Una pregunta ‘sin razón’ y mesas ‘perdidas’ bajan la participación en la consulta popular
Sección 4549 Calle Juan Sánchez Azcona, 432, Narvarte Poniente, Benito Juárez, Código Postal 03020, Benito Juárez, Ciudad De México

La desconfianza hacia las instituciones del gobierno y la idea de que la justicia no se puede poner a discusión generó un gran absentismo en la consulta popular que se llevó a cabo este domingo, en torno a si se deben investigar decisiones políticas del pasado y así resarcir los derechos de quienes se vieron afectados.

Si bien las personas que votaron y las que no votaron coincidían en que se debe castigar a exfuncionarios que incurrieron en presuntos delitos, el segundo grupo no consideró que la consulta impulsada por organizaciones sociales, respaldada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), pudiera ayudar a este fin y también rechazó que la impartición de justicia se pusiera a votación.

No hay razón que valga para preguntarle a la gente si se debe o no aplicar la ley”, dijo Alejandro Hernández, habitante de la alcaldía Miguel Hidalgo. “Me pongo en los zapatos de personas que han sufrido un asalto en su vivienda o que les ha pasado cualquier tipo de falta a la ley, no creo que estén de acuerdo en que un ministerio público le deba preguntar a la colonia o la ciudad si están de acuerdo en que se aplique la ley a quienes los agredieron”.

Te puede interesar: Así se da la consulta popular en la CDMX

En un inicio, el presidente López Obrador había propuesto que la pregunta de la consulta se refiriera explícitamente a enjuiciar a los últimos cinco expresidentes desde 1988 por distintos hechos registrados en sus sexenios, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) intervino y rediseñó el cuestionamiento, de manera que no se mencionara a nadie en específico, para así proteger la presunción de inocencia de los exmandatarios.

Los ciudadanos respondieron la siguiente pregunta: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Baja participación

Este domingo desde las 8:00 horas comenzaron a operar más de 56 mil mesas receptoras en todo el país para que la gente emitiera su opinión; sin embargo, fue notable la baja participación ciudadana, que por la noche, el INE informó que rondó entre 7.07 y 7.74%.

Funcionarios electorales y participantes consultados por La-Lista consideraron que este fenómeno se debe a que el propio INE no le dio mucha difusión a la consulta popular, la pregunta era poco clara, el alza de contagios de Covid-19, el desinterés de la población y que las mesas receptoras de los votos estaban muy lejos de los domicilios de algunas personas.

“A comparación de las elecciones del 6 de junio ha estado muy lento, ha habido poca participación”, mencionó Sofía Gurría, presidenta de una mesa receptora en la alcaldía Benito Juárez. “Hubo falta de difusión (de este ejercicio) y por el contrario, había comentarios negativos acerca de la consulta, aunque sí se hizo con los estándares del INE y los ciudadanos estamos participando”.

Por otra parte, las personas que decidieron no votar también dejaron ver que su absentismo se originó por la falta de confianza en las instituciones de procuración e impartición de justicia.

“No creo que las leyes estén para consulta, no sé en qué afecta o en qué beneficia la consulta: si se sabe (que los expresidentes) cometieron un delito, no se necesita la consulta, la ley se tiene que aplicar con o sin consulta”, señaló Carlos Romero, habitante de Chimalhuacán, Estado de México.

Te sugerimos: Los promotores de la consulta buscan formar un tribunal del pueblo para juzgar los gobiernos pasados

El descontento ciudadano impidió que se cumpliera la meta del 40% de la lista nominal, es decir, los 37 millones de votos para que este ejercicio fuera vinculante y apenas se registraran poco más de 6.7 millones, aunque el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, afirmó que independientemente de los resultados del ejercicio, se va a crear una comisión de la verdad para investigar a los funcionarios de gobiernos pasados, incluidos expresidentes.

Un ejemplo de la baja participación ciudadana del domingo se dio en una mesa receptora en Avenida Universidad 2014 en la alcaldía Coyoacán, donde hasta las 14:00 horas votaron alrededor de 350 personas de las 4,500 que se tenían en las listas. Otro ciudadano de una mesa receptora en Avenida Río Mixcoac 234 dijo que apenas una octava parte de las personas que votaron en las elecciones del 6 de junio participaron el domingo.

