Síguenos

 

Medio Ambiente

Guillermo vs. Harry: ¿Guerra de príncipes por trabajos de caridad?

Videos de fundaciones de conservación del medio ambiente generan especulación de una posible guerra publicitaria entre los príncipes.

Los duques de Cambridge (adelante) y los duques de Sussex (detrás), salen de la abadía de Westminster. Foto: Photograph: Phil Harris/AFP/Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Esther Addley/The Guardian

Es una lista de “gran talento”, dijo el príncipe Guillermo esta semana. Y con gran placer anunció en una ceremonia en línea a los ganadores de los premios Tusk, que organiza un fundación para la conservación del medio ambiente en África que él patrocina.

“Espero que sus historias lleguen muy lejos”, agregó el duque de Cambridge en una videollamada desde uno de sus varios salones de dibujo. Su esperanza, dijo, es que “los jóvenes sigan estos modelos y digan: ‘Puedo hacer lo mismo’”.

A 8 mil kilómetros de distancia, casi al mismo tiempo, otro duque se encontraba en un sofá hablando frente a la cámara sobre otra organización. Pero para el príncipe Harry, que estaba lanzando una “nueva plataforma de streaming ambiental estilo Netflix” la inspiración no es suficiente.

También lee: La-Lista de: los países pioneros de un futuro verde

“Yo creo que hay que plantearse actuar antes de hablar”, dijo Harry, quien hablaba como presidente de una red de parques nacionales africanos. La plataforma obtendrá “capital de una comunidad de la gente que actúa. Mucha gente dice, pero esto se trata de actuar”.

Para los que no están convencidos, dijo que cada gota de agua que cae es un alivio para la tierra seca. “Cada uno de nosotros puede ser una gota”.

Trabajos conjuntos en un inicio

Hubo momentos en los que ambos hermanos trabajaban juntos en un tema compartido, o al menos realizaban una coreografía para evitar choques. Pero esos días terminaron desde que los hermanos tuvieron diferencias al parecer por la esposa de Harry, Meghan, y más desde que los duques de Sussex abandonaron la familia real y dejaron Reino Unido.

También lee: Meghan, la duquesa de Sussex, revela que tuvo un aborto espontáneo

¿Se trata de una batalla pública explícita entre los hermanos? ¿Una batalla fraternal para ver quién está más interesado en los elefantes? Es poco probable. Tampoco hay razones para asumir que falte la sinceridad. Pero ganar el apoyo del público para una buena causa requiere de más que una conexión por Zoom y franqueza cuando hay ruidos y palabras que no se entienden.

Sus esposas también hacen sus intervenciones públicas muy cuidadas. Después de lanzar una encuesta a principios de año, la esposa de Guillermo, Kate, habló la semana pasada sobre la importancia del desarrollo en los primeros años de un niño. Su concuña escribió un artículo muy conmovedor en The New York Times sobre el bebé que perdió en el verano y alentaba a la gente a hablar sobre sus pérdidas.

Los cuatro recibieron mucha cobertura, lo que sirve para demostrar el interés de las fundaciones para relacionarse con la realeza, dice Greg Jones, director administrativo de Mischief PR.

“Quiero decir, la cobertura es fenomenal, se extiende por los periódicos de todo el país, que todavía son el santo grial para muchos de los clientes con los que trabajo”. La cuestión es , dice, “¿Hasta dónde llega la gente? ¿La gente actúa, dona? Es muy difícil cuantificar”.

De hecho, un estudio publicado este año indica que la mayoría de las fundaciones ganan muy poco o nada por su asociación con la realeza, especialmente en términos de ingresos. Un estudio de la consultora Giving Evidence  indica que antes de la renuncia de los Sussex, los miembros más jóvenes de la realeza estaban apoyando menos causas que la reina y sus hijos, y se enfocan en los que ellos escogen y que son más convenientes a la ubicación de sus residencias reales.

También lee: La-Lista de: 15 formas de cambiar tu vida durante la hora de la comida

Por otra parte, el tipo de cobertura importa. Seguramente el artículo de Meghan recibió una respuesta mezclada, y la intervención de su esposo tuvo una recepción todavía más hostil. The Sun dijo que se trataba del “video promocional de un sabelotodo”, y el fervoroso promotor de la realeza Express incluía la opinión de un experto “en comportamiento” que opinaba que el príncipe estaba “tratando de emparejarse en relación al intelecto”.

Predicar sobre el “hacer y no decir” desde la sala de una mansión en Los Ángeles es una metida de pata, dice James Brooke, director de Rooster PR, lo que demuestra que los Sussex todavía la “riegan” en lo referente a su comunicación. “Los errores que cometen son muy básicos. No se trata de hacer ciencia espacial (…)

“Yo creo que los hermanos están tratando genuinamente de hacer lo correcto por las causas en las que ellos creen (…)

“Pero lo que queda claro es que no hay sus equipos de comunicación no están coordinados, lo cual es poco afortunado. Es probable que se trate de una indicación de que las cosas entre ellos no van bien”.

Traducido por Ándres González

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian

También te puede interesar

Realeza

Este domingo, Harry y Meghan anunciaron el nacimiento de su hija Lilibet Diana.

Realeza

Lilibet “Lili” Diana Mountbatten-Windsor será el nombre completo de la segunda hija de los Duques de Sussex.

Realeza

El duque acusó a la familia real de “silencio total y negligencia total" al hablar de sus problemas y los de su esposa.

Realeza

Harry dijo al presentador del podcast "Armchair Expert", Dax Shephard, que aunque no culpaba a su padre, había decidido evitar cometer los mismos errores...

Publicidad