Pfizer y Moderna suben el precio de sus vacunas anticovid, según el <em>Financial Times</em>
Pfizer informó, a principios de julio, que solicitaría a la FDA la aplicación de una tercera dosis. Foto: Gioseppe Lami/ EFE.

EFE.- Las farmacéuticas estadounidenses Pfizer y Moderna subieron en más de un cuarto y una décima, respectivamente, el precio de sus vacunas anticovid en los últimos contratos de suministro a la Unión Europea, afirma este domingo el periódico Financial Times.

Los términos de los contratos, firmados este año hasta 2023 para un total de 2 mil 100 millones de dosis, se renegociaron después de que unos estudios clínicos indicaran que las vacunas tipo mRNA de estas dos empresas tenían mejores índices de eficacia que las más baratas de Oxford/AstraZeneca y Johnson & Johnson, informó el periódico.

El precio de una dosis de Pfizer pasó de los 15.50 euros actuales (unos 365 pesos) a 19.50 euros (unos 460 pesos), según partes del contrato a las que ha tenido acceso el diario.

Lee también: Confirman posible vínculo de vacunas Pfizer y Moderna con miocarditis y pericarditis

El precio de una dosis de Moderna subió a 25.50 dólares (unos 500 pesos), de unos 22.60 dólares (unos 450 pesos) fijados en el primer acuerdo de suministro. No obstante, esa cantidad es inferior a los 28.50 dólares que se habían pactado con anterioridad, pues se aumentó el pedido, explica el rotativo.

El periódico señala que las farmacéuticas ganarán mucho dinero a medida que los países aumentan sus encargos con el fin de administrar terceras dosis de la vacuna el próximo invierno.

De acuerdo con datos de consultoras del sector, en 2022 se prevé que Pfizer, que comparte beneficios con la alemana BioNTech, ingrese 56 mil millones de dólares por la venta de su vacuna, mientras que Moderna ganaría unos 30 mil millones.

Lee también: El gobierno difunde los contratos de la compra de vacunas pero oculta los precios

AstraZeneca, que ofrece su dosis a precio de costo indefinidamente a los países en vías de desarrollo, ingresaría unos 15 mil millones de dólares, afirma el Financial Times.

Según el periódico, la Unión Europea negoció los nuevos contratos más caros con Pfizer y Moderna en un momento en que estaba bajo presión para aumentar el suministro, mientras los reguladores investigaban la posible conexión de las vacunas de J&J y AstraZeneca con unos inusuales trombos.