Guadiana dice que no se robará ni un peso; Mejía Berdeja, que no le impondrán candidato
Fotografía: Especial.

Este fin de semana arrancó la precampaña de cara a las elecciones por la gubernatura de Coahuila con actividades del abanderado de Morena, Armando Guadiana Tijerina, y del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Mejía Berdeja.

El precandidato de Morena manifestó su confianza para triunfar en las elecciones del próximo 4 de junio y aseguró que pondrá fin a más de 90 años de gobiernos priistas, a los que acusa Berdeja al senador de haber apoyado.

“Así como ayer el equipo de futbol de La Laguna goleó 3-0 al rival, así vamos a golear al partido que está en el poder en el estado de Coahuila, así vamos a ganar”, remarcó el senador con licencia, quien estuvo acompañado del dirigente de Morena, Mario Delgado Carrillo, quien ha respaldado al legislador luego de que ganara la encuesta interna de Morena.

Además, señaló que busca ser gobernador de Coahuila para ayudar a la gente de dicha entidad y aseguró que “nunca se robará un peso” durante su gestión.

“Nosotros no estamos aquí por un proyecto personal, estamos para verdaderamente llegar al poder y servir al pueblo”, dijo.

“Que el dinero público se respete como debe ser y que llegue a salud y a todas las personas, que son muchos, los que menos tienen o que no tienen nada. Eso es lo que tenemos que hacer”, enfatizó.

En tanto, el dirigente de Morena apuntó que la única opción de cambio es Armando Guadiana y pidió a los simpatizantes cerrar filas con el partido y su precandidato.

Por su parte, el exsubsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, sostuvo un mitin con militantes del PT y algunos de Morena en el que aseguró que se separó de su cargo por pedido de los coahuilenses.

“Tenemos hambre y sed de justicia. Yo me despojé del cargo para venir a luchar con ustedes y hacer la transformación de Coahuila”, dijo.

“Tomamos la decisión porque Coahuila no se negocia, porque Coahuila tiene dignidad y tiene historia. No somos moneda de cambio ni pieza de negociación”, agregó ante las porras de “¡No estás solo, no estás solo!” por parte de los asistentes.

Al igual que su ahora su contrincante Armando Guadiana, el exfuncionario federal negó que busque la gubernatura del estado para satisfacer sus deseos personales y reiteró que su compromiso es con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Ustedes me pidieron que no me rajara, cuando hay una demanda de cambio uno no tiene derecho a quedarse en el conformismo, oímos el clamor de la gente (…) no es personal”, apuntó en medio del conflicto abierto con Guadiana.

“Vamos por la victoria tope donde tope, nadie se raja (…) La gente tiene mente y corazón, no se puede imponer a los candidatos, la gente quien decide y vamos a hacer historia”, sentenció, quien acusó que las encuestas que lo dieron por derrotado estuvieron manipulados y pese al compromiso que hizo con su partido, se lanzó a buscar el gobierno estatal.