Síguenos

 

México

#CasoColosio | Familia de Aburto denuncia violencia y tortura por parte de autoridades

Karina Aburto sostiene que, cuando tenía ocho años, policías ministeriales de la PGR la fotografiaron desnuda y luego presentaron las imágenes a su hermano como método de presión.

Momentos antes del asesinato del candidato priista, Luis Donaldo Colosio. Foto: PGR, archivo

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

María Luisa Martínez, Elizabeth y Karina Aburto, madre y hermanas de Mario Aburto, el asesino confeso de Luis Donaldo Colosio, denunciaron mediante un video subido a redes sociales las “torturas” a las que fueron sometidas durante las pesquisas que llevó a cabo la Procuraduría General de la República (PGR) para dar con el culpable del magnicidio.

Dichas “torturas”, señalaron, fueron el móvil para que Mario se culpara del asesinato del sucesor de Carlos Salinas de Gortari. Su madre recordó que ella y su familia enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador, en marzo de 2019, con el fin de reabrir el caso y permitir que sea liberado antes de mayo de 2039. Actualmente su hijo purga condena en el Centro Federal de Readaptación Social 12 en Guanajuato.

María Luisa Martínez refirió que en 1994, tras ingresar a su domicilio, los agentes ministeriales les obligaron a desnudarse ante los policías ministeriales y las fotografiaron. Al tiempo que les informaban que el motivo de su detención se debía al asesinato del entonces candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Es muy vergonzoso lo que nos hicieron, porque nos encueraron como Dios nos echó al mundo. Y burlándose de nosotros. Nosotros estuvimos ahí. Mis dos hijas eran menores de edad. Una tenía 15 años (Elizabeth) y la otra tenía ocho (Karina). Mi hija lloraba y lloraba, decía: ¿yo por qué me voy a quitar la ropa? Le respondieron: ¡Quítatela porque si no vamos a matar a todos! Yo no quisiera que pasara eso en otras personas”, relató.

Karina Aburto recordó la experiencia. “A mí y a mi hermana nos llevaron a una ‘troca’. Yo no recuerdo mucho, pero los hombres olían mucho a alcohol. Mi hermana me llevaba sentada en sus piernas y yo tenía mucho miedo. A mi mamá se la llevaron por otro lado. Yo recuerdo que uno de los hombres que iban sentados al lado de mi hermana, él iba tocándola sus pompis. Mi hermana iba protegiéndome porque recuerdo que quiso tocar mis partes y yo tenía mucho miedo”, contó frente a la cámara.

Dictamen del FBI que ayudó a la PGR a establecer la responsabilidad de Mario Aburto en el asesinado del candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio. Foto: PGR

Karina señaló como responsable del “daño psicológico a la institución”, entonces encabezada por el jurista Diego Valdés Ríos, quien se desempeñó como el penúltimo titular de la PGR durante el último año de Salinas de Gortari. “Yo no sabía lo que estaba pasando, tenía ocho años, yo sabía que era malo porque habían muchos hombres en ese cuarto y a mí me daba pena”, dijo.

Posteriormente relató que tuvo comunicación con su hermano Mario, quien entonces era “torturado” en los confines de la ciudad de Tijuana para dar información sobre el móvil del crimen. Durante el proceso, una persona supuestamente identificada como Dora Enriqueta Butrón Martínez, a quien identificó como agente de la PGR, le presentó las fotografías que le sacaron desnuda con el fin de presionar la confesión.

“Ella le dijo a mi hermano que si él no se hacía culpable, sí él no se decía culpable, que sí él no decía que era el culpable del asesinato del licenciado Colosio me iban a violar”, añadió. “Mi hermano decidió echarse la culpa”.

La misma versión también fue relatada por su hermana Elizabeth, quien ocultó su identidad pero relató los hechos ante las cámaras. El testimonio fue completado por un audio enviado por su hermano Mario que, desde prisión, denunció la presencia del entonces gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones en los interrogatorios.  

Recientemente la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció que iniciará una investigación por presuntos actos de tortura, mala alimentación y de obstaculización al acceso a la salud de Mario Aburto. Dichas violaciones habrían ocurrido en el penal donde actualmente se encuentra recluido. Por último, solicitó la reapertura de su caso, al considerar que es necesario que se sepa “la verdad” de lo ocurrido en Lomas Taurinas hace 27 años.

“Atendiendo a la queja, la CNDH emprenderá las acciones que en ejercicio de sus funciones constitucionales le sea menester realizar, a efecto de que el llamado Caso Colosio sea revisado a la luz de las nuevas evidencias y declaraciones que el peticionario aporte”, señaló la institución encabezada por Rosario Piedra Ibarra.             

Hasta el momento, la CNDH ha comunicado no ha comunicado nuevos avances a la denuncia.

También te puede interesar

México

El cardenal Pietro Parolin se reunirá el lunes 21 de junio con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

Actualidad

Desde la recomendación de no abrir el tramo elevado ni subterráneo de la Línea 12 hasta la reunión entre el secretario de Haciendo, Arturo...

México

El presidente acusó la menor llegada de vacunas desde la última semana de mayo como la causa en el descenso del ritmo de vacunación.

Opinión

La transformación democrática que sufrió España en el siglo pasado es un referente de la transformación que no está ocurriendo en México.

Publicidad