Audios revelan que el hermano de Cuauhtémoc Blanco presionó a funcionarios para recibir notaría

Audios revelan que funcionarios del gobierno de Morelos fueron presionados por el hermano de Cuauhtémoc Blanco, Ulises Bravo, para que recibiera una notaría.

La conversación, difundida por el diario Reforma, muestra el desacuerdo entre el exsecretario de Gobierno de Morelos, Pablo Ojeda, y el director Jurídico del estado, Kenji Uchida, por haberle entregado una notaría.

A mí me ofrece dinero, yo lo mando a la chingada porque le digo que en este gobierno no hay corrupción, entonces se da la vuelta y quién sabe cómo chingados hace, imagínate cómo quedo. Todos los notarios saben que está ofreciendo dinero por la notaría, todos, yo no sé si le ofrecieron dinero a Jesús Toledo, pero todos los pinches notarios andan emputadísimos con Toledo.

“Tienen que entender que las decisiones si no están bien planeadas, tienen consecuencias. Aquí reventamos la madre al Colegio de Notarios, ya se chingó a su madre, vamos a tener un pinche Colegio de Notarios totalmente (inaudible). No miden las cosas”, sostuvo el exsecretario de Gobierno.

Pablo Ojeda fue removido en mayo pasado como funcionario del gobierno de Cuauhtémoc Blanco.

En los audios, Ojeda también reclama que no le hayan informado sobre las presiones de Ulises Bravo, hermano de Cuauhtémoc Blanco.

“Me dijo: ¿te encargas? Le dije (a Cuauhtémoc Blanco): Sí, me encargo pero dos favores, habla con Pablo (Ojeda) y ayúdenme a decidir quiénes o quién fungiría como jurado”, comentó Kenji Uchida, tras el reclamo de Ojeda sobre por qué no le informaron que se iba a crear una nueva notaría.

De acuerdo con el medio, a Ulises Bravo se le entregó la notaría pública 4 de la novena demarcación con sede en Jiutepec.

El diario Reforma también apunta que, sin tener un cargo oficial en el gobierno, el hermano de Cuauhtémoc Blanco despacha en Casa Morelos e incluso atiende asuntos en la oficina del gobernador.

Ulises Bravo fue elegido en julio pasado como consejero de Morena y después se le eligió como líder del partido guinda en Morelos; aunque el Tribunal Electoral determinó que no era elegible como consejero, el dirigente de Morena, Mario Delgado, decidió mantenerlo al frente del instituto político en la entidad.