Alcocer: ‘no es oportuno ni aconsejable’ suspender servicio de médicos pasantes
Jorge Alcocer, secretario de Salud federal. Foto: Gobierno de México.

Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud, consideró que no es aconsejable retirar a los médicos pasantes de sus residéncialo de servicios sociales, ya que e sus elemento necesario para la formación de los estudiantes. 

Las declaraciones del funcionario se dan luego de que hace unos días asesinaran a Eric Andrade Ramírez, un joven de 24 años que realizaba sus prácticas médicos en Pueblo Nuevo, Durango.

“No es oportuno, no es aconsejable el que se suspenda ese proceso de formación tan importante que tienen los médicos jóvenes que están a punto de recibirse”, detalló Alcocer durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador

Aseguró que dichas prácticas son necesarias, ya que es un elemento académica indispensable y ayuda a que los estudiantes terminen su aprendizaje.

“Los pasantes, internos, los jóvenes que tiene que terminan su aprendizaje con prácticas  presencia social en las diferentes instancias, no solo centros de salid, también hospitales, esto es, por lo tanto, una necesidad académica que, en principio, no se puede cancelar”, añadió. 

Sin embargo, aclaró que se revisarán las condiciones de seguridad, ya que no es viable que aquellas que tengan “pocas condiciones de seguridad” se queden sin asistencia médica.

Alcocer lamentó la muerte del pasante en Durango y recordó que el caso se dio luego de que una persona herida de bala ingresara al hospital y fuera atendida por el joven de 24 años; sin embargo, posteriormente ingresaron sujetos armados al hospital y atacaron al médico. 

Luego del ataque, asociaciones de médicos exigieron a las autoridades que los médicos pasantes sean resguardados sobre todo en zonas dominadas por la violencia.

Mientras, el 15 de julio, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) canceló el envío de residentes de Medicina a la comunidad de San Juanito, municipio de Bocoyna, tras la ola de violencia y el asesinato de la anestesióloga Masiel Mexia Medina.

El Gobierno mexicano registró mil 004 víctimas de feminicidio en el país en 2021, un 2.66% más que en 2020.