AMLO ironiza sobre narcotráfico en EU: ‘es por telepatía’
El presidente López Obrador en su conferencia de prensa matutina. Foto: Sitio Oficial AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó este jueves al gobierno de Estados Unidos por deslindarse del crimen organizado y del tráfico de fentanilo, pese a que el país es el principal consumidor de dicha droga.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador ironizó que en Estados Unidos la droga se trafica por “telepatía”, pues según el gobierno de ese país, allá no hay cárteles.

“El fentanilo no solo entra por México, entra también directo por Estados Unidos, pero donde se consume más en Estados Unidos, pero allá, no sé si ustedes sepan, no hay cárteles, allá es por telepatía que se distribuye, no hay narcotráfico, no hay laboratorios, no hay mafias allá”, dijo el presidente.

El mandatario federal agregó que México no es el principal proveedor de fentanilo para Estados Unidos y Canadá, pero reconoció que en este país se fabrican las pastillas y se han encontrado narcolaboratorios.

“México no es el país por el que más llega a Estados Unidos y Canadá. Lo que se hace aquí son pastillas, las troquelan, hallamos un laboratorio, y constantemente estamos destruyendo laboratorios”, enfatizó.

En sentido, López Obrador llamó a dejar a un lado la “prepotencia” e instaurar la cooperación de ambos países para frenar el tráfico y consumo de fentanilo.

Apenas este miércoles, el presidente se comprometió a pedir una investigación sobre si el fentanilo puede ser sustituido por otros analgésicos para frenar su tráfico ilegal, pues, expuso, aunque se tiene una regulación sanitaria sobre este medicamento, su prohibición total hará más fácil el combate del narcotráfico.

En tanto, el presidente de EU, Joe Biden, firmó una orden para poner más restricciones a la venta de armas de fuego a los ciudadanos de ese país, esto con el fin de reducir la cantidad de armamento que entra a México para uso del crimen organizado.

Los gobierno de México y EU mantienen conversaciones sobre estas dos situaciones, luego del secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses a inicios de marzo, en hechos que se le atribuyen a los cárteles que operan en la zona fronteriza.