Suspenden a 5 policías y denuncian a civiles por matar a osezno en Coahuila
El osezno fue atado y maltratado por pobladores de Castañas, Coahuila. Imagen: Captura de pantalla.

Cinco policías municipales de Castaños, Coahuila, fueron suspendidos de sus labores por 10 días debido a que presenciaron y no detuvieron la tortura y matanza de un oso negro de cinco meses en la colonia Santa Cecilia.

Juan Antonio Garza, alcalde de Castaños, informó que cuatro hombres y una mujer fueron suspendidos de sus labores por no intervenir cuando pobladores de Santa Cecilia amarraron, golpearon, asfixiaron y mataron al oso, todo ello frente a los policías municipales.

Usuarios de redes sociales compartieron videos e imágenes de la agresión contra el animal y pidieron que se haga justicia y se castigue a quienes participaron en el maltrato.

“Creo son alrededor de cinco elementos, es muy importante que se lleve a la práctica una investigación muy minuciosa y si hay culpabilidad por parte de alguno, que se haga lo que se tenga que hacer“, manifestó el alcalde, durante la inauguración de la Clínica Municipal del Bienestar Animal.

En un video publicado en redes, el alcalde indicó que cerca de 20 pobladores fueron quienes realizaron la agresión contra el animal y la situación “se salió de control”.

“La gente asustada o equis, tomaron esas decisiones, tristemente”, dijo Juan Antonio Garza.

Por su parte, Pedro Cárdenas de Hoyos, director de Protección Civil de Castaños, aseguró estar colaborando con todas las dependencias estatales y federales correspondientes para el desarrollo de las debidas indagatorias y deslinde de responsabilidades.

“Bajó el animalito a comer y lo trataron de ahuyentar sin éxito, se les regresó como 300 metros, algo así, y ahí fue donde se asustaron los colonos y optaron por lazarlo y tratar de controlarlo”, apuntó Cárdenas sobre el caso del oso.

Por los hechos, la Fiscalía de Coahuila informó que inició una carpeta de investigación, mientras que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Coahuila presentó una denuncia penal en contra de quienes resulten responsables por el delito cometido contra el oso.

Además, solicitó que se le reconozca como víctima u ofendida, así como coadyuvante, para lograr la procuración e impartición de justicia.

“La Procuraduría ha resguardado el cuerpo sin vida del osezno de 5 meses de edad para su conservación, autopsia y presentación en las diligencias ministeriales correspondientes”, dijo en un comunicado la Profepa.