¡Adiós a la celebración de año nuevo! Río de Janeiro la cancela por ómicron
Celebración de fin de año 2019 en Copacabana. Foto: Daniel Ramalho/AFP

La multitudinaria fiesta de año nuevo característica de la ciudad de Rio de Janeiro fue suspendida por las autoridades, tras la llegada de la variante ómicron a Brasil.

“Vamos a cancelar de esta forma la celebración oficial de la fiesta de año nuevo en Rio”, anunció este sábado el alcalde Eduardo Paes en Twitter.

Cada año, esta celebración con música y fuegos artificiales reúne a unos tres millones de personas en la playa de Copacabana. Paes dijo que tomó “con tristeza” la decisión al no contar con “la garantía de las autoridades sanitarias”.

Hasta ahora en Brasil se han confirmado seis casos de la nueva cepa tres en Sao Paulo, dos en Brasilia y uno en Porto Alegre.

Respetamos la ciencia. Como son opiniones divergentes entre comités científicos, nos quedaremos siempre con la más restrictiva. El Comité de la alcaldía dice que se puede. El del Estado dice que no. Entonces no se puede”, agregó el alcalde.

Aunque no haya fuegos artificiales en la playa de Copacabana, “la ciudad sigue mágica, increíble, receptiva, linda, maravillosa. Los turistas vacunados serán muy bienvenidos a Rio de Janeiro”, dijo Paes más tarde en conferencia.

Otras autoridades del país se han sumado a este tipo de decisiones, el viernes, Sao Paulo canceló también las celebraciones de fin año, que reúnen a dos millones de personas en la icónica Avenida Paulista. Y 27 capitales más, entre ellas Brasilia y Salvador, tomaron la misma decisión.

A raíz de la cancelación de estas celebraciones, aumentan las dudas sobre la realización del famoso carnaval de Brasil, especialmente el de Rio de Janeiro, considerado una de las mayores fiestas del planeta.

“Faltan tres meses para el Carnaval (…). Yo sigo a la ciencia siempre. Ojalá no haya que cancelar también el Carnaval”, declaró Paes en la rueda de prensa.

El alcalde lleva semanas condicionando la realización de esta fiesta, entre el 25 de febrero y el 1 de marzo, a la situación epidemiológica de Brasil, que ha mejorado sustancialmente en los últimos meses junto al avance de la vacunación (un 63% de los 213 millones brasileños están completamente vacunados).

Creo que es justo cancelar Carnaval, cancelar el fin de año, porque después que pasa todo eso se queda la enfermedad y es complicado para Brasil“, declaró el vendedor ambulante Ismael Moreira dos Santos, de 59 años, en la playa de Copacabana.

Hasta que no se diga lo contrario, las escuelas de samba de Rio de Janeiro continúan sus ensayos y la elaboración de miles de disfraces, máscaras y las características carrozas gigantes que el año pasado ya no salieron por la suspensión debido al coronavirus.

Con información de AFP.