¡Al ataque! Coreanos hacen fila desde temprano para comprar artículos Chanel
Coreanos compran bolsas Chanel | AFP

Desde las 5 de la mañana, habitantes de Corea del Sur esperan a que los grandes almacenes abran sus puertas para comprar artículos de alta gama, como un bolso Chanel.

Y es que el frenesí por este tipo de productos comenzó cuando la pandemia impidió que las personas fueran al extranjero a comprar.

De acuerdo con Bloomberg, Chanel Corea elevó los precios de ciertos artículos cuatro veces este año, pero esto ha avivado aún más la demanda por estos objetos.

“La gente parece desear a Chanel aún más porque incluso si pueden pagarlo, es increíblemente difícil obtener el artículo exacto que desea”, dijo Cho Eunbit, un comprador de Seúl de 31 años a Bloomberg.

Asia es ahora el séptimo mercado más grande de artículos de marcas de lujo, con ventas de alrededor de 14 mil 200 millones este año, un 4.6 por ciento más que en 2020, según un informe de Euromonitor International.

Chanel tiene solo nueve boutiques en Corea del Sur, pero presentaron alrededor del 8.5 por ciento de los ingresos totales de la compañía en 2020, según los resultados financieros compilados por el medio especializado en economía.

Cho no pudo conseguir una bolsa, por lo que recurrió a los revendedores, cuyos negocios habían despegado. Un activo mercado de segunda mano en línea en Corea del Sur ha permitido a las personas ganar dinero fácilmente vendiendo artículos de lujo.

Uno de esos revendedores es Lana Park, de 59 años, quien nunca imaginó que encontraría un lucrativo trabajo paralelo haciendo esto hasta que ganó 300 mil wones (254 dólares) en ganancias vendiendo un bolso de Chanel.

Durante aproximadamente un año, se unió a la carrera abierta, saliendo de su casa a las 4 de la mañana y tratando de visitar varias boutiques de Chanel en un día.

“Todo comenzó porque disfrutaba ir de compras y era algo que tenía que hacer”, dijo Park. “Pero el mercado se ha vuelto absolutamente loco durante el año con tantos revendedores agregando primas ridículas”.

En un intento por aliviar la demanda sobrecalentada y tomar medidas enérgicas contra la reventa, Chanel implementó un límite de compra en octubre: los clientes en Corea del Sur solo pueden comprar una de las bolsas Classic Flap y Coco Handle cada año, así como una de cada artículo en la categoría de pequeños artículos de cuero, dijo un vocero de Chanel, y agregó que la compañía está tomando medidas a nivel local ya que algunos productos son particularmente buscados.