El Perseverance de la NASA confirma que el cráter Jezero de Marte era un lago
El rover Perseverance estudia el cráter Jézero de Marte. Foto: NASA/JPL-Caltech/MSSS

El rover Perseverance dio un paso más a la comprensión de Marte y en específico del cráter Jezero, pues gracias al análisis de sus últimas imágenes comprobaron que esta zona tiene un intrigante ciclo hidrológico.

La información de la NASA indica que las imágenes detallan la presencia laderas largas y empinadas llamadas escarpes en el delta, los cuales fueron formados por la acumulación de sedimentos en la desembocadura de un antiguo río que alimentaba el lago del cráter.

Lo que sugieren los especialistas es que cuando Marte tenía una atmosfera capaz de soportar el agua que fluye por la superficie, el delta del río en forma de abanico experimentó inundaciones que llevaron rocas y escombros de las alturas del cráter Jezero.

Se cree que en la antigüedad el lago de este lugar contó con niveles lo suficientemente altos para coronar el borde oriental del cráter, donde las imágenes orbitales muestran los restos de un canal de río de salida.

Si bien se desconoce si estos cambios en el nivel del agua fueron el resultado de inundaciones o cambios ambientales más graduales, el equipo científico ha determinado que ocurrieron más adelante en la historia del delta del Jezero.

Ese sitio en específico será el punto de partida para la próxima campaña científica del Perseverance de la NASA, en 2022.

Pero esto no es lo único que podemos hacer gracias a las imágenes captadas por las cámaras Mastcam-Z y el Remote Micro-Imager o RMI, pues provee la información necesaria para conocer el lugar donde el rover Perseverance debe continuar su investigación en torno a la búsqueda de vida microbiana.

Los científicos desde hace mucho tiempo querían visitar el delta por su potencial de hallar ahí restos de vida antigua, por lo que ahora sus ideas tienen un mayor fundamento.

Uno de los objetivos principales de la misión rover Perseverance es recolectar muestras que podrían ser traídas a la Tierra, lo que permitiría analizar el material. Fueron tomadas en la cercanía de Kodiak, otro afloramiento rocoso prominente en el borde sur del delta.

Las fotografías revelaron por primera vez la estratigrafía, el orden y la posición de las capas de roca, que proporciona información sobre el tiempo relativo de los depósitos geológicos.

La investigación sobre las imágenes obtenidas del cráter Jezero fue publicada en la revista Science.