Arquitecto y amante de los perros, el ganador del palco en el Estadio Azteca
El Sorteo del 15 de septiembre ofreció el acceso a un palco en el Estadio Azteca. Foto: Cortesía / Lotenal

Luis Antonio Beltrán Leyva tiene cinco perros: el Güero, Bambi, Negrita, Palomita y Sandy.

“A mí lo único que me gusta son los perros, me aficionan los perros”, dice. “Me gusta rescatar los perros de la calle, inclusive tengo tres. De naturaleza siempre me han gustado rescatarlos , no me gusta verlos que andan en la calle”, dice en entrevista para La-Lista.

Sí a los perros. Pero el futbol no. Luis Antonio es el ganador del derecho a usar el palco A-37 en el Estadio Azteca que se puso en juego la semana pasada en el Gran Sorteo Especial 248 de la Lotería Nacional (Lotenal), con motivo del 15 de septiembre. Y no quiere el premio.

De acuerdo con Lotenal, el resto de los 21 ganadores no han reclamado alguno de los premios, por lo que este jueves, la dependencia los invitó para cumplir el trámite, para lo cual aún disponen de 51 días.

Entre los premios sorteados en el marco del aniversario del Grito de Independencia se encuentran una casa en el Pedregal de San Ángel, Ciudad de México; un rancho en Xochitepec, Morelos; un departamento en Acapulco, Guerrero; o una casa en Culiacán, Sinaloa. En total, 22 propiedades por un monto de 250 millones de pesos.

Para promocionarlo, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los recursos obtenidos por la venta de los 2 millones de “cachitos” se destinarían a atletas mexicanos que participaron en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 en julio y agosto pasados.

Antonio acudirá la próxima semana a la Ciudad de México, donde dice tener un departamento, para realizar el trámite para obtener su premio, el primero que gana en también la primera vez que juega a la lotería.

“Son más de 20, 25 millones de pesos, poquito o mucho, a mí la verdad no me interesa. Veinte millones de pesos se acaban en un mes. Si le ayudas a todo Monterrey, pues se va. Pero hay que empezar por algo humilde, algo digno, sencillo”, insiste.

En una entrevista difundida el jueves, afirmó que donará el premio para alguna asociación en beneficio de personas con discapacidad.

Por ahora, en sus planes se encuentra entregar parte del premio para la Parroquia de la Santísima Trinidad a la entrada de la colonia Valle Lincoln, donde reside actualmente el también arquitecto. ¿El motivo?

“Porque son los únicos donde no puede haber atropellos ni nada en cuanto a que se guarden el dinero, se lo roben y así. Yo nada más porque se lo quiero donar para que donen a todo el pueblo de García, Nuevo León”, comenta.

Y a pesar de que no le gusta el futbol, dice que alguna vez hace unos años conoció el Estadio Azteca. “Con la pandemia hace dos años que no sabemos nada”, dice.