La jornada electoral inicia en

El letal e ignorado aumento del fentanilo en la frontera
El problema del consumo de fentanilo está principalmente en las ciudades que colindan con Estados Unidos, de acuerdo con Gady Zabicky, titular de Conadic.

Hace tres años, el fentanilo apareció en el agua del Río Tijuana, en muestras tomadas de agujas de usuarios de heroína en Mexicali, y las muertes por sobredosis comenzaron a aumentar en la frontera con Estados Unidos, pero las autoridades mexicanas ignoraron el problema y no generaron registros, ni compraron reactivos ni medicinas para atender las intoxicaciones por este peligroso opioide, hasta este año.

Desde 2020, han muerto 500 personas por sobredosis en Baja California. La entidad es el puerto de salida de cientos de kilos de droga a Estados Unidos, principalmente de fentanilo, un opioide sintético que es 100 veces más potente que la morfina, y que ha causado, en el último año, 100 mil muertes de estadounidenses, de acuerdo con autoridades de EU.

Desde la máxima tribuna del país, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha negado la muerte de mexicanos a causa del fentanilo. Mientras que los gobiernos locales en la frontera con Estados Unidos carecen de información sobre personas fallecidas por sobredosis de fentanilo.

En noviembre de 2020, el Semanario Zeta documentó que las organizaciones de la sociedad civil que atienden a la población usuaria de drogas en Baja California, Sonora y Chihuahua, como Verter y Prevencasa, así como el Instituto de Psiquiatría Juan Ramón de la Fuente, comenzaron a detectar la introducción del fentanilo entre las personas que consumían heroína o cristal en la frontera.

Obtuvieron reactivos químicos para detectar qué tipo de contaminantes había en el agua que corre sobre el canal del Río Tijuana, y ahí encontraron los primeros indicios de este opioide. Después, en salas de consumo seguro en Mexicali, Verter tomó muestras de las agujas de los usuarios y detectó un porcentaje de “China White”, como le dicen en algunas zonas al fentanilo.

Los consumidores de metanfetaminas (cristal) y heroína no sabían que estaban consumiendo fentanilo. Pero las sobredosis comenzaron a presentarse con mayor frecuencia, así como las muertes por intoxicación. Conforme más rastros de fentanilo había en las muestras, había más muertes.

Con apoyo de organizaciones de Estados Unidos, las asociaciones que atienden a los usuarios comenzaron a repartir y enseñar a usar la Naloxona, un medicamento que se utiliza para revertir sobredosis por opioides. Ni el sector salud ni los paramédicos de emergencias de la Cruz Roja tenían el medicamento, pero las asociaciones los repartían.

En junio pasado, Verter informó que de acuerdo con el seguimiento que hizo de la problemática en la frontera, al menos 10 personas tienen una sobredosis al día y una de ellas muere a causa del fentanilo.

La organización civil también tomó como muestra a 30 mujeres en contexto de consumo de opioides como la heroína, y realizó pruebas a las sustancias que ingirieron, el resultado fue que en el 50% de los casos se detectó la presencia de fentanilo. En las entrevistas hechas a las consumidoras, estas describieron al fentanilo como peligroso y mortal, además refirieron que cada vez es más común encontrar sustancias psicotrópicas rebajadas con fentanilo.

Respecto a las sobredosis, la organización civil expuso, en otro artículo de investigación científica, que de junio de 2019 a mayo de 2021 se reportaron en Mexicali 454 sobredosis y cuatro fallecimientos, de estos se logró identificar que 121 estaban relacionados con fentanilo puro y su combinación, principalmente con heroína de goma negra. 

Para atender esta crisis, la organización reportó que se administraron mil 534 dosis de Naloxona, la cual fue utilizada en el 96% de los casos.

La directora de Verter, María de Lourdes Angulo Corral, explicó que conforme a las pruebas que han realizado en utensilios de personas que consumen drogas, principalmente heroína y cristal, estas sustancias ya vienen mezcladas con fentanilo sin que los usuarios lo sepan.

También comentó que han acudido a las autoridades para pedir información sobre las muertes por intoxicación de fentanilo, y han hecho solicitudes de información vía transparencia, pero no les han respondido.

La Secretaría de Salud de Baja California informó a La-Lista que la cantidad de personas fallecidas a causa de una sobredosis —sin definir la sustancia— aumentó 50% en los últimos tres años. El año pasado, se registró el récord de más personas fallecidas, un total de 212 personas. Si comparamos con las cifras de 2017, cuando se registraron 38 muertes por sobredosis, el aumento es de 457%.

