La federación culpa al ‘Neto’, a Los Mexicles… y al gobierno estatal de la masacre en Juárez
Elementos de la Sedena fueron los primeros en ingresar al Cereso de Ciudad Juárez para contener el motín. Foto: EFE

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y de la Defensa Nacional (Sedena) acusaron a Los Mexicles y a su líder Ernesto Alfredo Piñón de la masacre en el motín del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Ciudad Juárez, Chihuahua, la cual dejó al menos 17 muertos, y de la que también responsabilizó también al gobierno de Chihuahua.

Entre los que se escaparon está Ernesto Alfredo Piñón, este es el líder de este grupo criminal y conocido como ‘El Neto’”, dijo Rosa Icela Rodríguez en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañada del general Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Luis Cresencio Sandoval reveló que el gobierno de Chihuahua, encabezado por Maru Campos, no solicitó el traslado de Ernesto Alfredo Piñón a un penal federal, pese a los antecedentes de violencia y de que se cumplían los requisitos para ello. 

Esta persona (‘El Neto’) fue el que hizo toda aquella situación hace algunos meses en Ciudad Juárez y que fue concentrado a ese Cereso, pero no fue solicitado su ingreso a una área con mayor seguridad a nivel federal. Repito: ese trámite debe ser del estado a la federación, la federación tiene una instrucción de que se tiene que ayudar a los estados para poder sacar a los reos que sean peligrosos o cuando haya exceso a las capacidades, pero en este caso no se tenía”, sostuvo el militar en alusión a los ataques que dejó como saldo 11 muertos y varios negocios incendiados por el crimen organizado.

La federación culpa al 'Neto', a Los Mexicles... y al gobierno estatal de la masacre en Juárez - cereso-ciudad-juarez-motin
Miembros del Ejercito Mexicano resguardan la zona del penal donde se registro una fuga y un motín. Foto: Luis Torres/EFE.

“El despliegue que se tiene al interior es responsabilidad del estado, ellos establecen las condiciones de seguridad”, agregó, al tiempo que resaltó que el penal también tenía sobrepoblación.

Los funcionarios federales detallaron que sumado a las personas asesinadas, 25 reos se fugaron y 15 personas resultaron lesionadas, 14 de la población privada de la libertad y un custodio, durante el motín y ataque en el Cereso de Ciudad Juárez. Además que hay cinco personas que supuestamente apoyaron en la fuga.

El titular de la Sedena explicó que un primer ataque se registró a la entrada del penal Ciudad Juárez, el cual pudo haber usado como distractor para permitir la fuga de los integrantes de la banda de Los Mexicles al evadir la atención del motín que se realizó al interior.

Agregó además que tras la matanza, una revisión al centro penitenciario se hallaron “celdas VIP”, con instalaciones de lujo, una caja fuerte y armas.

Rosa Icela Rodríguez indicó que Los Mexicles son afines al Cártel del Caborca, un grupo criminal que trabaja para Rafael Caro Quintero en su lucha contra la facción del Cártel de Sinaloa, encabezada por los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.