Síguenos

 

México

Crecen casi 10% tomas clandestinas para huachicol

A pesar de que el gobierno de AMLO anunció medidas para contener el robo de combustible, las tomas clandestinas para huachicol crecieron este año.

huachicol robo combustible
Robo de combustible. Foto: Fiscalía General de Jalisco

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Entre enero y abril de 2021, Petróleos Mexicanos (Pemex) descubrió en total 3,759 tomas clandestinas en sus ductos en 22 estados del país. Para el mismo periodo, pero del año pasado, fueron 3,430, es decir, un aumento del 9.5% en tomas para el robo de combustibles, según muestran los datos del observatorio ciudadano IGAVIM.

Los estados con más incidencia son Hidalgo, Puebla, el Estado de México, Guanajuato y Tlaxcala. Según las mismas autoridades de Pemex, esta merma se debe a que empleados de la empresa del Estado están involucrados en las actividades ilícitas de robo de combustible y gas.

Apenas el 8 de julio pasado, en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió la reducción del robo de combustible. “Se redujo el huachicol de 80 mil barriles que se robaban diarios a 4 mil que se roban todavía y ahí andamos”, lanzó.

Desde el inicio de su administración, AMLO lanzó medidas para contener el robo de combustible en los ductos, como la distribución mediante pipas así como el aumento de la vigilancia en los ductos.

Te puede interesar: Hidalgo es el estado con mayor robo de combustible: Sedena

Cinco estados concentran 83.9% de las tomas clandestinas de hidrocarburos detectadas: Hidalgo (1,563); Puebla (894); Estado de México (477); Guanajuato (117) y Tlaxcala (105). Tlaxcala y Puebla, presentaron un aumento exponencial en el número de tomas realizadas a los ductos de Pemex. Tlaxcala pasó de tener 9 tomas a 105 y Puebla pasó de 99 a 894.

Los municipios que tienen más huachicol son Cuautepec de Hinojosa en Hidalgo, con 217 tomas clandestinas y Tepeaca en Puebla, con 202 tomas. Hidalgo tiene el 41.25% del total de las tomas clandestinas identificadas a nivel nacional.

Empleados coludidos

La identificación de tomas en México ocurre en promedio cada 47 minutos y 6 segundos, según el observatorio ciudadano IGAVIM que hizo a Pemex dos solicitudes de acceso a la información (00022320 y 00019921) para identificar las tomas clandestinas por municipio y frecuencia.

Este robo masivo de combustible es posible por las redes de crimen organizado dispersas a lo largo del país, la impunidad del delito y la ayuda de empleados de la empresa del Estado coludidos con los criminales.

Las pérdidas económicas de Pemex por el robo de gas licuado de petróleo ascendieron a más de 30 mil millones de pesos en 2020, señaló la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas (Amexgas).

Según los datos de Pemex, hay una diferencia entre cuánto crudo se inyecta a los ductos y cuánto se saca, principalmente por las tomas clandestinas. Según los datos, aproximadamente fueron tomados 821,499 litros los primeros meses del año.

No te pierdas: Localizan en Ecatepec dos bodegas de huachicol de ‘dimensiones industriales’

Huachicol e impunidad

El problema de las tomas clandestinas creció significativamente durante la administración de Enrique Peña Nieto. Sin embargo, desde 2006 se tiene registro de detenciones por este delito.

El gobierno de López Obrador ha mencionado en muchas ocasiones que no tolerarán el robo de combustible a los ductos de Pemex. Sin embargo, solo una de cada cuatro personas detenidas por huachicol es enjuiciada.

Según el oficio FGR/UTAG/DG/000645/2021 de la Fiscalía General de la República (FGR), entre el 2006 y el 2020 se detuvo a 13,994 personas relacionadas con el robo de combustibles y solamente el 24% de ellos recibieron una sentencia (3,465 culpables y 185 inocentes).

Esto indica un nivel de impunidad muy alto y poca eficiencia en la persecución del delito que se ha mantenido en esta administración.

Ahora mira: Pemex operará su primer yacimiento en conjunto con el sector privado

Los dos primeros años del gobierno de López Obrador se registraron 2,271 personas detenidas por robo de combustible, de acuerdo con la FGR; 1,367 en 2019 y 914 en 2020.

De ellas, solamente el 34% (773 de los detenidos) fueron presentadas ante una autoridad judicial, es decir, que tres de cada 10 detenidos por huachicol son llevados a juicio y una vez en juicio entre el 40 y el 53% son condenados.

Pemex representa una de las mayores apuestas del gobierno de López Obrador; sin embargo, el aumento en el robo de combustibles pueden debilitar aún más a la paraestatal. El reto para el gobierno federal es doble porque no ha tomado medidas efectivas tanto para prevenir el huachicol como para perseguirlo efectivamente.

*Este texto se publicó originalmente en Cuestione.com.

También te puede interesar

México

"Es una situación grave, lo que amerita una reforma para limpiar el INE y el TEPJF", dijo AMLO sobre el conflicto entre magistrados.

Multimedia

El Templo Mayor en el Zócalo de la CDMX

México

El INE reaccionó a las acusaciones de AMLO y Morena acerca de que no impulsó la Consulta Popular.

Opinión

Históricamente los precios máximos han generado más consecuencias negativas que positivas.

Publicidad