CIRT condena asesinatos de locutores en Ciudad Juárez y suspenden programación

La Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) deploró y condenó el ataque ocurrido el jueves contra locutores y empleados de una radiodifusora en Ciudad Juárez.

“Manifestamos nuestro más profundo rechazo a toda forma de coacción, intimidación y agresión a periodistas y medios de comunicación, por lo que solicitamos que el Estado instrumente las medidas necesarias para erradicar conductas criminales que deterioran el ejercicio pleno de nuestra labor y quitan la tranquilidad a nuestra sociedad”, indicó José Antonio García Herrera, presidente del Consejo Directivo de la CIRT.

“Claramente observamos que fueron atacados por su labor profesional y como parte de la estrategia del crimen organizado para sembrar pánico entre la población“, señaló.

La CIRT sostuvo que los asesinatos, la desaparición y la violencia contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación “representan la censura más extrema que afecta a la libertad de prensa“.

Cuatro trabajadores de la estación Megaradio de Chihuahua fueron asesinados durante la jornada de ataques que vivió Ciudad Juárez el jueves. Se trata del locutor Allan González; de Lino Flores, del área de Promociones; del gerente de Operaciones, Armando Guerrero, y del escolta Alex Arriaga, quienes transmitían enlaces en vivo desde el establecimiento de pizzas Little Caesars de la Avenida Ejército y Rancho Mesteñas.

A través de redes sociales la radiofusora 860 am de la empresa Megaradio informó que suspenderá programación hasta nuevo aviso, derivado del ataque a los empleados de la estación Switch 105.9 que dejó cuatro muertos. 

“Debido a la lamentable situación de nuestros compañeros de Megaradio, se tomó la desición de suspender programación. Agradecemos sus muestras de apoyo a nuestra familia, el dolor que nos aqueja a todos es inmenso”, informó la radiofusora a través de su página de Facebook.

Los ataques en Ciudad Juárez el jueves dejaron al menos diez personas muertas y 15 heridas, luego de una pugna dentro del penal entre grupos de narco-pandillas, que derivó en la quema de tiendas, restaurantes y gasolineras al exterior.

Al respecto, la gobernadora Maru Campos informó anoche que ordenó que se desplegaran operativos en la ciudad, “toda la fuerza del estado, junto a las autoridades federales y municipales, están enfocados en restablecer el orden y la paz”, además de que lamentó la pérdida de vidas: