Pase verde: ¿Cómo funcionan los pasaportes Covid en Israel?
Mayores vacunados posan con sus pases verdes en un concierto en el parque Yarkon, en Tel Aviv. Fotografía: Amir Cohen / Reuters

El Reino Unido y otros países están considerando dar a las personas vacunadas certificados que les permitan entrar a los bares, hoteles y albercas pero Israel ya está distribuyendo su “pase verde”.

La nación de 9 millones de habitantes que ya vacunó a la mitad de la población presentó una aplicación la semana pasada que muestra si las personas ya fueron vacunadas completamente en contra del coronavirus o si presuntamente tienen inmunidad por haber contraído la enfermedad.

Los centros comerciales y los museos ya abrieron para todos, pero las personas que cuentan con pase verde tienen acceso exclusivo a los gimnasios, hoteles, teatros, y conciertos, aunque con ciertas limitaciones. Se espera que el servicio en interiores de restaurantes y bares se incluya en el esquema del pase verde la próxima semana.

Te recomendamos: Inédito: Israel vacunará a 100,000 trabajadores palestinos contra covid

La vida no ha “regresado a la normalidad” pero al parecer va en camino. Las tiendas en las calles están abriendo y los hoteles están aceptando reservaciones, incluso la música en vivo está despertando de su largo sueño. Las mascarillas todavía son obligatorias, pero muchas personas mayores que ya recibieron la vacuna dejaron de usarlas en el exterior.

Armin Grunewald, director del Hagoshrim Hotel and Nature, cerca del Mar de Galilea, dijo que todas las habitaciones se llenaron de gente con pase verde. “La gente se ve feliz y liberada”, dijo. Pero no es como en los días previos a la pandemia, agregó, algunas reglas del Covid se siguen aplicando.

Los huéspedes que quisieron tomar café en el lobby tuvieron que hacerlo afuera porque hay límites en cuanto a la cantidad de personas que pueden estar adentro.

“Le damos a la gente desayunos empacados en sus habitaciones o afuera porque todavía no podemos abrir el restaurante”, dijo Grunewald. “Existen algunas quejas por las restricciones”. Mientras tanto, los menores de 16 que no pueden recibir la vacuna tienen que presentar una prueba reciente con resultado negativo.

En la ciudad de Rehovot, un maestro de historia, Amit Dolev, de 50 años, ha estado usando el pase verde para regresar al gimnasio después de meses de entrenar en casa. “Te empiezas a sentir como prisionero cuando estás todo el tiempo en casa”, dijo.

Sin embargo, cuando regresó al gimnasio la semana pasada, había poca gente y el equipo estaba más separado que de costumbre. “La gente se veía triste”, dijo. “Muchos van al gimnasio por la vida social. Me decepcioné porque creo que a estas alturas todavía no regresa“.

Shaul Elkana, el gerente del centro deportivo de YMCA en Jerusalén, dijo: “El flujo de personas que regresa es poco. Estamos hablando del 30% de los socios”. La mayoría de los clientes tienen más de 50 años, así es que es probable que ya tengan las dos vacunas Pfizer.

El sistema israelí es similar a la propuesta británica que se anunció la semana pasada. Se trata de una aplicación que comprueba el estatus de Covid de la gente para que pueda tener acceso a los pubs y a los teatros en Inglaterra.

Lee también: Israel será el primer país en lograr inmunidad de Covid-19, estima la OPS

Boris Johnson, el primer ministro, dijo que existen temas “profundos y complejos” que tienen que considerarse primero. “Los temas éticos sobre el rol del gobierno al exigir eso a la gente o prohibir que la gente haga cosas”, dijo.

La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos de Reino Unido dijo que los certificados de vacunación pueden llevar a la “discriminación ilegal”.

Las propuestas de pase de vacunación ya fueron condenadas por los activistas de la privacía y los derechos humanos en otros países. El consejo de ética de Alemania, un cuerpo independiente que asesora al gobierno, dijo que las condiciones especiales para los vacunados podrían fomentar una  actitud egoísta”.

En Israel, existe la preocupación de que la gente que no está vacunada, cualquiera que sean sus razones, sea olvidada o discriminada. Se han realizado pequeñas protestas para advertir que los pases verdes crean una jerarquía en la sociedad.

La semana pasada surgieron nuevos cuestionamientos éticos cuando el parlamento del país, Knesset, aceptó proporcionar a las autoridades detalles personales de los residentes no vacunados para ayudar a realizar las campañas de vacunación. Tamar Zandberg, un legislador,dijo que se trataba de “una pendiente resbaladiza” para la privacía personal.

Israel también registró un aumento modesto pero preocupante de infecciones que podría detener el plan del pase verde, o incluso amenazar con un nuevo confinamiento.

La doctora Sharon Alroy-Preis, directora de los servicios de salud pública en el ministerio de salud, dijo que la fecha del 7 de marzo para abrir restaurantes y bares a las personas con pases verdes podría demorarse.

“Tenemos que ver cómo hacemos estos de manera ordenada”, dijo a Army Radio. “Todavía tenemos que ver cómo se desarrolla la situación de infecciones a lo largo de la reapertura”.

El gobierno está siendo precavido y se reserva lo que para muchos es lo más emocionante del pase verde: viajar al extranjero sin cuarentena. Ya se firmaron acuerdos con Grecia y Chipre para hacer pruebas en primavera. Reino Unido y EU quieren hacer un plan similar.

Te puede interesar: Bajo presión de la ONU, Israel suministrará 5,000 dosis de vacunas a palestinos

Estas discusiones generaron otras preguntas. La vacunación internacional es ya bastante desigual y los pases verdes, especialmente los relacionados con viajes, permitiría a los ciudadanos de países ricos y poderosos disfrutar primero de los privilegios.

Israel ya se enfrenta a la presión internacional y a la censura por su campaña de vacunación. El domingo, el país anunció que lanzaría una campaña limitada de vacunación para los decenas de miles de palestinos que llegan a Israel y a los asentamientos judios a trabajar.

Sin embargo, la mayoría de los millones de palestinos que viven bajo el control israelí en los territorios ocupados tendrán que esperar.

Esa disparidad se hará mayor cuando cada vez más israelíes disfruten de sus pases verdes mientras que los palestinos de Cisjordania y Gaza se van a quedar más semanas, sino es que meses, bajo las estrictas restricciones de la pandemia.

Pase verde: ¿Cómo funcionan los pasaportes Covid en Israel? - qatar-2022