El director de la Policía de Irapuato es destituido tras agresiones en marcha feminista
El director de la Policía fue destituido por el uso excesivo de la fuerza en la marcha feminista. Foto: Especial

Omar Jaramillo Mariscal, director de Seguridad Pública de Irapuato, en Guanajuato, fue destituido del cargo luego de la violencia ejercida durante la marcha feminista del pasado 1 de mayo, donde 28 mujeres fueron detenidas, entre ellas se encontraban cinco menores de edad.

En lugar del director Omar Jaramillo Mariscal llegará a suplirlo el comandante J. Reyes Méndez Jiménez, “quien es un elemento con años de experiencia dentro de la corporación”, según Lorena Alfaro García.

A través de un video difundido en redes sociales, Lorena Alfaro García, alcaldesa de Irapuato, determinó que el director fuera destituido del cargo por la represión policial en la marcha de Irapuato contra la violencia y los feminicidios.

“Estoy en contra de aquella (violencia) que se ejerce desde el mal uso de la fuerza pública; la restauración del orden público no puede ser argumento para violentar los derechos humanos de las mujeres”, expresó.

Además, destacó que se está trabajando en colaboración con las autoridades competentes, como la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, la Procuraduría de Derechos Humanos y la Unidad de Asuntos Internos Municipal para esclarecer los hechos y determinar responsabilidades.

“Los actos de autoridad fuera del marco de la ley deben ser reconocidos y sometidos a un riguroso escrutinio que derive en sanciones ejemplares. Se está realizando una exhaustiva revisión al reglamento que en su momento propuso la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato para garantizar la libre expresión y el buen desarrollo de las futuras manifestaciones”, menciono.

Asimismo explicó que se lleva a cabo una revisión del reglamento propuesto por la Procuraduría de Derechos Humanos de Guanajuato para garantizar la libre expresión y el buen desarrollo de futuras manifestaciones. Esto se presentará en la próxima sesión del Ayuntamiento.

Y Alfaro García de nueva cuenta reiteró su “compromiso de ser un gobierno cercano un gobierno sensible y de puertas abiertas que impulsa el diálogo franco, abierto y respetuoso entre las autoridades y la ciudadanía” para que el actuar de su administración siempre sea por la lucha y defensa de todas las mujeres.

El 1 de mayo la colectiva Irapuato Feminista (Resistencia Radical Irapuato) dio a conocer que fueron detenidas 28 mujeres, entre ellas cinco menores de edad.

Irapuato Feminista hizo un llamado a todas las colectivas mexicanas para unirse y evitar este tipo de actos y acusó que algunas de las detenidas fueron encerradas en la presidencia municipal, mientras que otras fueron “golpeadas y asfixiadas”.

En otra publicación, Irapuato Feminista agregó que durante la marcha “salió el comandante y les manifestó que si no se calmaban (las manifestantes) las iban a violar, les iban a ‘mochar la cabeza’ y las iban a tirar al río, nos comentan familiares de las compañeras detenidas. Te responsabilizamos Lorena Alfaro por lo que pueda suceder con nuestras compañeras”.

En distintos videos y fotos difundidos de la marcha contra violencia y feminicidios por varias calles de Irapuato, se muestra cómo las autoridades sometían a golpes a las manifestantes para después detenerlas.

La marcha había sido convocada de manera pacífica por grupos feministas para exigir justicia ante los diversos actos de violencia contra las mujeres y gritaban consignas relacionadas con el movimiento.