Abrir el archivo del Cisen del caso Colosio sería el gran avance del gobierno: Jacinto Rodríguez

Hasta las manos de Jacinto Rodríguez Munguía, un periodista estudioso de documentos históricos, llegó una parte del expediente relacionado con el caso Colosio, en un lugar inesperado: el Archivo General de la Nación, que resguarda una serie de documentos de la extinta agencia, pero sólo del periodo de 1947 a 1985, cuando el magnicidio fue en 1994.

El hallazgo, que en su mayoría corresponde a recortes de periódicos, no deja ver una conclusión sobre el caso, pero esta podría existir y sólo lo sabremos si abren todos los archivos del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), apuntaló el periodista.

Para él, la reapertura del caso Colosio es “un gran distractor”, pero si hay un lugar dónde investigar es en el Cisen pues, como lo prueban los documentos que encontró, este aparato de inteligencia realizó investigaciones.

“Para mí fue muy importante decir que el Cisen sí tenía materiales de Colosio. Ahora que se ha vuelto a hablar del tema y que la Fiscalía General de la República (FGR) anda buscando información y que le anda pidiendo a los periódicos y los medios que entreguen casi sus hemerotecas sobre Colosio, pues que se vaya al Cisen. Este es el mejor ejemplo de que el Cisen tiene información, no pueden venir a decir que no, pues que se lo entregue (a la FGR)”, planteó en entrevista para La-Lista.

En su blog La Tiranía Invisible, Jacinto permite al lector escarbar entre estos documentos, algunos con anotaciones, otros recortes, notas sobre reuniones, e incluso aparece un gráfico en el que se conectan nombres desde el presidente Carlos Salinas de Gortari, narcotraficantes, el equipo de seguridad de Colosio, conocido como grupo Omega, y hasta Mario Aburto, preso hasta el día de hoy y señalado como el único responsable del magnicidio.

Abrir el archivo del Cisen del caso Colosio sería el gran avance del gobierno: Jacinto Rodríguez - GRAFICO_COLOSIO-1280x989

Entre los papeles del Cisen se incluye una presunta entrevista donde el exsecretario de Gobernación, Manuel Bartlett, habría tenido sospechas del expresidente Carlos Salinas de Gortari (CSG): “Yo no quisiera pensarlo, pero como están las cosas, todo indica que él tuvo que ver con el crimen”, se lee que dijo el hoy director de la Comisión Federal de Eelectricidad (CFE).

En contraste se incluye una entrevista con John Womack, catedrático e historiador de Harvard, cercano a Salinas de Gortri, quien rechazó las hipótesis que señalan al expresidente como autor intelectual, ya que para él Colosio era pieza fundamental para continuar las reformas iniciadas por Salinas de Gortari, por lo que estimó que los responsables del asesinato debieron ser enemigos irreconciliables del proyecto salinista.

La idea de exhibir estos documentos en su sitio, apuntó Jacinto, es “demostrar que el Cisen sí tenía información” del caso Colosio, a partir de la cual se realizó una investigación.

“A partir de los recortes de periódicos comienzan a armar esquemas, ese es el proceso de investigación. Los periódicos pueden ser una primera fuente. Pero cuando ya se comienza a procesar y ahí en los documentos hay huellas de procesamiento de información y hay trabajo de inteligencia. Ya están estructurando la información, ya no son solo los recortes puestos, ya hay apuntes, ya hay esquemas, ya están tomando una ruta”, expuso.

Reapertura del caso Colosio, “un gran distractor”

La semana pasada se dio a conocer que la Fiscalía General de la República decidió reabrir el caso del asesinato del excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio, el cual ocurrió hace más de 28 años, en Lomas Taurinas, Tijuana.

Para tal propósito, se integró un equipo especial para indagar los hechos y, en su caso, retomar los procesos penales contra las personas vinculadas al mismo.

Rodríguez Munguía no espera mucho de la reapertura del caso.

“Me parece que es un juego más de sombras, funciona, parte de mi experiencia con archivos es que es parte del juego cómo administro la memoria, la administración y el uso de la memoria y el pasado. La memoria en términos de secretos de Estado funciona muy bien, no hay gobierno que no la use, así puede ser el caso Colosio o cualquier otro caso, funciona, hoy el gobierno necesita y sabe cómo usar esas herramientas”, explicó.

