AMLO insistirá con prisión preventiva oficiosa para delitos fiscales

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que insistirá en que los delitos fiscales ameriten prisión preventiva oficiosa, a pesar de que apenas la semana pasada la Suprema Corte de Justicia los exentó de esa figura a cambio de una prisión justificada.

“Pedirle a los constitucionalistas que nos orienten de cómo hacerle para que sea delito grave la defraudación fiscal, que no sea un asunto que se tenga que ventilar por la vía civil sino penal porque le están robando al pueblo. Todavía cuando se trata de robos por herencias, pues bueno, podría justificarse que sea un asunto civil pero cuando es un robo a todo el pueblo eso tiene que ser penal, es corrupción. Sí estamos viendo eso, no lo vamos a dejar”, advirtió la mañana de este lunes en su conferencia matutina.

El mandatario agregó que le molestó muchísimo la decisión de la SCJN.

“Hay que buscar la forma de reformar la Constitución para que vuelva otra vez”, comentó.

Y recordó que su gobierno impulsó que se catalogue la defraudación fiscal como un delito grave, pues durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto proliferaron los negocios ilícitos como la venta de facturas falsas.

El jueves pasado la Corte decidió que se mantiene la prisión preventiva oficiosa, lo que mantendrá en la cárcel a personas acusadas por delitos sin que hayan recibido una sentencia.

El proyecto del ministros Luis María Aguilar alcanzó solamente seis de los ocho votos necesarios sobre la interpretación de la prisión preventiva oficiosa, una medida cautelar, que obliga a las y los jueces a enviar a prisión a las personas imputadas por los delitos contemplados en el el artículo 19 de la Constitución sin que haya una justificación para ello.

En lo que sí lograron un consenso los ministros fue en declarar la invalidez de que ciertos delitos fiscales fueran considerados como delitos que amenazan a la seguridad nacional y, por lo tanto, merezcan prisión preventiva oficiosa.

El viernes, en su conferencia matutina, el presidente se lanzó contra los ministros de la Corte, por haber exentado a los delitos fiscales de la prisión preventiva oficiosa.

Como una “vergüenza”, “lamentable” y “de pena ajena”, calificó el presidente la decisión de la Suprema Corte.

López Obrador señaló que “es muy lamentable, es una vergüenza, con todo respeto. Imagínense, los ministros protegiendo a defraudadores fiscales y a factureros, aunque digan lo que digan, es proteger a los de arriba, a los potentados, a la delincuencia de cuello blanco”.

“¿Qué significa eso que hicieron? (exentar a delitos fiscales) Que de una o de otra manera le dan impunidad a los que defraudan la hacienda pública y defraudar la hacienda pública es defraudar al pueblo porque si se facilita el fraude fiscal hay menos ingresos para la hacienda Pública, menos presupuesto, menos recursos para la educación, para la salud, para el desarrollo del país en beneficio de una minoría, ¿eso es justicia?”, preguntó el mandatario.