Higinio Martínez se comprometió a aceptar el resultado de la segunda encuesta de Morena, que definirá al futuro candidato al gobierno del Estado de México (Edomex), luego de que en la primera medición él tuviera 28.8% de reconocimiento entre los aspirantes hombres.

El hoy senador, quien ya fue candidato al gobierno del Edomex en 1999 y ahora busca repetir pero con Morena, indicó que no necesita “firmar nada” para comprometerse pues aceptará “sin ninguna duda” el resultado de la encuesta en la que participa él; la secretaria de Educación, Delfina Gómez; el titular de Aduanas, Horacio Duarte, y el alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis.

“Aceptaré el resultado indudablemente porque tengo que confiar en mis dirigentes nacionales de que están haciendo y van a seguir haciendo un proceso transparente”, dijo en entrevista para La-Lista, mientras espera que en los próximos días -a más tardar la segunda semana de agosto- se den a conocer los resultados.

Martínez confió en que “no hay una diferencia tan grande” con Delfina, quien aunque obtuvo 47.3% y fue medida por separado de los hombres.

Ahora las encuestas “se harán a domicilio y habrá otras dos encuestadoras privadas, ajenas al partido, que harán encuestas espejo para que todos quedemos muy tranquilos y vayamos en unidad con el resultado”, adelantó.

Serán mil 500 entrevistas del partido, mil 500 de una encuestadora privada, y mil 500 de otra casa encuestadora.

“No tengo por qué no confiar, no veo por qué pudieran estar en contra mía en la dirigencia nacional (…) tiene que ser un proceso impecable”, aseveró.

Para quienes especulan que podría saltar a otro partido si no es el candidato, Martínez precisó que “no hay ninguna posibilidad en mi caso” de irse de Morena. Recordó que él ayudó a fundar el partido, antes estuvo en el PRD, y no quisiera “avergonzar” a su familia o amigos, siendo candidato de otro partido, o apoyando a otro candidato.

“Si no soy yo, pues no fui y será quien resulte y yo ya tendré que revisar a esta edad que tengo qué es lo que tengo que seguir haciendo, sin dejar de apoyar a quien resulte (ganador) en este proceso”, comenta el senador, quien el mes pasado cumplió 64 años.

Si Delfina gana lo aceptaré y la apoyaré, no iré con otro partido: Higinio Martínez - reconocimiento_encuestas
Encuesta de reconocimiento realizada por Morena.

‘La mayoría en el Edomex quiere un cambio’

Higinio sostuvo que la mayoría de los 18 millones que viven en el Estado de México quiere un cambio. En su diagnóstico sobre el estado que hoy gobierna Alfredo del Mazo, el legislador consideró que está “en una situación crítica”, en el que la inseguridad es el principal problema que aqueja a los ciudadanos y no se ha avanzado en el tema.

“Preocupa, lastima, la angustia con que diario se vive por el tema de la delincuencia”, aceptó.

“Requiere una atención muy fuerte, un cambio radical. Si queremos tener resultados distintos hay que hacer cosas distintas. El PRI ha hecho siempre lo mismo, por eso no ha tenido los mismos resultados. Estamos preparados para hacer cosas distintas”, indicó.

“El PRI terminó su ciclo, 90 años, no puede seguir, no porque diga yo, porque la gente quiere el cambio”, subrayó y resaltó que “la ola guinda” que avanza por el país”, que ha alcanzado ya 20 entidades, “no va a ser la excepción en el Edomex”.

Martínez hace cuentas: tiene 47 años en la política, 30 años con cargos públicos y 27 de ellos ha trabajado con Andrés Manuel López Obrador.

Junto con él, son otros dos los originarios de Texcoco también buscan gobernar el Edomex: Delfina Gómez y Horacio Duarte.

Sobre la primera, comentó que “la maestra es una persona que quiero, que estimo, que si está en esto es porque yo la invité, si ella fuera u otro de los dos compañeros, estoy obligado moral-éticamente a apoyarlos“.

“Hace diez años a la maestra la invitamos (a Morena) porque ella era directora de la escuela primaria más grande de Texcoco y la invitamos a ser candidata a presidenta, y nos tuvo confianza y aceptó. De ahí para el real, hasta dónde ha llegado. La invitamos porque vimos por supuesto características en ella para ocupar la presidencia de Texcoco, de donde somos”.

Tanto Horacio Duarte, como Delfina e Higinio han gobernado Texcoco en diferentes momentos. Ahora, cada quien tomó una decisión de decir “yo quiero ser (gobernador)”, lo cual Higinio consideró que es fruto de que “hemos hecho un buen trabajo en Texcoco porque llevamos 27 años gobernando, antes como PRD hoy como Morena“.

En cuanto a si no cree que le afectarán a Delfina los señalamientos de que retuvo parte del salario de los trabajadores del Ayuntamiento de Texcoco, Martínez aseguró que se trataba de aportaciones voluntarias de personal de confianza, lo cual ha servido para “atacar” a la maestra desde la pasada campaña, cuando fue la candidata de Morena al gobierno del estado.

“Aún cuando hoy estamos buscando la misma posición, yo siempre voy a defender en este asunto a ella porque no es cierto, no hubo un manejo indebido, nunca hubo un cobro, nunca hubo un descuento obligatorio, fue una aportación voluntaria de los funcionarios de confianza, jamás se les descontó a los trabajadores sindicalizados, jamás se les descontó a los de seguridad pública, tránsito, protección civil, jamás a los trabajadores de base, eso fue un ataque que se dio en la pasada campaña, solamente fueron los funcionarios de confianza”, explicó.

“¿Cuál es el delito de que la propia maestra haya decidido aportar durante toda su gestión el 10% (de su salario)? Ella fue la que más aportó, y después los demás funcionarios, no hay ningún manejo indebido. La maestra no cometió ninguna arbitrariedad, ningún acto de injusticia o de imposición a trabajadores”, dijo sobre los recursos que fueron a dar como aportaciones a Morena, que para entonces estaba naciendo.

En la pasada elección del Edomex, en 2017, Delfina Gómez se quedó a menos de 170 mil votos de diferencia con el primer lugar, Alfredo del Mazo.

Actualmente, el PRI sólo gobierna en esa entidad, en Coahuila y recientemente ganó Durango, pues ha perdido la mayoría de las elecciones. El Edomex es su bastión más importante y lo perderá si se concretan los pronósticos de las encuestas.