Gobierno de Tamaulipas gastó ¡en futbol! parte del presupuesto de seguridad

El gobierno de Francisco Javier García Cabeza de Vaca en Tamaulipas dio 50 millones 047 mil pesos, mediante asignación directa, a Orlegi Sports, a través de la empresa TM Futbol Club S.A.P.I. de C.V.; de ese total, 8 millones 191 mil 920 pesos eran del presupuesto de seguridad, dio a conocer el portal informativo Elefante Blanco.

Documentos entregados vía transparencia al periodista Carlos Manuel Juárez dan cuenta que la administración tamaulipeca distribuyó el dinero en 9 depósitos por el concepto de servicio de promoción de imagen de 7 secretarías, el Instituto del Deporte y la Coordinación de Comunicación Social.

Secretarías del estado (Educación, Desarrollo Económico, Bienestar Social, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente) dieron partidas por un monto máximo de 6, 496, 000 pesos a la Jaiba Brava, cuando ya era propiedad absoluta de Grupo Orlegi.

Estas adjudicaciones directas no respetaron los límites establecidos en el Presupuesto de Egresos, que marcó un máximo de 800,000 pesos para este tipo de contratación.

Los documentos corroboran los comentarios que el periodista deportivo Luis Castillo hizo en abril de 2020, cuando afirmó que el gobierno de Tamaulipas entregaba entre 30,000,000 y 50,000,000 pesos anuales a la Jaiba brava, como parte de un acuerdo entre Alejandro Irarragorri y Cabeza de Vaca, mismo que se rompió hace 2 años.

Fue en una trasmisión en vivo donde el periodista Castillo expuso las cantidades de recursos que recibía el equipo de la Liga de Ascenso por parte del gobierno estatal. La Jaiba Brava es un equipo que estuvo en Tampico durante seis años y el pasado 20 de abril anunció que se iba del estado.

En un comunicado, el club informó que decidió “suspender su participación en la Liga de Expansión con el TM Fútbol Club en Tampico, Tamaulipas, por lo que se encuentra explorando posibilidades para la continuidad en el futuro de la franquicia”.

El periodista deportivo Luis Castillo dio a conocer hace dos años que “hubo un enfrentamiento entre el gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca y Grupo Orlegi, es decir Alejandro Irarragorri“. Desde aquel momento se decía que el club se iría de la entidad y ahora se confirma que tras 6 años de operar en Tamaulipas, se vendió la franquicia a un empresario de Baja California Sur.

De acuerdo con Elefante Blanco, TM Futbol Club dio servicios de promoción del gobierno de Tamaulipas en ámbitos de turismo, deporte, ecología y utilizar a los jugadores para las necesidades requeridas por la administración de García Cabeza de Vaca.

Gasta Cabeza de Vaca presupuesto de seguridad para futbol

Dentro de la operación Jaiba Brava, el gobierno de Tamaulipas entregó directamente 8,191,920 pesos del presupuesto contra la inseguridad a la operación del TM Futbol Club, de acuerdo con información consultada por Elefante Blanco.

La administración estatal aprobó que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) contratara servicios del cuadro celeste a petición del coordinador general administrativo Julio César Ramírez Cepeda y con el aval del entonces titular, vicealmirante Luis Felipe López Castro.

Este nuevo contrato es parte de la operación que implementó el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca para financiar la empresa deportiva de Grupo Orlegi, presidida por Alejandro Irarragorri dueño de los clubes Santos Laguna y Atlas. 

En 2017, durante el primer año del gobierno de Cabeza de Vaca, Tamaulipas tuvo una crisis de homicidios dolosos, extorsiones, violencia familiar, agresiones sexuales y diversos tipos de robo. La violencia repuntó, con 1,629 personas asesinadas, dentro de estos homicidios conmocionó el ataque a balazos en que murió Miriam Rodríguez, madre que buscaba a su hija desaparecida en San Fernando, Tamaulipas.

El medio apunta que el contrato por los servicios de imagen y promoción de la Secretaría de Seguridad fue cerrado el 4 de septiembre de 2017. A la reunión acudieron y firmaron los directores de la Secretaría de Admisnistración: Román Castillo Airola, amigo de la familia Cabeza e Vaca; y Horacio Ortiz Ornelas, hijo de Horacio Ortiz Renán, presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado de Tamaulipas; estos dos firmaron todos los documentos de la operación Jaiba Brava. El único que no firmó el contrato fue el vicealmirante Luis Felipe López Castro, y en su representación jurídica acudió Julio César Ramírez Cepeda, coordinador general de la administración de la SSP.

Se solicitó la postura del gobierno del estado pero no se ha tenido respuesta.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales