Homún se atrinchera y acusa falsificación de estudios para la granja de cerdos

Dos audiencias aplazadas y el futuro de sus hijos en riesgo ha llevado a los habitantes del pueblo maya de Homún a levantar la voz y manifestarse en la carretera Homún-Huhí para mostrar, una vez más, su rechazo ante la granja porcícola que el grupo Kekén pretende reactivar en el área. 

Este 26 de agosto se tenía como segunda fecha, tras el aplazamiento inicial, para que el juez segundo de Distrito, Rogelio Leal Mota, resolviera respecto a la posible revocación a la suspensión de la Granja PAPO, sin embargo, el se anunció que se establecerá una nueva fecha para dar a conocer la decisión.

Ante esta situación, los pobladores quienes se encontraba, con mantas y atrincherados en la entrada del camino que lleva a la granja, se proclamaron en contra no solo de esta sino también de la decisión del juez, asegurando que “el pueblo ya decidió” que no quiere en Homún esta granja de cerdos que significa descargas de contaminantes que afectan directamente la flora y la fauna de la zona, así como los cenotes de la región. 

“Ya son muchas las veces que hemos estado atentos a lo que se dice en los juzgados, los tribunales o en la Suprema Corte. Esas decisiones que toman los de arriba, muchas veces no consideran lo que pensamos los de abajo. Se lo hemos dicho en distintas ocasiones: no queremos la granja. Creímos que era mejor esperar, que se respeten las leyes, pero no”.

“Les recordamos también que a nosotros nadie nos preguntó si estábamos o no de acuerdo, aunque tenían la obligación de pedir nuestro permiso. Entonces fuimos a decirles a los jueces, a las instituciones y al gobierno lo que decidimos, y hasta ahorita tampoco han querido reconocer nuestra decisión”. explicó en un comunciado Kanan ts’ono’ot, Representante de la Infancia de la comunidad. 

A su vez, la comunidad señaló que se encuentra cansada de que se ha hecho caso omiso a su decisión y de que se ha ignorado el hecho que la Reserva del anillo de los cenotes es un área natural protegida. 

Finalmente, Kanan ts’ono’ot hizo un llamado a las autoridades de la UNAM para ayudarles demostrar que el documento presentado por PAPO y supuestamente avalado por la Dirección de Obras y Conservación de la universidad, en el en el que se menciona que la Planta de Tratamiento cumple con las normas y por lo tanto no generaría contaminación, es falso.