Lo que sigue en el juicio político a Donald Trump por el Congreso de EU
Donald Trump, a días de que termine su mandato. Foto: EFE

La determinación de la Cámara de Representantes de hacer juicio político a Donald Trump por “incitar a la insurrección” tiene varios escenarios, incluyendo el muy probable inicio del proceso en el Senado una vez que Trump termine su periodo legal como presidente.

Voto en el Senado

El impeachment es un asunto bicamaral; es decir, el Senado tiene que decidir en su interior si procede el juicio político en contra del presidente saliente.

Esta es la segunda vez que el juicio político contra Trump se aprueba en la Cámara, donde el Partido Demócrata tiene mayoría. Esta vez, a los demócratas se les sumaron 10 legisladores republicanos. La votación anterior fue porque a Trump se le acusaba de presionar al gobierno de Ucrania para investigar a su rival en la elección presidencial de noviembre de 2020, Joe Biden.

Cuestión de tiempo

En el impeachment anterior, el proceso en contra de Trump se detuvo en el Senado pues ningún senador republicano votó junto con los demócratas. Sin embargo, esta vez se menciona que varios legisladores republicanos seguirían el ejemplo de sus correligionarios en la Cámara y votarían a favor del juicio político.

Sin embargo, diversos medios, como el New York Times, estiman que no se generarían las condiciones para que el juicio político se lleve a cabo antes de que el periodo constitucional de  Trump como presidente termine.

El periodo presidencial de Trump termina la víspera de la toma de posesión de Joe Biden el 20 de enero. Si bien el líder de la mayoría actual en el Senado, el republicano Mitch McConell, ha sugerido (de acuerdo con algunas fuentes) que está en favor del impeachment, también ha declarado que este procedimiento no iniciará sino hasta que Biden sea juramentado presidente.

Cuestión de mayorías

El que el Senado también apruebe el juicio político en contra de Trump no significa de facto que se pueda remover o condenar al presidente, inclusive al término de su gestión. Para ello se necesitarían dos tercios del Senado (de 100 miembros). Es factible alcanzar una condena, sin embargo, si a los legisladores demócratas en esta instancia se les suman, por lo menos, 17 republicanos. Dada la votación en la Cámara, donde 10 republicanos votaron por el “sí”, no se descarta que algo similar suceda en el Senado.

Inhabilitación inminente

El juicio político, de acuerdo con los tiempos que ha marcado el senador McConnell, se tendría que realizar una vez que Trump salga de la Casa Blanca al término legal de su administración. Así que no sería removido de su cargo. Sin embargo, si tras el juicio político se le considera culpable de los cargos y se emite una condena, Trump quedaría impedido de volver a ocupar un cargo público. Para ello, se necesita una votación en el Senado con mayoría simple.