Comisiones del Senado aprueban reforma que pasa la Guardia Nacional a Sedena

Las comisiones unidas de Justicia y Estudios Legislativos aprobaron en lo general la reforma que pasa la operación y administración de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional.

En la comisión de Justicia quedó aprobada por nueve votos a favor y ocho en contra. Mientras que la comisión de Estudios Legislativos la aprobó con nueve votos a favor, cinco en contra y cero abstenciones. En total fueron 18 votos a favor y 13 en contra.

Los senadores decidieron que las reservas en lo particular contra el dictamen de Guardia Nacional sean discutidas en el pleno, lo que ocurrirá este jueves.

Al dictamen no se le cambió nada de lo que fue aprobado previamente por la mayoría de Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados.

En el Senado, los morenistas argumentaron que los gobiernos de los estados requieren de un cuerpo de seguridad confiable.

Mientras que los senadores de oposición pidieron escuchar a organizaciones civiles e internacionales -que llaman a rechazar la reforma- y calificaron el paso de la Guardia a la Sedena como “militarización”.

El senador del PAN, Damián Zepeda, comentó que “este gobierno hace lo mismo que Felipe Calderón”, pese a que ya reconocieron que su estrategia de segurdiad fue fallida.

La senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, dijo que no hay argumentos jurídicos que sostengan por qué para cambiar de adscripción a la Guardia Nacional no es necesario cambiar la Constitución -como pretenden con la reforma- si ésta ordena que la adscripción sea a la Secretaría de Seguridad.

El senador del Grupo Plural refirió un fallo de la Suprema Corte de Justicia, cuando Olga Sánchez Cordero era ministra, en el que se echó abajo una reforma por violentar el carácter civil de la seguridad pública.

En ese sentido, los senadores de oposición coincidieron en que esta reforma a la Guardia Nacional podría terminar siendo impugnada ante la Suprema Corte.

A su vez, el senador morenista Félix Salgado Macedonio argumentó que la Guardia Nacional seguirá siendo de carácter civil, pues el jefe supremo del Ejercito mexicano es el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En tanto, la senadora de Morena, Lucía Meza, indicó que hoy las Fuerzas Armadas no se usan para cometer abusos contra el pueblo como en sexenios pasados, por lo que no habría qué temer por el paso de la Guardia a la Sedena.

Este jueves se esperan una protesta afuera del Senado por parte del colectivo “Seguridad sin guerra”: