La Corte Suprema de EU revocó el derecho constitucional al aborto
Activistas en favor del aborto protestas afura del Tribunal Supremo de EU el 23 de junio de 2022. Foto: EFE/Michael Reynolds

La muy conservadora Corte Suprema de Estados Unidos puso fin este viernes a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres estadounidenses al aborto, pero que nunca había sido aceptada por la derecha religiosa.

Esta decisión no convierte en ilegales las interrupciones del embarazo, sino que hace retroceder a Estados Unidos a la situación vigente antes de la sentencia “Roe v. Wade” de 1973, cuando cada estado era libre de autorizarlas o no.

En un país muy dividido es probable que la mitad de los estados, especialmente en el sur y el centro más conservadores y religiosos, podrían prohibirlas en un plazo más o menos corto.

“La Constitución no hace ninguna referencia al aborto y ninguno de sus artículos protege implícitamente este derecho”, escribió el juez Samuel Alito, en nombre de la mayoría. Roe v. Wade “debe ser anulado”.

Es hora de devolver el tema del aborto a los representantes elegidos por el pueblo“, a los parlamentos locales, escribió.

Una formulación muy parecida al anteproyecto de sentencia que había sido filtrado a principios de mayo, provocando importantes manifestaciones en todo el país y una ola de indignación en la izquierda.

Desde entonces la situación era tensa en las inmediaciones del alto tribunal, acordonado por las fuerzas de seguridad para mantener a distancia a los manifestantes.

El 8 de junio incluso se detuvo a un hombre armado cerca del domicilio del magistrado Brett Kavanaugh y fue acusado de intento de asesinato.

Tras darse a conocer la noticia, el expresidente Barack Obama criticó la decisión de la Suprema Corte calificándola de ataque a las “libertades fundamentales”.

“Hoy, la Corte Suprema no solo revirtió casi 50 años de precedente histórico, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos -atacando las libertades fundamentales de millones de estadounidenses”, tuiteó el ex mandatario demócrata.

La principal organización de planificación familiar de Estados Unidos prometió seguir “luchando” por quienes lo necesitan. “Sabemos que pueden estar sintiendo muchas cosas en este momento: dolor, ira, confusión. Lo que sea que sientan está bien. Estamos aquí con ustedes y nunca dejaremos de luchar por ustedes“, dijo Planned Parenthood.

En contraste, el exvicepresidente republicano de Estados Unidos Mike Pence aplaudió la decisión.

“Devolviendo el tema del aborto a los estados y al pueblo, la Corte Suprema ha corregido un error histórico”, afirmó en Twitter este cristiano evangélico que fue el brazo derecho de Donald Trump en la Casa Blanca.

Con información de AFP.