Morena quiere quitarle a la Corte facultad de invalidar leyes inconstitucionales

Una diputada de Morena propuso quitarle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación la facultad de invalidar leyes o normas que el máximo tribunal considera son inconstitucionales.

De acuerdo con la iniciativa que fue incluida en la gaceta parlamentaria, la diputada morenista Reyna Celeste Ascencio propuso reformar el artículo 1 de la Ley Reglamentaria de las Fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de prohibir la posibilidad de que se “invalide la Constitución por la Suprema Corte de Justicia de la Nación“.

Esta propuesta se da ante la inminente presentación de una acción de inconstitucionalidad contra la reforma que pasa la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa.

La diputada de Morena busca “restringir la posibilidad de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación pueda invalidar la Constitución, o decretar la invalidez de leyes con base en la apreciación de que alguna norma constitucional es inválida”.

“Esta iniciativa trata de limitar el poder político de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ante la posibilidad de caer en la tentación de inaplicar un precepto constitucional o interpretarlo de tal manera que le resten validez y eficacia“, comenta la legisladora en la iniciativa.

Así se vería el cambio:

Morena quiere quitarle a la Corte facultad de invalidar leyes inconstitucionales - img02-20220913-IV

Sin embargo, las facultades de la Suprema Corte provienen de la Constitución y para modificar esta se requiere de mayoría calificada en el Congreso, es decir dos terceras partes de legisladores.

La SCJN atiende por ejemplo las acciones de inconstitucionalidad, en las que “se denuncia la posible contradic­ción entre la Constitución y alguna norma o dis­posición de carácter general de menor jerarquía –ley, tratado internacional, reglamento o decre­to–, con el objeto de preservar o mantener la supremacía de la Carta Magna y dejar sin efecto las normas declaradas inconstitucionales”.

En redes sociales, académicos han criticado esta iniciativa: