Benedicto XVI está ‘lúcido’ aunque su estado de salud aún es grave, dice el Vaticano
El papa emérito Benedicto XVI. Foto: AFP

El papa emérito Benedicto XVI se encuentra “lúcido”, aunque sus condiciones de salud son “graves” pero “estables”, informó este jueves el director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

“El papa emérito reposó bien la noche anterior, está totalmente lúcido y en alerta y hoy, aunque las condiciones siguen siendo graves, la situación de momento es estable. El papa Francisco renueva la invitación a rezar por él y a acompañarlo en estas horas difíciles”, indicó en un breve comunicado.

Francisco alertó sobre la situación del pontífice emérito en la audiencia general del miércoles, cuando pidió “una oración especial para el papa Benedicto XVI, que en el silencio está sosteniendo la iglesia” y se encuentra “muy enfermo”.

Tras esas palabras, Bruni emitió una primera nota de prensa para confirmar que en las últimas horas se produjo “un agravamiento” de su estado “por el avance de la edad”, pero sin dar más detalles sobre su condición.

Según algunos medios, Benedicto XVI rechazó ser trasladado a un hospital desde el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines vaticanos, donde vive apartado desde 2013, tras su renuncia, y donde continúa en constante vigilancia por los equipos médicos y acompañado por su secretario, el alemán Georg Gänswein.

Y, según el diario italiano La Stampa, que cita fuentes cercanas al monasterio, el pontífice emérito está “respondiendo positivamente al tratamiento”.

Ayer, la Diócesis de Roma aseguró que se ha unido a la petición de rezo formulada por Francisco en la audiencia general del miércoles, cuando dio la voz de alarma sobre la situación de Benedicto XVI.

“Pido una oración especial para el papa Benedicto XVI que en el silencio está sosteniendo la iglesia y recordar que está muy enfermo y pidiendo al Señor que lo consuele y lo apoye en que este testimonio de amor a la Iglesia hasta el final”, dijo Francisco.

Desde el 2 de abril de 2013, Joseph Ratzinger vive rodeado de su “familia” vaticana, formada por un secretario y cuatro mujeres laicas consagradas del instituto “Memores Domini”, que pertenece al movimiento Comunión y Liberación, que se reparten las tareas de la casa y se ocupan de las necesidades del papa emérito.

Benedicto XVI, el primer papa en renunciar al pontificado desde tiempos de Gregorio XII, a principios del siglo XV, salió en muy pocas ocasiones de los muros leoninos, una vez para visitar a su inseparable hermano en el hospital y en junio de 2020 cuando viajó hasta Ratisbona (Alemania) para verlo de nuevo pocas semanas antes de que morir.

– Con información de EFE.