La tercera ola agita los estados: pedirán certificados de vacunación, cierran bares…
Personal de salud transporta a un paciente contagiado con covid-19, en el Hospital General en Ciudad Juárez, Chihuahua. Foto: Luis Torres/EFE.

La tercera ola de covid-19 ha obligado a varios estados de la república a extremar medidas, como reducir aforos, solicitar certificados de vacunación y hasta cerrar negocios, con el fin de contener nuevos contagios y evitar la saturación de sus sistemas hospitalarios. 

Este 28 de julio, la Secretaría de Salud federal (SSa) reportó 19,028 nuevos casos, la mayor cifra diaria desde el 19 de enero de este año. Así, el país ya acumula 2,290,874 casos, y 239,616 muertes, 537 más que las reportadas en las últimas 24 horas.

Te puede interesar: Hospitales llenos y fallas en la atención… los problemas de la primera ola de Covid-19 resurgen en CDMX

El país registra estas cifras en medio de la tercera ola de contagios y tras reportar incrementos, la semana pasada, de más de 15,000 casos nuevos, niveles no vistos desde el pico de enero pasado, el periodo más crítico de la pandemia en México.

Los estados y sus medidas ante la nueva ola

Coahuila anunció que exigirá un certificado de vacunación contra el virus SARS-CoV-2 para permitir la entrada a comercios.

“Hay que darles algunos estímulos y para los jóvenes el estímulo va a ser que puedan entrar a los restaurantes ya los antros”, dijo el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís en entrevista con Milenio, aunque no precisó cuándo comenzaría a operar la medida.

Sergio González Romero, secretario de Salud de Durango, también comentó que se valora solicitar el certificado de vacunación para asistir a establecimientos.

Te puede interesar: CDMX en naranja: ‘A la gente ya no le importa el semáforo covid’

“Sería como un boleto de entrada”, dijo el funcionario en conferencia de prensa este martes.

El gobernador de Jalisco Enrique Alfaro anunció nuevas medidas para enfrentar la tercera ola del coronavirus, entre ellas, el cierre de bares y antros, y la suspensión de eventos masivos con más de 300 personas durante todo agosto.

También la reducción del aforo en restaurantes dal 50% de cupo, mientras que en salones de eventos cerrados se redujo a 150 personas y en abiertos a 300 personas.

En los hoteles se mantendrá el aforo del 80% de ocupación, pero se disminuye los aforos en áreas comunes al 50% y en los estadios se reduce la entrada al 33% de cupo con el uso obligatorio de cubrebocas. “Los partidos en los que los aficionados no porten el cubrebocas se determinará la cancelación de la entrada de gente a estadios de los equipos que no cumplan la medida”, se anunció.

El alcalde de Mazatlán, Sinaloa, Luis Guillermo Benítez Torres, anunció que la próxima semana las plazas, centros públicos de diversión y de servicios, solicitarán el certificado de vacunación contra covid-19 a los habitantes locales. 

Sin embargo, aclaró que hasta el momento los turistas nacionales y extranjeros quedan exentos de esta medida, ya que aún se desconoce en qué estados y países ya se comenzó la vacunación a la población en general.

Las autoridades municipales detallaron que realizarán operativos en plazas públicas, restaurantes y centros comerciales, con el fin de revisar que la gente que esté en estos espacios cuenta con su certificado de vacunación, en caso de que no suceda así, invitarán a las personas a desalojar el espacio y el dueño del lugar será amonestado. 

Varias personas descansan en una plaza pública de México. Foto:Carlos Ramírez/EFE.

En Culiacán, Sinaloa, también se solicitará que las personas mayores a 18 años cuenten con un certificado de vacunación para entrar a bares, cines, cantinas, discotecas, restaurantes, entre otros espacios públicos y privados.

Othón Herrera y Cairo Yarahuán, secretario del ayuntamiento, aseguró que se estudia aplicar esta medida para los alumnos que vuelvan a clases presenciales. 

Mientras, en Quintana Roo, las plazas comerciales ya solicitan una prueba negativa a SARS-CoV-2 o el comprobante de vacunación, así lo anunció, el 20 de julio de este año, el gobernador Carlos Joaquín González. La medida comenzó a aplicarse, en Cancún, desde este 26 de julio.

En el Estado de México, a partir del 26 de julio, se redujeron los aforos de plazas comerciales, zoológicos y espacios públicos, con el fin de contener el aumento de contagios. Además, la entidad retrocedió al color naranja del semáforo epidemiológico.

-Con información de EFE.