Xóchitl Gálvez reconoce que grabó casa gris en Houston; ‘no esté husmeando’, le dice hijo de AMLO

La senadora del PAN, Xóchitl Gálvez, reconoció que acudió a Houston a grabar la llamada “casa gris” en la que vivió el hijo del presidente, con quien se confrontó por esto a través de Twitter.

Primero, el hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, José Ramón López Beltrán, reclamó públicamente a la senadora Xóchitl Gálvez y a la periodista Denise Maerker, que hayan ido a Houston “con la intención de grabar nuestra casa”.

“Se ve que no quieren dejar de molestar con lo mismo. Dejen de acosar y calumniar con sus telenovelas chafas. Aburren con sus mentiras”, reclamó López Beltrán.

Sin embargo, del equipo de Maerker le aclararon: “No sé quién te esté grabando José Ramón porque ni yo ni mi equipo estamos, ni hemos estado, en Houston”.

En cambio, la senadora panista reaccionó: “¿La Casa Gris es su casa? Pensé que era de Keith Schilling, quien era alto directivo de #BakerHughes.Ustedes se la pasaron negando que tenían una relación con él. Hoy, confirmo que sí se conocen y siguen teniendo contacto”.

Lo anterior, pues el hijo de AMLO ya vive en otra casa, también en Houston, pero le habrían reportado el movimiento afuera del lugar donde vivió, lo cual desató un escándalo en México, no sólo por su modo de vida sino porque pertenecía a un alto directivo de una empresa que es contratista de Pemex.

“Qué bueno que esta señora admite su irresponsabilidad. Deje de acosarnos y de acosar a gente ajena por meterse en propiedad privada. Hace más de dos años que no vivimos en ese lugar (la casa gris). No tenemos nada que esconder ni de que avergonzarnos”, le respondió López Beltrán a la senadora del PAN.

Xóchitl agregó: “Sí, estuve afuera de la Casa Gris. Me responsabilizo de mis acciones, no como usted. Tenga agallas y asuma que incurrió en conflicto de interés al vivir en la casa de un alto ejecutivo de #BakerHughes, empresa que mantiene contratos millonarios con Pemex. Deje de victimizarse”.

Este martes por la tarde, López Beltrán advirtió que se reserva “el derecho a ejercer acción legal alguna” contra Gálvez, pues “no pondré en riesgo la privacidad y la vida de mi familia”.

Anotó que “la empresa Baker Hughes hizo un dictamen serio y profesional con un prestigioso despacho de abogados, donde con cualquier omisión o mentira pudieran ser castigados hasta con cárcel. Léalo y verá que no hubo nada raro en la renta de esa casa“.

No esté husmeando por esos domicilios porque además de ser de mal gusto ir a espiar, se arriesga a una demanda o que la agredan por invadir o husmear en propiedad ajena. Las leyes en Texas como en el resto de los Estados Unidos son muy severas en esos casos”, le dijo a la senadora.

“Sinceramente no creo que sea tan mala persona, solo ignora muchas cosas y trata de hacer chisme y alboroto llamando la atención para sus fines políticos“, añadió.

Uno de los autores de la investigación sobre la casa gris, Raúl Olmos, dijo a La-Lista que “este reportaje desquició al presidente de la República, porque lo sacó, lo movió de ese discurso que había venido manteniendo de austeridad”.  

En el libro Olmos expone que la casa que adquirieron, y en la que viven actualmente Adams y López Beltrán en Houston, “fue con un crédito hipotecario en el mercado alternativo, no en la banca formal sino en un esquema que se utiliza para aquellos que compran una vivienda pero que no tienen forma de comprobar sus ingresos, me llamó la atención, si ella no tiene forma de comprobar ingresos, ¿cómo es que el presidente dice que la señora tiene dinero?”