Síguenos

 

Política

El conflicto de las turbinas eólicas suma tensiones entre Reino Unido y la UE

Exclusiva: a Bruselas le preocupa que el gobierno británico favorezca a empresas de su país, en violación del acuerdo comercial.

El tema se suma a una larga lista de puntos de tensión, incluidas las disputas sobre los acuerdos para Irlanda del Norte y la emisión de licencias en las aguas de pesca. Foto: Phil Noble / Reuters

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Un nuevo frente se abrió en las tensiones post-Brexit entre Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, y la Unión Europea por las preocupaciones de Bruselas de que la industria británica de turbinas eólicas es favorecida por contratos gubernamentales por valor de miles de millones de libras.

Con el apoyo de los gobiernos de Francia y España, la Comisión Europea advirtió en privado a funcionarios del Reino Unido que la política de adquisiciones de su gobierno podría violar el acuerdo comercial firmado en la Nochebuena de 2020.

El enfrentamiento pone de relieve la difícil línea que el gobierno intenta seguir al prometer apoyo a las empresas británicas en la era post-Brexit, mientras cumple su compromiso de abrirse a las inversiones de todo el mundo, incluida Europa.

El tema también se une a una larga lista de puntos de tensión en la relación Unión Europea-Reino Unido desde que este último abandonó el mercado común y la unión aduanera, incluidas ciertas disputas sobre los acuerdos post-Brexit para Irlanda del Norte y la emisión de permisos en aguas de pesca, lo que llevó a patrullas marinas de la Royal Navy a desplegarse en Jersey a principios de este año.

Te recomendamos: Firma de seda se une al éxodo de empresas que dejan al Reino Unido por el Brexit

El secretario comercial, Kwasi Kwarteng, se está preparando para firmar contratos de energía renovable de gran valor en los próximos meses, pues el gobierno busca cumplir la promesa del primer ministro de que los parques eólicos marinos generen suficiente electricidad para alimentar todos los hogares del Reino Unido en una década.

Se entiende que a la Unión Europea le preocupa el respaldo público del Reino Unido a un objetivo de la industria de que 60% de sus cadenas de suministro utilicen productos fabricados localmente, así como servicios suministrados en el país. Asimismo, a la Unión Europea le preocupa un cuestionario revisado para quienes buscan obtener contratos en licitación.

Dos preguntas del cuestionario requieren que los solicitantes de contratos “anticipen, con evidencias, el nivel de contenido de origen del Reino Unido en su proyecto y el nivel de creación de empleos locales“. Pero el acuerdo comercial y de cooperación Unión Europea-Reino Unido prohíbe explícitamente cualquier requisito para que las empresas “alcancen un determinado nivel o porcentaje de contenido nacional”.

Alrededor del 50% de la cadena de suministro de la industria es atendida actualmente por empresas del Reino Unido, pero las empresas líderes de la Unión Europea tienen un gran interés en el mercado, incluida la empresa española Siemens Gamesa y la energética francesa Total. Siete de los parques eólicos más grandes del mundo se encuentran en territorio del Reino Unido y es un mercado cada vez más fructífero para los proveedores internacionales de energía.

El gobierno se está preparando para ofrecer una nueva ronda de los llamados contratos por diferencia, que ofrecen recargas de efectivo a las empresas que invierten en proyectos de energía renovable para aislarlas de cualquier caída en el precio del mercado mayorista de la energía. Una ronda de contratos similares lanzada en 2014 ofreció apoyo financiero por valor de 9.7 mil millones de libras.

Madrid y París pidieron a la comisión plantear el tema de los nuevos procesos contractuales con funcionarios británicos en una reunión reciente.

Siguel el hilo: El año pasado, la industria global de energías renovables creció al ritmo más veloz desde 1999

Según fuentes diplomáticas, los funcionarios del Reino Unido confirmaron que los detalles sobre el uso de contenido local se incluyeron en el cuestionario, pero dijeron que aún no habían decidido qué peso darían a las respuestas de las empresas a la hora de adjudicar contratos.

“La Comisión expresó su preocupación por el cumplimiento del acuerdo comercial y de cooperación y los compromisos del Reino Unido con la Oorganización Mundial del Comercio (OMC)”, afirmó una fuente diplomática. Se entiende que la Comisión también planteó el tema de futuros subsidios del Reino Unido para la industria británica de turbinas eólicas. Un portavoz de la Comisión dijo que los funcionarios están evaluando la política del gobierno del Reino Unido.

Sam Lowe, investigador senior del Centro para las Reformas Europeas (un think tank) y exmiembro del grupo asesor de comercio estratégico del Departamento de Comercio Internacional, afirmó: “Los requisitos de contenido local están prohibidos no solo por el acuerdo de cooperación y comercio Unión Europea-Reino Unido, sino también los compromisos del Reino Unido con la OMC.

“Por lo tanto, la pregunta que debe responderse es si el Reino Unido, de hecho, está dando a las empresas con cadenas de suministro del Reino Unido acceso preferencial a los contratos o es simplemente una recopilación de información. Lo último está bien, lo primero no tanto“.

El Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial dijo que el éxito de las solicitudes de contratos en el Reino Unido no dependería de los compromisos de las empresas sobre el uso de mano de obra y servicios locales.

La dependencia dice: “Estamos comprometidos a apoyar a la industria de las energías renovables del Reino Unido siempre que sea posible y a construir cadenas de suministro sostenibles para electricidad con bajas emisiones de carbono, capaces de cumplir con el compromiso de la industria del acuerdo del sector eólico marino del 60% del contenido del Reino Unido en sus instalaciones. Sin embargo, de acuerdo con el acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea, no hay requisitos obligatorios para que las cadenas de suministro utilicen productos del Reino Unido o cualquier otro tipo de objetivos obligatorios.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Entretenimiento

Más de 200 artistas de Reino Unido incluyendo los Chemical Brothers, Kano y Wolf Alice respaldan la iniciativa que solicita ayuda financiera y que...

Opinión

Reino Unido se ha debilitado, pero también la Unión Europea. Las relaciones entre las dos entidades no tienen por qué ser tan malas.

Mundo

Organizaciones hacen llamados a extender la fecha límite del 30 de junio por temor a que miles de británicos pierdan acceso a la salud...

CINE

Exclusiva: el número de producciones de Reino Unido se considera desproporcionado y una amenaza para la diversidad cultural de Europa.

Publicidad