En tanto que hacia el mediodía, en la mesa donde participó el presidente nacional de Morena, Mario Delgado en Iztacalco, las urnas apenas sumaban unas 50 papeletas cada una de las más de 3 mil que se esperaban. En tanto que al cierre de la jornada, en una de las mesas de Polanco sumaron apenas 79 votos de más de 3,500, 2.15%.

Sin embargo, conscientes de que la jornada no tendría la convocatoria que hubo en junio pasado, algunos ciudadanos trataron de darle otro sentido a su participación. Alberto, quien opinó en la misma mesa que el dirigente de Morena, celebró que se tratara de una forma de emitir su opinión y que se conociera públicamente y de forma masiva. “Aunque sea como un castigo simbólico”, afirmó

Para María Cristina Fuentes, maestra universitaria que votó en la colonia Condesa, si bien el resultado difícilmente alcanzará el mínimo de 40% para ser vinculante, es útil como una forma de educar a los ciudadanos para involucrarse en lo que pasa en el país.

“Necesitamos más ejercicios como estos, es un derecho que no debemos perder y la única forma de conservarlo es participando”, sostuvo.

En el mismo tenor, Miguel Cachoa, vecino de Polanco, consideró que la participación es una experiencia valiosa como ciudadano y que la consulta popular de este domingo se trató de una oportunidad que debió aprovecharse. “Ya están haciendo la inversión y todo esto”, comentó.

Mesas ‘perdidas’

“Las pusieron como para no encontrarlas”, reprochó Dolores Villarreal, vecina de la colonia Condesa en la Ciudad de México, en una llamada telefónica con un familiar.

La mesa receptora que le correspondía estaba a unos 100 metros de donde caminaba, sobre la calle de Campeche, pero ella no lo sabía.

A diferencia de la elección del pasado 6 de junio, cuando cada sección electoral tuvo su propia casilla, la consulta popular de este domingo 1 de agosto integró de tres a seis secciones por mesa, por lo que muchos ciudadanos no pudieron participar en el mismo lugar donde habían votado un mes atrás sino que tenían que ubicar la nueva sede, reprochó al mediodía el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, luego de emitir su opinión.

Incluso, según reportó el comité ciudadano promovente de la consulta, hubo cambios en la ubicación de las mesas de última hora en la página de internet del INE.

La poca afluencia de ciudadanos se dio “porque no les interesa participar en un ejercicio democrático, porque no estamos acostumbrados y porque hay muchos problemas con las casillas, no las encuentran o están muy lejos y ya no vienen”, coincidió Susana Ramírez, observadora de la consulta popular en el sur de la Ciudad de México.

Otro factor que desalentó la participación fue la ausencia de casillas especiales para que las personas pudieran participar fuera de su localidad de residencia, razón por la cual el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, de gira por Nayarit el domingo, no se sumó a la consulta. Un grupo de mujeres originarias de Ixtapaluca reprochó que no pudieron emitir su opinión en la consulta en Iztacalco, donde ellas trabajan.

A ello se sumó el retraso en la apertura. De acuerdo con funcionarios electorales consultados por La-Lista, las aperturas ocurrieron con ente 10 y 20 minutos de demora por la falta de algún integrante, por lo que se tuvo que llamar a los suplentes.

Te podría interesar: ¿Qué opina la gente sobre la consulta popular?

En las elecciones intermedias del pasado 6 de junio alrededor del 52% de la población salió a emitir su voto para renovar más de 20,000 cargos públicos, pero este domingo muchas personas prefirieron acudir a parques, restaurantes, centros comerciales y otros espacios públicos para estar en familia, o simplemente quedarse en su casa.

“Yo no fui a votar porque la consulta me parece sin fundamentos, creo que todos los presidentes roban y ese dinero que se gastó en esta encuesta lo hubiera utilizado para ayudar a todas las empresas que quedaron afectadas por esta pandemia y también a los niños que están luchando contra el cáncer”, señaló Vicky González, habitante de Coyoacán.

Tras la celebración de esta primera consulta popular sobre hechos ocurridos en el pasado, la población que no emitió su voto pidió a las autoridades que, más allá de los resultados, se investiguen los delitos de sexenios anteriores y los que se hayan cometido en la actual administración.

“Más que estar pensando en castigar o enjuiciar al pasado se debería estar haciendo algo para que (los presuntos delitos) no se vuelvan a repetir, esa fue la razón por la que yo decidí no ir a votar”, dijo Ana Contreras, residente de Tlalpan. “No creo que tenga sentido irnos a la historia cuando no va a ser la primera vez que roban y finalmente no pasa nada”.