Dentro de 10 años quizá estemos viendo cómo los gobiernos de entonces van a administrar la historia de este gobierno. 

“Yo veo que es una estrategia de distraer, más que lo que se pueda llegar a esclarecimiento del caso. La memoria y la historia funcionan muy bien como estrategias distractivas y este me parece que es un caso, pinta, tiene características de un caso de uso como un gran distractor de problemas presentes“, sostuvo.

En todo caso, los hallazgos vendrán de otro lado, opinó el periodista; por ejemplo de los investigadores, expertos, que tengan compromiso con el tema, periodístico o académico.

Actualmente, es pública la investigación que realizó la PGR además de que la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad logró la desclasificación del expediente completo del proceso penal condenatorio contra Mario Aburto.

Para Rodríguez Munguía, aún hay “necesidad de saber más“, pues “faltan muchas piezas” y hay una “sensación generalizada de que no sabemos la verdad”.

“Nos invita a investigadores a seguir buscando. Que lo haga la autoridad, ahí es donde está mi duda. No lo creo, porque no es un patrón en México y porque la FGR y los personajes que están encargados de esto no han dado muestras de una claridad y un compromiso con la verdad legal, olvidemos la histórica. Difícil ver un trabajo serio de parte de la fiscalía”, abundó.

Los documentos del Cisen sobre el caso Colosio que encontró en el Archivo General de la Nación muestran que hubo “un trabajo de inteligencia, análisis, que es el que hacen todos los aparatos de inteligencia del mundo. Ya no es solo una suma de papeles sino que hay un procesamiento con una intencionalidad”, señaló Rodríguez Munguía.

Por lo que “más allá de los personajes, ya están estructurando una línea de investigación. Más allá de quiénes son, si conectan o no, el esquema solo sí plantea una ruta de investigación, líneas de investigación, ¿a dónde llegaron?.

“Yo creo que es parte de la pregunta, pero lo tenían, tenían una estructura, tenían una metodología de trabajo, y una metodología de trabajo es para llegar a algo, las hipótesis, ¿cuáles eran las hipótesis?, ¿hasta dónde llegaron la comprobación de esas hipótesis?, ¿se descartaron, no se descartaron? Pero, el esquema plantea un problema y plantea personajes. ¿Qué siguió? Debe estar ahí. Un poco mi idea era eso: vean lo que está porque debe haber más”, aseveró el periodista.

Por ello, “sería ideal que ahora con esto abrieran todo lo que tenía el Cisen, pero todo, no fragmentos, que lo hicieran público. Creo que ese sería el mejor avance del caso Colosio, que pusieran al público, a los investigadores, todo, todo el expediente Colosio, el que tiene el Cisen, completito, ese sería el gran avance del caso Colosio”.

Abrir el archivo del Cisen del caso Colosio sería el gran avance del gobierno: Jacinto Rodríguez - luis-donaldo-colosio
Luis Donaldo Colosio en un acto público en Tlaxcala, en 1993. Foto: Edwin Gibrán/Wikimedia Commons.

Como alguien que valora mucho los archivos, “si la FGR le pidiera al Cisen que abriera esa información (el expediente del caso Colosio) sería un gran triunfo y una muy buena muestra de parte de este gobierno de que hay intención, por lo menos, de que la población, de que los investigadores puedan verlo, cómo se registró el caso y no estas pequeñas piezas dispersas, perdidas, extrañas y misteriosas”, indicó Jacinto.

Aunque no sabe si en el Cisen “llegaron a conclusiones absolutas“, agregó que “seguramente hay información que nos da más pistas, desde su inteligencia, limitada, como sea, pero es inteligencia, son recursos humanos, se supone de un buen nivel, que procesaron esa información”.

“¿A qué llegaron? No sabemos. Y eso valdría mucho la pena saberlo. Por lo menos saber cuál es la información a la cual ellos llegaron en la investigación, porque lo investigaron”, remarcó.

“Que lo pusieran ya fuera, que lo sacaran del control de la información del Estado y lo convirtieran en una información que merecemos todos los mexicanos”, concluyó Rodríguez Munguía.