Síguenos

 

Mundo

Se reanudan pláticas desesperadas sobre el Brexit en medio del escepticismo de la UE

Michael Barnier le dijo a la Unión Europea que él está listo para cuatro días más de negociaciones decisivas en el Brexit.

Michel Barnier lidera las negociaciones de un Brexit con acuerdo entre la UE y el Reino Unido. Foto: European Parliament

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Daniel Boffey/The Guardian

Bruselas.- Michel Barnier, jefe de la diplomacia de la UE con el Reino Unido, dijo a los eurodiputados que se alista para cuatro días más de negociaciones decisivas por el Brexit, mientras crece el escepticismo entre los miembros de la Unión Europea sobre la utilidad de más conversaciones.

Tras haber pasado una semana en aislamiento después de que un miembro del equipo del bloque dio positivo por coronavirus, Barnier y su equipo reanudaron las negociaciones en persona en Londres el sábado por la mañana.

Barnier dijo a los Miembros del Parlamento Europeo, en una reunión privada el viernes 27, que trabajaría durante el fin de semana y luego “tal vez uno o dos días más” en un intento desesperado de salvar las diferencias entre los lados.

Fuentes de la UE dijeron que había una sensación creciente, de que la falta de progreso y la necesidad de preparar a las empresas para las repercusiones de una salida británica de la UE sin un acuerdo económico, hacía que las negociaciones no fueran prudentes más allá de esa fecha.

A poco más de un mes antes del final del período de transición, los funcionarios del Parlamento Europeo le advirtieron a Barnier que organizar un escrutinio suficiente y alcanzar un voto de consentimiento de los eurodiputados antes de fin de año sería difícil sin un acuerdo para el miércoles.

Priti Patel, la secretaria del Interior del Reino Unido, dijo el sábado: “Como gobierno, tenemos muy claro nuestro compromiso de garantizar que esas conversaciones continúen para alcanzar un final definitivo (…) Pero al mismo tiempo, nos preparamos de manera en que nuestro país esperaría que lo hiciéramos para el final de la transición y, desde el Ministerio del Interior, y en todo el gobierno, continuamos todos los aspectos del gobierno mientras continúan las pláticas”.

En una exclusiva de The Guardian, se supo que se programó una sesión una sesión extraordinaria del parlamento de la UE para el 28 de diciembre. El resultado final se anunciaría a las 6.30 pm, hora de Europa Central. Hay dudas sobre si la UE estaría dispuesta a asumir la culpa de una salida sin acuerdo al retirarse si esta semana no logra un gran avance.

Publicidad

En el “peor escenario” hay una opción de que el acuerdo se aplique provisionalmente y que el Parlamento Europeo lleve a cabo una votación en 2021, si el tiempo adicional parece útil, pero eso no está actualmente bajo consideración.

El Parlamento Europeo insiste, con el respaldo de Barnier, en que tendrá la “última palabra” sobre el tratado de comercio y seguridad.

Estanco en negociaciones marítimas

Hay un estancamiento en las negociaciones sobre el nivel de acceso que se otorgará a las flotas pesqueras europeas en aguas del Reino Unido, así como en los medios por los cuales cualquiera de las partes podrá contraatacar si la otra busca obtener una ventaja competitiva divergiendo en materia medioambiental, laboral o estándares sociales.

Barnier expresó su preocupación a los embajadores de la UE el viernes porque el Reino Unido todavía afirmaba que el acuerdo comercial UE-Canadá ofrecía un precedente para sus demandas de negociación. Asimismo, describió el progreso en las disposiciones de “igualdad de condiciones” como “efímero”, con el avance de una semana en riesgo constante de ser anulado en la siguiente.

En la declaración política sobre la relación futura, ambas partes se comprometieron a “mantener los altos estándares comunes” en Reino Unido y la UE “al final del período de transición en las áreas de ayuda estatal, competencia, normas sociales y laborales, medio ambiente, la crisis climática y  asuntos fiscales relevantes”.

El Reino Unido se comprometió a la no regresión en las normas, pero no quiere que la legislación de la UE sea la base. Eso introduciría conceptos de la UE y el Tribunal de Justicia del bloque en el tratado. Por lo tanto, las dos partes discuten sobre cómo definir sus altos estándares comunes actuales.

La UE también busca una “cláusula de ráchet” (o de trinquete) para garantizar que, a medida que una de las partes desarrolle sus estándares con el tiempo, la otra parte pague las consecuencias si decide no seguir una normativa equivalente.

Los negociadores elaboran un modelo en el que, si una parte eleva los estándares, la otra debe considerar adoptarlos. Además, la UE quiere que un panel independiente juzgue si la negativa de una de las partes a actuar en conjunto da pie a la creación de una ventaja competitiva. Posterior a ello, se establecería un acuerdo de remediación. Sin embargo, el Reino Unido se resiste a cualquier cosa que indique que Bruselas se abrogue el derecho de aprobación previa de la legislación nacional.

Publicidad

La dimensión de las diferencias entre las dos partes en la pesca se descubrió luego de que Barnier dijera a los eurodiputados el viernes que el Reino Unido estaba tratando de repatriar hasta 80 por ciento de la captura actual de la UE en los mares británicos, descrita como un volumen “descomunal”.

Hasta ahora, la UE solo ha ofrecido devolver entre 15 y 18 por ciento, una oferta que los negociadores británicos describen como “de risa total”.


