Síguenos

 

Mundo

‘En Nicaragua te pueden detener si ondeas la bandera’, acusa opositor a Daniel Ortega

Cinco de los seis precandidatos presidenciales detenidos querían postularse por el partido Ciudadanos por la Libertad. Ya hay más de 20 arrestados, en total.

José Adán Bermúdez, el tercer vicepresidente de Ciudadanos por la Libertad. Foto: Cortesía Ciudadanos por la Libertad.

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

La ola de detenciones en Nicaragua ya ha privado de libertad a más de 20 opositores al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en poco más de un mes. Seis de ellos eran precandidatos a la Presidencia: Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios; Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora Barberena y Medardo Mairena Sequeira.

Después de las protestas de 2018, el gobierno aprobó una serie de leyes sobre las que hoy se sustentan los arrestos, entre ellas, la llamada ley de la soberanía o Ley 1055, que impide que opten a cargos de elección popular los llamados “traidores a la patria”

La-Lista habló con José Adán Bermúdez, el tercer vicepresidente de Ciudadanos por la Libertad. Este partido se unió con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia de cara a las elecciones del 7 de noviembre. Cinco de los seis precandidatos detenidos tenían intención de postularse por esta coalición, incluida la primera, la periodista Cristiana Chamorro.

Arriba: Tuit de Max Jerez, presidente de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y detenido por el gobierno de Nicaragua.

La-Lista (L-L): ¿Por qué los detuvieron a ellos?

José Adán Bermúdez (JAB): Todas estas personas son reconocidas en Nicaragua y estaban luchando por una democracia y eran posibles candidatos a la Presidencia. (Se) está tratando quitar de la mesa a muchos candidatos, algunos de ellos, tenían en las encuestas a favor.

A los (detenidos) miembros del Movimiento Renovador Sandinista, que es una separación del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), los llama hermanos separados, ellos no estaban postulándose para nada. Seguramente (Ortega) los ve como adversarios porque salieron de las entrañas del sandinismo. Seguro fue para dar ejemplo de que nadie tiene corona aquí, ni ellos que fueron guerrilleros, que estuvieron con Daniel Ortega en la lucha previa a (la revolución) del 79.

L-L: ¿Por qué ahora?

JAB: Estamos a cuatro meses del 7 de noviembre, las elecciones. Entre el 28 de este mes y el 10 de agosto, tenemos que presentar a los candidatos a la Presidencia a la República y hasta el último candidato para las diputaciones. Estos son tal vez medidas para que no podamos registrar a muchos de ellos.

L-L: Ustedes denunciaron que la Unidad Médica Nicaragüense (UMN) tuvo que cerrar su sede central ante el constante asedio, acoso e intimidación de policías y grupos afines al gobierno. ¿Hasta ahí llega la presión?

JAB: La UMN es parte del equipo de la Alianza Cívica, entonces, son parte del objetivo, imagino. Ellos han hecho críticas al sistema de vacunación y eso debe incomodar al gobierno porque tiene centralizado ese sistema. Para el gobierno, a todo el mundo que esté en contra o critique políticas del gobierno lo ven como una amenaza.

También lee: Un quinto aspirante presidencial opositor es detenido en Nicaragua

L-L: Denunciaron que no les están dando préstamos para ejecutar la campaña, ¿a qué se refieren?

JAB: En todo proceso electoral hay un financiamiento que dan los bancos y el Consejo Supremo Electoral lo reembolsa en función de la cantidad de votos que un partido saca. Hemos presentado a cuatro bancos la solicitud de préstamo pero no hemos tenido reacción todavía. A lo mejor no están dando financiamiento porque están viendo la situación del proceso electoral y creen que pueden tener problemas y perder su dinero.

L-L: ¿Por qué motivo podrían detener a cualquier persona en Nicaragua hoy?

