La jornada electoral inicia en

Nombran a la exprocuradora Arely Gómez como Auditora Especial en la ASF

El auditor superior David Colmenares presentó este miércoles a la exprocuradora Arely Gómez como nueva Auditora Especial de Desempeño, a partir de esta fecha.  

Gómez llega en sustitución de Agustín Caso Raphael, quien fue separado de su cargo como auditor especial tras difundir una evaluación del Aeropuerto de Texcoco, según denunció él mismo.

Esta tarde, Colmenares hizo la presentación de Arely Gómez, una priista que fue procuradora general de la República en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Sobre ella se destacó que es abogada egresada de la Universidad Anáhuac, titulada con mención honorífica. Además, cuenta con una amplia trayectoria dentro del sector público, en el que se desempeñó como Secretaria de Estudio y Cuenta en el Tribunal Fiscal de la Federación. Realizó gran parte de su carrera profesional dentro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde ocupó los cargos de Coordinadora de Ponencia en la Segunda Sala, Secretaria General de la Presidencia y Oficial Mayor.   En 2007 fue nombrada titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, cargo que ocupó hasta 2010.

Arely Gómez fue senadora de la República en la LXII y LXIII Legislatura, para el periodo 2012-2018. Solicitó licencia para ocupar la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales y posteriormente fue ratificada como Procuradora General de la República del 1º de marzo de 2015 al 26 de octubre de 2016.  

A partir del 27 de octubre de 2016 al 30 de noviembre de 2018 ocupó el cargo de Secretaria de la Función Pública.

El 1º de febrero de 2019 fue nombrada Titular de la Contraloría del Consejo de la Judicatura Federal, puesto que desempeñó hasta el 30 de septiembre de 2023.  

“Este nombramiento se da con la finalidad de seguir fortaleciendo las labores de la ASF”, indicó Colmenares.

La salida de Augustín Caso fue polémica pues acusó que su despido se debió a que difundió una evaluación del Aeropuerto de Texcoco, que no le convenía al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Si una simple evaluación incomoda a un funcionario, ésta desaparece, ya no se diga de la integración del programa anual de auditorías el cual se ha vuelto una suerte de autocensura, pues no se nos permite incorporar los temas de relevancia nacional”, mencionó el exauditor en una carta.

Al calificar su despido como “ilegal”, llamó a demostrar que incurrió en alguna falta con base en la Ley de Fiscalización y Rendición de cuentas de la Federación.

“El martes 9 de abril el auditor superior de la federación procedió a cesarme de la Auditoría Especial de Desempeño. En su oportunidad, interpondré los recursos jurídicos necesarios ante una decisión arbitraria e ilegal porque la remoción se hace sin demostrar que se haya incurrido en alguna de las causales establecidas en la Ley de Fiscalización y Rendición de cuentas de la Federación, en sus artículos 93 y 94″, mencionó en el documento.

Síguenos en

Google News
Flipboard