Álvarez Icaza: ‘La política migratoria de AMLO es una vergüenza’
La caravana migrante fue reprimida este sábado en Chiapas. Foto: EFE

El pasado domingo, se difundió un video de una agresión de elementos de la Guardia Nacional (GN) y el Instituto Nacional de Migración (INM) a migrantes haitianos que iban en una caravana desde Chiapas en busca de llegar a la frontera con Estados Unidos. Tras darse a conocer el caso, el gobierno federal ordenó suspender a los agentes involucrados en la más impactante de las agresiones contra los migrantes, pero hubo más incidentes, como pedradas, golpes, forcejeos. A ello se suman detenciones y nuevos enfrentamientos.

A pesar de tratarse de una policía nacional con miras a atender la violencia en el país, una de sus primeras encomiendas fue contener la migración desde la frontera sur hacia Estados Unidos. En marzo de 2019 se dio el primer despliegue de guardias en Chiapas, mientras que en junio de 2019, se dio a conocer que unos 6 mil elementos de la nueva Guardia se desplegarían en la frontera sur para contener la migración.

Poco antes, en mayo de 2019, el entonces presidente estadounidense Donald Trump presionó al gobierno mexicano de reducir la llegada de migrantes a su frontera común con México con la amenaza de aumentar las tasas arancelarias a las exportaciones mexicanas.

“Viendo a la Guardia Nacional detener y contener a migrantes es una derrota ética y política de este gobierno, es una vergüenza, nos quejamos de lo que hace la Border Patrol y ahora parecen ellos, la Border Patrol, gente amable al lado de los actos brutales que está cometiendo la autoridad mexicana, me indigna, me ofende y creo que hay una agenda de racismo en contra de haitianos, centroamericanos muy grave, que propicia todo tipo de abusos”, resalta Emilio Álvarez Icaza, en entrevista para La-Lista.

Las agresiones de la GN a migrantes no son un hecho aislado, como sostuvo el presidente en su mensaje con motivo del Tercer Informe de Gobierno. Apenas unos meses después de la entrada en operación de la Guardia, se reportaron los primeros abusos contra migrantes.

El Movimiento Migrante Mesoamericano denunció en agosto de 2019 la represión de migrantes haitianos y de origen africano en la estación migratoria Siglo XXI en Tapachula, Chiapas. El grupo de algunas decenas de manifestantes fue sometido por numerosos elementos de las Fuerzas Armadas, uniformados de la extinta Policía Federal y Policía Militar con distintivos de la Guardia Nacional.

Seis meses después, tuvieron un nuevo encontronazo contra los migrantes en Tapachula. A través de videos difundidos en redes sociales se observó a agentes de la GN formar una valla humana con escudos y toletes para confrontar a los migrantes.

“La agenda de los derechos humanos es uno de los grandes pendientes y decepciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, la política migratoria es una vergüenza”, acusa el excomisionado de los Derechos Humanos en el Distrito Federal.

Por ello, el senador sin partido externó su preocupación por la meta de dejar a la Guardia Nacional a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, una de las iniciativas prioritarias de reforma constitucional que buscará promover el presidente López Obrador.

Su temor radica no solo en encomendar funciones de seguridad pública y de las aduanas terrestres, sino además tareas de construcción y control de obras de infraestructura, como el Aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya, que también se entregará al Ejército una vez que se concluya.

“Está faltando al compromiso legal, ético y político de construir una guardia civil y no militar, y ahora insiste en este tema. Yo estoy muy preocupado no solo por las tareas que les han dado, Antes nos preguntábamos cómo los íbamos a regresar a sus cuarteles, ahora también nos preguntamos cómo les vamos a quitar el presupuesto que les ha dado López Obrador. Increíblemente, impensablemente López Obrador va a pasar a la historia como el presidente de la militarización”, sentencia el senador sin partido.