JAB: Aquí te pueden detener, si yo me detengo en la calle, bajo de mi camioneta, saco una bandera azul y blanco y empiezo a ondearla. La policía me puede golpear, echar preso, quitar la bandera, o sea, ya es como un delito andar con la bandera de Nicaragua, como si estuviéramos secuestrándola. No me puedo parar a platicar con cinco o 10 gentes en una calle, pasan las patrullas y van a pensar que estamos conspirando. Aquí, en el partido, está siempre una patrulla y ahora hasta se ponen en la entrada. A todo el que entra, le toman una foto y le piden la cédula, aunque entre 20 veces. Hay cosas que han sobrepasado los límites.

L-L: ¿Quién apoya a Ortega?

JAB: Creo que a nivel nacional solo los órganos supeditados a él, y no sabemos si al 100, no podía estar seguro de que todos los miembros del ejército, de la policía, del poder judicial estén a favor de él. Ni a sandinistas, sandinistas les gusta cómo se manejó este partido. Ahora el FSLN son solo unas letras porque no se ha hecho un congreso para tomar las decisiones importantes del partido. 

L-L: ¿Alguien se lo ha dicho?

JAB: Aquí somos seis o siete millones, nos conocemos todos. Yo me encuentro amigos militares, policiales, de la Corte Suprema que no están de acuerdo con lo que está pasando.

En la imagen, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Orlando Barría/Archivo

L-L: ¿Cómo se están planteando las elecciones?

JAB: Los que han sido apresados han publicado videos diciendo que hay que seguir y estamos de acuerdo. Vamos a seguir con el calendario electoral mientras no haya señales de que no va a haber elecciones. Lo importante es llegar al 7 de noviembre y que puedan hacerse las campañas y organismos puedan venir a ver cómo se desarrolla el proceso. Estamos obligados como partido a no tirar la toalla. El lunes 26 de este mes está programada una convención para proclamar al candidato a presidente y vicepresidente y las diputaciones departamentales.

L-L: ¿Se va unir toda la oposición?

JAB: Jurídicamente, los partidos que iban participar en alianza ya se registraron. Son unas siete casillas. La única forma que puede ser es que no hagan campaña y manifiesten su apoyo a un partido específico. Hablamos de oposición porque no están en el gobierno pero el 80% de la oposición real está en Ciudadanos por la Libertad y Alianza Cívica. Hay muchos partidos que siempre le han hecho el juego al gobierno.

L-L: México y Argentina no apoyaron la resolución condenatoria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), ¿qué opina?

JAB: Es entendible porque estaban tratando de ser intermediarios para buscar una salida. Tal vez se abstuvieron porque no podían votar en contra y venir a fomentar el diálogo. Pero al fin y al cabo, ha pasado lo mismo. Ortega no quiere diálogo ni nada, no sabemos si quiere conversar con EU o con quién.

L-L: El senador de EU Bob Menéndez está impulsando la ley RENACER para aumentar la presión al régimen, ¿qué opina de esta medida?

JAB: Cada país toma las decisiones convenientes. Es una decisión de EU y los nicaragüenses no tenemos que ver.

L-L: Si ahora pudiera aconsejar a Joe Biden en vistas a un diálogo con Ortega, ¿qué le diría?

JAB: Aquí los que votamos somos los nicaragüenses y los problemas debemos resolverlos los nicaragüenses. A mí me gustaría hablar con Daniel Ortega y decirle que Nicaragua ya no aguanta, que si cree que tiene la mayoría de la población a su favor, que hagamos unas elecciones transparentes y un acuerdo de respeto de los resultados. 

También te puede interesar

Mundo

El presidente Biden se resiste a levantar el bloqueo cubano, mientras el senado tramita la ley RENACER para aumentar las sanciones contra el régimen...

Anónimos Interesantes

La politóloga cree que en México podría haber un caso de lawfare, o guerra judicial, contra el presidente López Obrador a raíz de la...

Opinión

No se trata de equiparar al modelo económico con libertad, sino modificar la lógica de unanimidad por decreto o de represión y censura justificada...

Mundo

El periodista Miguel Mora por cargos relacionados con traición a la patria, cuando faltan menos de cinco meses para las elecciones en las que...

Publicidad