Matteo Messina, el mafioso más buscado en Italia y líder la Cosa Nostra, es detenido en Palermo
Matteo Messina Denaro, prófugo desde hacía 30 años, fue detenido en Palermo. Foto: Italian Carabinieri Press Office / AFP

Matteo Messina Denaro, el mafioso más buscado de Italia, prófugo desde hacía 30 años y líder de la Cosa Nostra, fue detenido en Palermo, en medio de un operativo.

“Hoy, 16 de enero, los carabineros detuvieron al fugitivo Matteo Messina Denaro en el interior de una estructura sanitaria en Palermo a la que se había dirigido para seguir terapias clínicas”, indicó el general de los carabineros, Pasquale Angelosanto, a la agencia AGI.

El “padrino” de la mafia se encontraba en la lista de los criminales más buscados del mundo, por ser el líder de la poderosa organización criminal Cosa Nostra, especializada en el tráfico de drogas, prostitución, extorsión y lavado de dinero.

Messina Denaro, de 60 años de edad, conocido por su extrema maldad, se jactaba de poder “llenar un cementerio” entero con sus víctimas, entre ellas un adolescente, hijo de un mafioso arrepentido, al que ordenó disolver en ácido.

Matteo Messina, el mafioso más buscado en Italia y líder la Cosa Nostra, es detenido en Palermo - matteo-messina-fue-detenido-1280x1280
Matteo Messina, el mafioso más buscado de Italia, fue detenido. Foto: Italian Carabinieri Press Office / AFP

El “capo de los capos”, como lo llamaban, remplazó a Salvatore “La Bestia” Riina, capturado en 1993 y fallecido en noviembre del 2017.

Se sospecha también que Matteo Messina ordenó los atentados de 1993 en Roma, Milán y Florencia que causaron la muerte de 10 personas pocos meses después de que Cosa Nostra asesinara a los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino en ataques similares.

Su detención ha suscitado numerosas reacciones por parte de la clase política italiana, entre ellas de la primera ministra Giorgia Meloni: “Una gran victoria del Estado, que demuestra que no hay que rendirse ante la mafia”, escribió.

El presidente de la República, Sergio Mattarella, cuyo hermano Piersanti, presidente de la región de Sicilia, fue asesinado a tiros por la mafia a principios de la década de 1980, envió “sus felicitaciones” a las fuerzas del orden.

Su arresto fue posible gracias a una imponente operación en la que participaron cientos de policías y carabineros especializados y que se concluyó entre los aplausos, según las primeras imágenes divulgadas por la prensa local.

El “capo” de Cosa Nostra logró pasar años y décadas escondido en una isla como Sicilia, debido a que no utilizaba  móviles ni comunicaciones electrónicas.

Su modus operandi se basaba en utilizar trocitos de papel fácilmente ocultables, que se pasaban unos a otros en un apretón de manos, y que se pueden eliminar tragándoselos sin especial dificultad, los llamados pizzini.

El último padrino de Cosa Nostra, que era un capo despiadado e invisible, lideraba una organización multimillonaria gracias a sus ramificaciones en varios sectores.

Matteo Messina Denaro fue detenido en una clínica privada, a donde acudía desde hace un año para recibir un tratamiento de quimioterapia contra un cáncer, según explicaron fuentes de prensa sicilianas.

“Con su detención no ha caído la mafia, que hoy en día es una organización rica y sanguinaria, que reparte dinero a su gente y reemplaza al Estado, con cómplices en la política y entre empresarios”, advirtió a RaiNews24 Lirio Abbate, uno de los periodistas italianos expertos en el tema.

-Con información de AFP