Síguenos

 

Mundo

Al nuevo ritmo de EU, el G20 avanza hacia una tasa impositiva corporativa mínima global

Las reuniones de los ministros de finanzas siguen el cambio en la postura de EU, con un consenso creciente sobre la lucha contra la elusión fiscal.

La economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, dijo el martes que el fondo había apoyado durante mucho tiempo un impuesto corporativo mínimo global. Fotografía: Andrew Caballero-Reynolds / AFP / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los ministros de finanzas del G20 están explorando un impuesto mínimo global sobre las ganancias corporativas, en medio de un creciente consenso internacional sobre cómo abordar la evasión después de la pandemia.

Las reuniones virtuales entre el grupo de las 20 principales naciones industriales se producen después de que Estados Unidos propugnara una tasa base internacional esta semana, en una medida de la administración de Joe Biden para poner fin a la resistencia de EU a las reformas fiscales internacionales.

Según Reuters, Francia y Alemania han manifestado su apoyo al enfoque de EU, que después de años de disputas políticas podría allanar el camino para un acuerdo sobre cambios fiscales globales este verano.

Te puede interesar: El G7 acuerda una ‘agenda financiera verde’ para asegurar éxito de la COP26

El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, dijo: “Estoy muy animado de que, con esta iniciativa de impuestos corporativos, logremos poner fin a la carrera mundial a la baja en materia de impuestos“.

Su homólogo francés, Bruno Le Maire, que se había enfrentado con Washington por los impuestos internacionales en el tiempo de la presidencia de Donald Trump, dijo que agradecía el cambio en la posición de EU. “Un acuerdo global sobre impuestos internacionales está ahora a nuestro alcance“, dijo Le Maire. “Debemos aprovechar esta oportunidad histórica”.

Los movimientos para cambiar el sistema tributario global siguen la proliferación de la transferencia de ganancias por parte de multinacionales y grandes empresas de tecnología en línea.

La reunión del G20, a la que asistió Rishi Sunak, canciller del Reino Unido, es parte de las conversaciones al margen de las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. También se espera que la cumbre apruebe un aumento de 650 mil millones de dólares en las reservas de emergencia del FMI para ayudar a los países en desarrollo por las consecuencias del Covid-19.

Publicidad

Las reuniones se producen mientras países de todo el mundo trabajan para llegar a un acuerdo sobre la reforma del impuesto de sociedades a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a tiempo para una cumbre de ministros de finanzas del G20 en julio.

El trabajo se basa en dos pilares fundamentales. El primero tiene como objetivo abordar los desafíos planteados por la digitalización y las grandes empresas de tecnología que operan a través de las fronteras, y se utilizará para determinar dónde se pagan los impuestos.

En un intento de tomar medidas enérgicas contra la transferencia de ganancias a jurisdicciones de impuestos bajos, se podrían otorgar derechos impositivos a una parte de las ganancias de una multinacional en función del lugar donde residan sus clientes, independientemente de la presencia física de la empresa en esa ubicación. Frustrados por la falta de progreso después de años de negociaciones, varios países, incluidos el Reino Unido y Francia, han lanzado impuestos unilaterales a los servicios digitales.

El segundo pilar se centra en la creación de una tasa impositiva mínima global, un área en la que el progreso global generalmente se ha estancado porque muchos países, incluidos Irlanda y los Países Bajos, utilizan tasas impositivas más bajas para atraer inversiones internacionales.

Lee también: La OMS y 24 países piden un tratado internacional sobre las pandemias

En una conferencia de prensa el martes, el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, dijo: “El enfoque en una tasa impositiva mínima global es una perspectiva sobre la que tengo reservas … sobre cuál sería el impacto de eso en la competitividad de economías pequeñas y medianas que tienen tasas más bajas de impuestos corporativos y las utilizan como parte de su modelo competitivo general”.

Irlanda tiene una tasa impositiva corporativa del 12.5%, que se encuentra entre las más bajas del mundo. Varios territorios de ultramar del Reino Unido y dependencias de la corona tienen tasas impositivas corporativas bajas o nulas, incluidas las Islas Caimán y Guernsey.

Se entiende que el Tesoro del Reino Unido reconoce la necesidad de un acuerdo internacional sobre una tasa impositiva mínima global, aunque los ministros quieren asegurarse de que cualquier solución sea equilibrada y con los objetivos adecuados.

Publicidad

Un portavoz dijo que el Tesoro apoyó el trabajo de la OCDE, aunque sugirió que un acuerdo para abordar la transferencia de ganancias era lo más importante. “La reasignación de ganancias para que las grandes empresas digitales paguen impuestos en los países donde realizan ventas sigue siendo el objetivo del Reino Unido”, dijeron.

Los activistas fiscales dijeron que la iniciativa de Estados Unidos, encabezada por la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, marcó un cambio significativo para la política económica después de décadas en que Washington promovió impuestos más bajos y una intervención gubernamental más flexible.

El plan de Yellen prevé una tasa impositiva corporativa mínima del 21%, junto con la eliminación de exenciones sobre los ingresos de países que no promulgan un impuesto mínimo para desalentar el traslado de empleos y ganancias al extranjero.

Paul Monaghan, director ejecutivo del grupo de campaña Fair Tax Mark, dijo que la postura de Estados Unidos había abierto una oportunidad única en una generación. “Esto podría sacar la alfombra de los paraísos fiscales de todo el mundo, ya que convertiría la transferencia de beneficios en una pérdida de tiempo”, dijo. “El diablo, como siempre, estará en los detalles, y podemos esperar que Facebook luche con uñas y dientes”.

No te pierdas: Los países ricos deben ayudar a países en desarrollo a combatir el Covid… o vivir en una fortaleza

Robert Palmer, director ejecutivo de Tax Justice UK, dijo: “El llamado del presidente Biden para poner fin a la carrera a la baja en las tasas de impuestos corporativos es un poderoso golpe para las grandes empresas que actualmente logran recortar sus facturas tributarias. También ayuda a explicar por qué Rishi Sunak se sintió cómodo al anunciar un aumento planificado en la tasa de impuestos corporativos del Reino Unido al 25% en 2023″.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También puedes leer

Tecnología

El cohete Space Launch System de la agencia lanzará un total de cuatro astronautas a bordo de la nave espacial Orion para su viaje...

Actualidad

El expresidente Luis Echeverría (1970 a 1976) tuvo este viernes una de sus pocas apariciones en público en más de 10 años, cuando fue...

2021

Su hijo Fabián, también acusado de defraudación fiscal, se postuló por la alianza del PRI-PAN para diputado local del estado por el distrito VI.

México

Juan Sánchez Moreno recibió una ampliación de 5 a 7 años de su condena de prisión por el caso de la periodista que denunció...

Publicidad