En 2020 ya había un incremento considerable, pues se contabilizaron 101 personas fallecidas por intoxicación y para 2021 se registraron 127. En los primeros meses de este 2023, la autoridad de salud informó que han fallecido 35 personas por una sobredosis.

Mexicali es el municipio que más muertes por sobredosis registra la Secretaría de Salud. La capital del estado es vecina de la ciudad de Calexico, California, y esta demarcación es uno de los bastiones del Cártel de Sinaloa y el grupo criminal local Los Rusos, para el trasiego de drogas, principalmente fentanilo. Le sigue Tijuana, ciudad que colinda con San Diego, California. Mientras que en Playas de Rosarito, municipio que comparte Zona Metropolitana con Tijuana y Ensenada, también se han presentado muertes por sobredosis, al igual que en Tecate, San Quintín y Ensenada.

Al respecto, César González Vaca, director estatal del Servicio Médico Forense (Semefo) de Baja California, informó que se realizaron 650 estudios entre junio y diciembre de 2022, y dieron como resultado que el 33% de los cuerpos examinados salieron positivos a la prueba de fentanilo.

“Los análisis determinaron que la principal droga de abuso fueron las metanfetaminas o sea el cristal, seguido del fentanilo. Sin embargo, este año (2023) es probable que esta droga se quede con el primer lugar”, declaró González Vaca.

Por su parte Gady Zabicky, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), dijo en entrevista para La-Lista que hay deficiencias en el Servicio Médico Forense, por lo que es difícil identificar las causas de muerte. No obstante, se aventuró a calcular que en 2022 hubo al menos 500 personas fallecidas en todo el país por el fentanilo.

El comisionado nacional reconoció que hay una cifra negra respecto a las muertes por fentanilo en el país, porque los principales consumidores se encuentran en contexto de calle. “No tienen una dirección, viven en la calle, viven en los parques, en el canal de desagüe de Tijuana, no ven la televisión, ni las campañas preventivas, no ven los programas o las políticas del gobierno”, comentó.

El problema del consumo de fentanilo está principalmente en las ciudades que colindan con Estados Unidos, de acuerdo con Zabicky. “Es la zona más afectada del país, es casi imposible encontrar heroína pura, la mayoría tiene corte de fentanilo o están vendiendo pastillas de fentanilo puro”, comentó. 

Explicó que desde el gobierno federal se trabaja en una estrategia nacional de prevención de adicciones, la cual calificó como “la más grande que jamás se haya emprendido”, en la que están involucradas 40 instancias gubernamentales.

“Tenemos una mesa estatal en cada uno de los estados, tenemos una mesa espejo, tenemos una red de 345 centros para la atención primaria en adicciones, los centros de integración juvenil, los hospitales psiquiátricos y el IMSS, en esta Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones”, declaró.  

Por otra parte, la Secretaría de Salud informó que apenas este año, luego de casi cuatro años con el problema detectado en la frontera, se adquirió Naloxona para el sector de salud pública de Baja California. Pese a la solicitud sobre el número de dosis adquiridas, la secretaría se limitó a informar el monto de la compra del medicamento, el cual fue de 306 mil 645 pesos. Se solicitó copia del contrato, pero hasta el momento no lo han transparentado. 

Además de esa adquisición, el gobierno encabezado por Marina del Pilar Ávila Olmeda, también decidió comprar este año 400 tiras reactivas para determinar si la persona que falleció por sobredosis ingirió fentanilo, para poder clasificar el fallecimiento por sustancia. Además, adelantó que encargó otro lote de 400. Sin embargo, no se reveló el monto de la compra ni la empresa a la que se le compró.

La Oficina de Control de Aduanas del gobierno de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) reportó que han decomisado por la frontera entre Tijuana y San Diego, California, 503 kilogramos de fentanilo en lo que va del año fiscal, superando el récord establecido el año pasado, cuando restan cuatro meses en el año fiscal. Además, informó que han incautado 704 kilogramos de metanfetamina y más de 419 kilos de cocaína.

En mayo pasado, las autoridades de EU incautaron casi 4 mil kilos de fentanilo en el transcurso de dos meses como parte de las operaciones Blue Lotus y Four Horsemen. Estas operaciones surgieron para reducir el flujo de fentanilo ilícito contrabandeado a los Estados Unidos desde México. 

En contraste, de acuerdo con datos de la Fiscalía General de la República y la Secretaría de la Defensa Nacional,  durante el último semestre de 2022 el gobierno de México solo incautó 331 kilogramos de fentanilo, que equivale a 692 mil dosis del opioide sintético, siendo la droga más decomisada entre julio y diciembre del año pasado.

Síguenos en

Google News
Flipboard