El Gobierno de AMLO pide más dinero para migración y refugiados para 2022
Foto: Twitter @INAMI_mx

Casi 60 millones de pesos más para el Instituto Nacional de Migración (INM), una de las principales instituciones de México para la gestión de los flujos migratorios. De los 1,603,050,997 pesos del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PEF21) a 1,662,450,084 en el de Proyecto para 2022 (PPEF2022), un aumento del 3.74%. Este es el principal incremento de la partida destinada al “Servicio de migración y política migratoria” de la Secretaría de Gobernación, que para 2022 se propone de 1,763,425,212 pesos. 

Para la atención a los refugiados, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) pasa de 44,427,552 pesos en el PEF21 a 45,667,372 en el PPEF2022. Sin embargo, el coordinador general de la Comisión, Andrés Ramírez, explicó a La-Lista, en una entrevista el 1 de septiembre, que “hay un proceso de fusión con la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, que en cualquier momento se mandará a publicar al Diario Oficial de la Federación, y ahí el presupuesto real subirá”. Esto significa que los 58 millones 272,674 pesos presupuestados para esa dependencia, en la partida “Servicio de migración y política migratoria”, se sumarían al presupuesto de la Comar. 

A ello, se añaden unos 80 millones más que la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) aportará a la Secretaría para la contratación de personal, explicó Ramírez. Es decir, el presupuesto para la atención a refugiados rondaría los 184 millones de pesos y el de Servicio de migración y política migratoria, los 1,705 millones de pesos.

Con ello, el Gobierno de México responde al auge migratorio que ha vivido el país en la frontera sur este 2021. Ramírez aseguró que la Comisión está “rebasada” por el aumento de solicitantes de asilo respecto del año pasado. “(Más dinero) nos daría soporte importante pero es el cuento de nunca acabar. El presupuesto tiene que ver con el crecimiento de gente que llega y es casi imposible tener la bola mágica para saber cuándo van a venir”, aseguró.

En 2020 hubo 41,155 solicitudes de asilo. En 2021, hasta agosto, 77,559. Se espera llegar a las 100,000. El coordinador general lo atribuyó a la llegada de migrantes haitianos, sobre todo, porque optan por solicitar refugio aunque por sus condiciones y países de procedencia, la mayoría no cumplen con los requisitos para que se les reconozca este estatus, pero tampoco se les puede devolver a su país por la situación en la que se encuentra después del sismo del 14 de agosto. Desde 2020, los haitianos han desbancado a El Salvador como la segunda nacionalidad con más solicitudes de refugio, después de Honduras. Hasta agosto, hubo 18,883.

Desde Gobernación, el dinero público invertido en la gestión de los flujos migratorios lo completa la partida para la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, con 37,948,975 pesos, poco más de 2 millones adicionales respecto de 2021.

En la Comisión Nacional de los Derechos Humanos también se aumenta el presupuesto en la partida para “Atender asuntos relacionados con las personas migrantes, así como impulsar las acciones de promoción en la materia”, con 105,558,894 pesos, un aumento de más del 20% de los 87,860,184 pesos de 2020.