Ya no hay corrupción tolerada ni nepotismo en el Poder Judicial: Arturo Zaldívar

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, aseguró este miércoles que ya no hay corrupción tolerada y que se ha erradicado el nepotismo en el Poder Judicial.

“Puedo afirmar categóricamente que en el Poder Judicial de la Federación ya no hay corrupción tolerada, ni institucionalizada. Ya no hay corrupción avalada o auspiciada desde arriba. Los casos de corrupción que existen son aislados y no obedecen más a la existencia de mafias de corrupción que operaban desde dentro”, dijo en su tercer informe de gobierno, al que asistió el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) presentó este miércoles su tercer informe de labores en compañía del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y los representantes de las cámaras, Sergio Carlos Guitiérrez Luna y Olga Sánchez Cordero.

El ministro presidente aseguró que con el nuevo sistema de carrera judicial y el Plan Integral de Combate al Nepotismo, esta práctica se ha erradicado.“en todos los órganos jurisdiccionales. No existe actualmente ningún juzgado o tribunal en el país en el que el titular tenga familiares trabajando para él o para ella, ni en un esquema de nombramientos cruzados”, aseguró

De acuerdo con el ministro, el padrón de relaciones familiares del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) reportó una disminución del 11% en las vínculos familiares entre juzgadores y empleados que inician una carrera en el Poder Judicial de la Federación (PJF).

En sesión solemne, Zaldívar inició su informe recordando los ejes que planteó hace tres años, cuando asumió la presidencia de la Corte y aseguró que el Poder Judicial enfrentaba un importante problema de corrupción, lo cual molestó a muchos y que aún incomoda dijo.

“Las instituciones no se protegen con el silencio y la defensa a ultranza del statu quo. La única manera de superar los problemas es la autocrítica. Reconocer nuestros problemas es un deber de justicia para quienes han padecido la corrupción, pero también para la gran mayoría de servidoras y servidores públicos honestos y honorables. Evidenciar la corrupción, perseguirla y prevenirla, lejos de debilitarnos nos fortalece y reafirma nuestra legitimidad”, expresó.

Arturo Zaldívar también destacó en su informe que la Corte es el primer organismo que cuenta con licencias de paternidad. “A su vez, del total de Magistradas y Magistrados nombrados en esta administración, 43% fueron mujeres, frente al 18% de la administración anterior”, afirmó.

En su informe de labores, dedicó un momento a hablar sobre la reforma judicial del 11 de marzo, que entre otras cosas, permite que cada sentencia, votada por mayoría calificada o de forma unánime, genere precedentes en todo el país, tal como sucedió en septiembre con la inconstitucionalidad de la criminalización de las mujeres y personas gestantes que interrumpen su embarazo, lo que también mencionó el titular de la Corte como uno de los avances.

“El pueblo de México clama por una justicia que históricamente le ha sido negada, y que ha estado siempre al servicio del poder y del privilegio. La transformación de la justicia federal busca saldar esta deuda. Busca revertir este orden de cosas, para que en los juzgados la gente encuentre verdadera solución a sus conflictos y protección a sus derechos”, finalizó el ministro.

El próximo año, Arturo Zaldívar concluye su administración como ministro presidente de la SCJN y en el 2023 terminará su periodo como ministro de la Suprema Corte, luego de 14 años