cuestionó, al principio de la reunión, si el gobierno estadounidense enviaría una vacuna a México. “Vamos a hablar de eso”, dijo. Este hecho fue negado por la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, en conferencia de prensa antes de iniciar la junta virtual.