La tragedia vuelve a Coahuila: 10 mineros quedan atrapados en un pozo de carbón
Familiares de mineros cerca de una mina de carbón luego de un derrumbe que dejó -hasta el momento- a nueve mineros atrapados, en la zona de Agujita, municipio de Sabinas, estado de Coahuila, México, el 3 de agosto de 2022. (Foto de Marcos Gonzalez / AFP)

La zona minera en el estado de Coahuila volvió a ser el escenario de un siniestro, al quedar atrapados 10 mineros al interior de un pozo de extracción de carbón en la comunidad de Agujitas, municipio de Sabinas, una región que surte a las plantas carboeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad.

A las 13:35 horas de este martes se presentó la inundación en uno de tres pozos comunicados en una mina de arrastre, donde se presentó una inundación, lo que provocó el reblandecimiento de las paredes, ocasionando que los trabajadores quedaran atrapados, informaron la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Las familias de las víctimas reclamaron ante los medios de comunicación que sus seres queridos trabajaban sin medidas de seguridad, mientras la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indicó que no había antecedentes de accidentes.

El pozo donde ocurrió el desastre se encuentra a nombre de Cristian Solís Arriaga y está ubicado en una región donde la producción de carbón se vende a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), informó Miguel Riquelme, gobernador del estado, quien está a un año de concluir su mandato.

“Esa región vende carbón a CFE y derivado de ello, muchas veces se dan compras o subcontratos en esta zona, que es algo que yo señalé en su momento”, dijo el gobernador a Milenio Televisión.

Cristina Auerbach, vocera de la organización Pasta de Conchos dijo a La-Lista que este pozo en realidad pertenece a Régulo Zapata Jaime, un político y empresario de la región.

Zapata Jaime es señalado como propietario de la empresa Infraestructura Minera Catamaco y de la compañía Minera Magenta, que recientemente fue beneficiada por la CFE con contratos por 50 millones de pesos, publicó la periodista Katya González, de El Coahuilense.

Hasta la noche del martes ninguno de los dueños se presentó en el lugar del siniestro, según reportaron medios nacionales.

El valor de la producción de la industria minera en Coahuila en 2020 fue de 30 mil 194 millones 356 mil pesos y para el primer trimestre de 2022 más de 9 mil personas trabajaban en este sector, de acuerdo con cifras oficiales.

La importancia de la minería no se ha traducido en seguridad para sus trabajadores. El caso más letal fue el de Pasta de Conchos, en el municipio de San Juan de Sabinas, donde 65 mineros quedaron atrapados y otros 11 resultaron lesionados por una explosión que derivó de una acumulación de gas metano, el 19 de febrero del 2006.

Ahora, 16 años después y a 25 kilómetros de distancia, en el municipio de Sabinas, más familias exigen a las autoridades que salven a sus familiares. Cristina Auerbach acusó que el pozo carbonífero donde quedaron atrapados los nueve trabajadores es “ilegal” porque no contaba con medidas de seguridad para los empleados.

“Nosotros a este tipo de eventos los llamamos siniestros porque obviamente no habían condiciones para trabajar ahí. La foto que subimos a las redes sociales de Twitter corresponden al pozo y si te fijas ni siquiera tiene las paredes construidas, es un hoyo, y así hay tres hoyos juntos que tienen una profundidad más o menos de 65 metros y se inundan hasta los 30 metros”, criticó Auerbach.

La defensora de derechos humanos criticó que durante el actual sexenio la Secretaría de Trabajo, responsable de hacer inspecciones a las minas para garantizar que cumplan con medidas de seguridad, ya no le permitió acudir a estas zonas extractivas para verificar que los trabajadores no corran riesgos.

Según Auerbach, la revisión de minas es una tarea que realizaba semanalmente con los inspectores de la STPS, pero en el actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ya no le permitían acudir a los recorridos sin darle una explicación.

“Si tienes tres pozos que ya tienen 65 metros de avance sin estar construidos debidamente, significa que la Secretaría del Trabajo nunca estuvo ahí y no estuvo porque no tienen los suficientes recursos ni los inspectores para inspeccionar las minas de carbón, y porque nos negaron a nosotros como organización, me negaron a mí, Cristina Auerbach, el documento que me acredita para estar en las inspecciones”, dice la representante de Pasta de Conchos.

Siniestros en las minas de Coahuila, una constante

Los derrumbes de minas en Sabinas, Coahuila han sido una constante. Tan solo en el municipio de Sabinas, donde se registró el colapso este martes, 11 personas han muerto y seis han resultado lesionadas en 15 siniestros, registrados entre 2010 y 2021, según la Secretaría de Economía en respuesta a una solicitud de información hecha por un ciudadabo (Folio 330025922000317)

Cristina Auerbach dice que la organización Pasta de Conchos recibe al menos una queja semanal por las malas condiciones en las que trabajan los mineros en la entidad.

“Esta es un área que nosotros mismos con algunos inspectores la nombramos como ‘La Milpa’, así la conocíamos porque empezaron a salir pozos de carbón como si fuera una milpa, era una cosa impresionante, como hongos salían pozos de carbón”, señala.

Autoridades anuncian acciones por derrumbe de mina en Coahuila

Cuatro horas después del derrumbe de la mina en Coahuila, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó los hechos en sus redes sociales. El presidente informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desplegó a sus elementos para aplicar el Plan DN-III en el derrumbe de un pozo minero en Coahuila.

La STPS también emitió un comunicado de prensa donde informó que el pozo donde están atrapados los mineros comenzó a operar a inicios del 2021 y no había antecedentes de una queja.

“El accidente ocurrió cuando trabajadores en el desarrollo de sus actividades de excavación, se toparon con un área contigua llena de agua, que al derrumbarse provocó una inundación, dejando atrapados a un grupo de mineros. Esta mina inició operaciones en enero de este año y a la fecha no se tiene antecedente de denuncias por algún tipo de anomalía”, informó la STPS.

Luisa María Alcalde, secretaria de Trabajo y Previsión Social, también informó en sus redes sociales que integrantes de su institución se trasladaron al derrumbe de la mina en Coahuila para colaborar con el rescate y la atención de las víctimas.