La-Lista de fechas del Brexit

Del Brefusal a Brexit: una historia de Gran Bretaña en la UE

Tras 47 años y 30 días, todo terminó. Cuando el reloj marcó las11 pm del 31 de enero de 2020, el Reino Unido se divorció oficialmente de la UE y comenzó a tratar de forjarse un nuevo papel global como nación soberana. Fue una unión que tuvo un comienzo complicado y siguió estando marcada por la relación a veces conflictiva del Reino Unido con sus vecinos.

1961 Brefusal

El presidente francés, Charles de Gaulle, veta la entrada de Gran Bretaña a la CEE, acusando al Reino Unido de una “hostilidad profundamente arraigada” hacia el proyecto europeo.

1973 Brentry

Con Sir Edward Heath que firmó el tratado de adhesión el año anterior, el Reino Unido ingresa a la CEE en una ceremonia oficial que se completa con un mitin a la luz de las antorchas, funcionarios inclinados y una procesión de líderes políticos, incluidos los ex primeros ministros Harold Macmillan y Alec Douglas. -Hogar.

1975 Referéndum

El Reino Unido decide permanecer en el mercado común después de que el 67% votara “sí”. Margaret Thatcher, que más tarde sería líder del Partido Conservador, hizo campaña para quedarse.

1984 ‘Devuélvanos nuestro dinero’

Margaret Thatcher negoció lo que se conoció como el reembolso del Reino Unido con otros miembros de la UE después de que la “dama de hierro” entró en el antiguo palacio real francés en Fontainebleau para exigir “la devolución de nuestro propio dinero” reclamando que por cada £ 2 contribuidos recibimos solo £1 ” a pesar de ser uno de los miembros “tres más pobres” de la comunidad.

Fue un movimiento que sembró las semillas del euroescepticismo conservador que más tarde provocaría el cisma del Brexit en el partido. 

Publicidad
1988 Discurso en Brujas

Thatcher notificó a la comunidad de la UE en un momento decisivo de la política de la UE en el que cuestionó los planes expansionistas de Jacques Delors, quien había señalado que el 80% de todas las decisiones sobre política económica y social las tomaría la Comunidad Europea en un plazo de 10 años. un gobierno europeo en “embrión”. Ese fue un puente demasiado lejos para Thatcher.

1989 La guerra fría termina

Colapso del muro de Berlín y caída del comunismo en Europa del Este, que luego conduciría a la expansión de la UE.

1990 “No. No. No

Las divisiones entre el Reino Unido y la UE se profundizaron cuando Thatcher le dijo a los Comunes en un discurso infame que era ‘no, no, no’ a lo que ella veía como la continua toma de poder de Delors. El periódico Sun de Rupert Murdoch refuerza su oposición a Europa con una portada de dos dedos “Up yours Delors”. (Algo así como Jódete, Delors.

1992 Miércoles negro

Un colapso de la libra obligó al primer ministro John Major y al entonces canciller Norman Lamont a sacar al Reino Unido del mecanismo de tipos de cambio.

1993 El mercado único

El 1 de enero, se eliminaron los controles y aranceles aduaneros en todo el bloque. Thatcher elogió la visión de “un mercado único sin barreras, visibles o invisibles, que le brinde acceso directo y sin obstáculos al poder adquisitivo de más de 300 millones de las personas más ricas y prósperas del mundo”.

1993 Tratado de Maastricht

Los rebeldes conservadores votan en contra del tratado que allanó el camino para la creación de la Unión Europea. John Major ganó la votación al día siguiente en una victoria pírrica. 

1997 Reparando la relación

Tony Blair arregla la relación. Se adhiere a la carta social y los derechos laborales.

31 de enero de 1999 UKIP

Nigel Farage eligió a un eurodiputado e inmediatamente pasa a la ofensiva en Bruselas. “Nuestros intereses se benefician mejor si no somos miembros de este club”, dijo en su discurso inaugural. “El campo de juego es casi tan nivelado como las cubiertas del Titanic después de chocar contra un iceberg”.

Publicidad
2003 El euro

El canciller Gordon Brown decide que el Reino Unido no se unirá al euro.
2004
La UE se amplía para incluir a ocho países del antiguo bloque oriental, incluidos Polonia, Hungría y la República Checa.
2007
La UE se expande nuevamente, permitiendo a Rumania y Bulgaria ingresar al club.

2015 Crisis migratoria

La histeria contra la inmigración parece afianzarse con referencias a las “cucarachas” de Katie Hopkins en el Sun y titulares de los tabloides como “¿Cuántos más podemos tomar?” y “Crisis de Calais: envíen los perros”.

Febrero de 2016 Reformas imposibles

David Cameron regresa de Bruselas con un paquete de reformas de la UE, pero no es suficiente para apaciguar al ala euroescéptica de su propio partido.

Junio ​​de 2016 Referéndum del Brexit

El Reino Unido vota para abandonar la Unión Europea, lo que desencadena la renuncia de David Cameron y allana el camino para que Theresa May se convierta en primera ministra.

Enero de 2020 Gran Bretaña abandona la UE

Después de años de estancamiento parlamentario durante el intento de Theresa May de llegar a un acuerdo, el Reino Unido abandona la UE.

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:  

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También puedes leer

Mundo

Alemania está dispuesta a comprar en solitario en el mercado ruso, siempre que la agencia europea apruebe la vacuna Sputnik V.

Mundo

La compañía anglosueca es la “única” culpable, dice el comisionado de la UE al no cumplirse el objetivo de vacunación de abril.

Mundo

La Fiscalía de Bolivia emitió el viernes una orden de detención contra la expresidenta derechista y cinco de sus ministros, denunciados por los delitos...

Mundo

La medida aumenta las esperanzas de llegar a un acuerdo postBrexit por la disputa por el apoyo del estado a Boeing y Airbus.

Publicidad