Emilio Lozoya se queda en el Reclusorio Norte por riesgo de fuga
Emilio Lozoya a su arribo al juzgado del Reclusorio Norte. Foto: Ariadna Lobo/La-Lista

Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue encarcelado en el Reclusorio Norte, luego de que un juez concedió prisión preventiva justificada en su contra por riesgo de fuga, como ya lo hizo cuando se giraron las órdenes de aprehensión por los casos Odebrecht y Agronitrogenados.

La determinación del juez José Artemio Zúñiga se dio al considerar que existía riesgo de fuga y tras la petición de la Fiscalía General de la República (FGR) de cambiarle la medida cautelar, pues hasta ahora portaba un brazalete, acudía a firmar mensualmente y entregó su pasaporte.

Este miércoles y luego de meses, Lozoya enfrentó la audiencia por el caso Odebrecht, que involucra sobornos millonarios a tres expresidentes, legisladores y exfuncionarios federales.

Alrededor de las 9:00 horas y en medio de empujones, Emilio Lozoya entró al juzgado del Reclusorio Norte, acompañado de su defensa encabezada por el abogado Miguel Ontiveros y su madre.

La audiencia inició alrededor de las 10:00 horas y sus abogados solicitaron al juez José Artemio Zúñiga Mendoza 60 días más de prórroga para el cierre de investigación complementaria, una más a las que ha pedido en los últimos meses, por una diligencia en Brasil, la cual necesitan para aportar pruebas.

La FGR se opuso a la solicitud por considerar que esos documentos ya se encuentran en la carpeta de investigación, por lo que pidió cerrar la etapa complementaria.

El juez sólo autprizó un mes de prórroga, el cual concluirá 3 de diciembre. Instó a la institución a cargo de Alejandro Gertz Manero a que agote los medios para obtener ese dato de investigación y adelantó que no va a permitir que se aplace más.

La FGR, respaldada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y Pemex, solicitó que Emilio Lozoya sea sometido a prisión preventiva justificada ante el riesgo de que pueda escapar, por lo que la defensa pidió un receso.

La UIF argumentó que el exfuncionario peñista tiene 2 millones de euros en una cuenta, lo que podría facilitar su salida del país, además que tiene varias investigaciones abiertas en contra que pueden ser judicializadas.

Argumentaron que con las actuales condiciones para el criterio de oportunidad que tiene Lozoya, no se cubre la reparación del daño, el cual asciende a 7 millones de dólares, por lo que sin ello, no puede apegarse a esta figura.

Luego del receso decretado por el juez, Lozoya pidió el uso de la voz y reiteró que es inocente y que está llegando a un acuerdo con las autoridades para reparar el daño, “aunque no haya tenido responsabilidad”.

Desde su detención en Málaga, España, en febrero del 2020, y su extradición a México, en julio de ese año, el caso es cuestionado por el manejo que le da la Fiscalía General de la República.

Al llegar a México, la defensa de Lozoya argumentó que le diagnosticaron anemia y problemas de esófago, por lo que, en vez de presentarse ante un juez en el Reclusorio Norte, fue hospitalizado y tuvo su primera audiencia a través de una videoconferencia.

El escándalo más reciente y que causó indignación fue una imagen del exfuncionario cenando con amigos en un lujoso restaurante de la Ciudad de México en octubre pasado.

La Fiscalía tuvo que hacer referencia a que Lozoya no tenía arresto domiciliario, sino un brazalete electrónico que permitía conocer su ubicación, además que no podía salir de la Ciudad de México.

El exfuncionario del gobierno de Enrique Peña Nieto recibió al menos 10 millones de dólares de sobornos de ejecutivos la empresa brasileña Odebrecht, según declaraciones bajo juramento realizadas por un directivo de la empresa ante la Fiscalía de Brasil, a las que tuvo acceso Quinto Elemento Lab.

El caso Odebrecht involucró pagos de sobornos a expresidentes y políticos en, al menos, 10 países en tres continentes a cambio de obtener contratos en favor de la empresa brasileña; han sido documentados por la investigación judicial operación Lava Jato, en Brasil.

Emilio Lozoya Austin también está vinculado a proceso por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita relacionados con la venta a sobreprecio de la planta “Agronitrogenados” a Pemex.

Hasta hoy sólo había un detenido por el escándalo de Odebrecht, el exsenador Jorge Luis Lavalle, del PAN.