Los puntos clave de la reforma electoral: qué pasaría con el INE, los legisladores… 

La iniciativa presidencial en materia de reforma política-electoral es la que ‘lleva mano’ en el dictamen presentado el miércoles en comisiones de la Cámara de Diputados y que será discutido a partir del próximo lunes en San Lázaro.

Aunque se menciona que hay un total de 62 iniciativas, entre ellas la presidencial, se dan detalles de las diferentes propuestas de los partidos y retoman argumentos de ponentes en el parlamento abierto, el dictamen en poder de La-Lista prácticamente sólo contempla las propuestas que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador desde abril pasado, con lo que propone modificar 18 artículos de la Constitución.  

Al ser presentado el dictamen, que los diputados pueden analizar hasta el próximo lunes, los partidos de oposición (PRI-PAN-PRD-MC) adelantaron su voto contra la reforma electoral, por lo que ésta no alcanzaría las dos terceras partes de votos de la Cámara para que pudiera ser aprobada.

El dirigente y diputado del PRI, Alejandro Moreno, manifestó el miércoles su “rotundo rechazo a cualquier propuesta que implique poner en riego al Instituto Nacional Electoral, al Tribunal Federal Electoral o a cualquier otra institución que parte es fundamental que forma nuestro sistema democrático, esto incluye a los órganos locales que participan en las tareas electorales”.

Está claro que la iniciativa base del proyecto de dictamen, es la iniciativa del gobierno, es la iniciativa del presidente de la República“, señaló ‘Alito’.

“De manera firme, de manera categórica, de manera contundente y definida señalo, que el PRI no aprobará, no respaldará, ni apoyará ninguna reforma que signifique un retroceso a lo que por años la ciudadanía de nuestro país ha construido, porque el sistema electoral que hoy existe, es el resultado de millones de inquietudes de voces, expresiones y propuestas ciudadanas”, afirmó, ante las dudas de si Morena lograría convencer al PRI de apoyar su reforma, como ocurrió con la iniciativa militarista.

En redes sociales, hubo legisladores como la diputada del PAN, Margarita Zavala, que también adelantaron el sentido de su voto:

Elección de consejeros con reforma electoral

Como piedra angular del dictamen, la reforma electoral suprime al INE por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), donde la gran novedad será que los consejeros serán elegidos por el voto popular y no por la mayoría calificada (dos terceras partes) de la Cámara de Diputados, mediante acuerdos entre partidos.

El Poder Legislativo, el Ejecutivo y Judicial podrán postular a 20 personas cada uno, para un total de 60 candidatos a consejeros. 

Aunque se ha especulado sobre su autonomía, la iniciativa asegura que el INEC, como el INE, es “un organismo público autónomo”, pero será la ley secundaria la que lo defina por completo, debido a que adquirirá más facultades.

Se elimina la participación del Poder Legislativo para la integración del instituto, y serán “los partidos políticos nacionales y la ciudadanía” los que participen en una elección de los mismos.

Se recorta el número de consejeros electorales de once a siete. El presidente será quien reciba más votos en la elección que realizará por el voto popular. 

Los puntos clave de la reforma electoral: qué pasaría con el INE, los legisladores…  - INE_REFORMA

Al respecto, el exconsejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, criticó: “el cargo de consejero no tiene nada que ver con el voto popular, ese es el engaño populista de López Obrador. El cargo de consejero electoral es para aplicar una ley que hacen los políticos, ¿entonces cómo que pedir el voto a la gente para qué?, ¿para que voten por mí para que yo aplique la ley?”.

El dictamen de reforma electoral indica que en la mesa del instituto seguirán estando, con voz pero sin voto, los representantes de los partidos y una persona titular de la Secretaría Ejecutiva. 

Además de las sesiones, se establece que incluso las reuniones de todos los órganos colegiados de dirección serán públicas. 

Los consejeros durarán seis años y no podrán ser reelegidos. Esto reduce los nueve años que podían durar en el actual INE. 

Los consejeros serán votados “de manera directa y secreta por la ciudadanía a nivel nacional, el primer domingo de agosto del año que corresponda”. 

Por única ocasión, la jornada de elección de consejerías electorales del INEC y de magistrados del Tribunal Electoral se llevaría a cabo el primer domingo de febrero de 2023.

En el caso de magistrados, cada uno de los poderes postulará a diez personas y los 30 irán a elección el primer domingo de agosto, salvo el caso de los primeros.

El INEC no solo organizará elecciones sino también consultas. Para que una consulta se realice se verificará que cuente con el apoyo del 2% de la lista nominal para proceder a realizarla, como ocurrió en la consulta sobre los expresidentes.

Contra el INEC  se podrán impugnar sus decisiones y se suspenderá la difusión en medios de sus propios promocionales.

Para la revocación de mandato, será válida si participa el 33% de la ciudadanía

El INEC será autoridad única para la administración del tiempo que corresponda al Estado en radio y televisión destinado a sus fines y al ejercicio del derecho de los partidos políticos y candidaturas independientes.

A partir del inicio de las precampañas, y hasta el día de la jornada electoral, quedarán a disposición del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas 30 minutos diarios, que serán distribuidos en al menos uno por cada hora de transmisión en cada estación de radio y canal de televisión. 

El 10% de los tiempos en radio y televisión se destinará a la difusión de mensajes de carácter informativo con relación al proceso a cargo del Instituto de Elecciones y Consultas. 

La organización de las elecciones es una función de Estado que se realiza a través del INEC, con lo que desaparecerán los organismos públicos locales. 

Los Ayuntamientos también tendrían modificaciones pues se reducirá el número de regidores.

¿Cómo sería el Congreso?

En tanto, la Cámara de Diputados estará integrada por 300 diputados y diputadas que serán elegidas mediante el sistema de listas votadas en cada una de las entidades federativa. Eso los partidos de oposición y quienes critican la iniciativa lo han calificado como “300 pluris”; actualmente son 200 y 300 de elección directa. 

“Desaparecen los diputados de mayoría que son elegidos directamente y solo quedan pluris. López Obrador dijo que él quiere que todos los diputados se elijan de manera directa por la gente y que se eliminen los pluris, entonces dice una cosa pero su propuesta dice otra”, comentó Ugalde al respecto.

El dictamen baja de 128 senadurías a 96 (tres por entidad) y serán electas mediante el sistema de listas.

Así mismo, se reducen todos los Congresos de los estados. El número de representantes en las legislaturas locales no podrá exceder de quince diputaciones

Previo a la presentación del dictamen, Ugalde incluso calificó la reforma electoral que quiere el presidente AMLO como “letra muerta”.

El coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier, adelantó que luego de analizarse en comisiones, espera que la reforma sea discutida y votada en el pleno entre el 29 o el 30 de noviembre. El otro plan es que llegue al pleno en los primeros siete días de diciembre.

En caso de no prosperar esta reforma a la Constitución, el gobierno de López Obrador ha adelantado que presentará una iniciativa para modificar leyes secundarias en materia electoral, lo cual haría en diciembre próximo, pero ya está listo un borrador, del que todavía no se conoce su contenido.

Los puntos clave de la reforma electoral: qué pasaría con el INE, los legisladores…  - qatar-2022-6dic-hd