Personaje del mes | Isabel II
Personaje del mes: Isabel II. Imagen:

Eran las 15:10 horas cuando, en el castillo de Balmoral, Escocia, se certificó una de las noticias más temidas pero, al mismo tiempo, esperadas durante largo tiempo por la familia real: la reina Isabel II había muerto.

Nacida como Elizabeth Alexandra Marie Windsor el 21 de abril de 1926 en Londres, Inglaterra, la reina Isabel II no solo fue la monarca con el periodo más largo de reinado en la historia del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, sino también fue, quizá, la mujer más poderosa del mundo durante varias décadas.

Figura imprescindible de lo británico en el mundo, su temperamento y silueta formaron parte de la vida cotidiana de millones de personas de todo el mundo. Como lo apuntó el primer ministro de Canadá Justin Trudeau al momento del deceso de la monarca: la mayoría de los canadienses no conocieron otra reina.

Durante 70 años, más que ningún otro monarca del Reino Unido y, actualmente, de Europa, ostentó el cargo de reina. En ese tiempo, vio decaer la antigua institución monárquica y renacer en la forma del moderno gobierno de la Commonwealth, que le permitía seguir siendo regente de 15 territorios allende las fronteras de Reino Unido, incluyendo naciones poderosas como Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

Personaje del mes | Isabel II - WhatsApp-Image-2022-09-29-at-18.59.37
Una juventud difícil

El 13 de septiembre de 1940, cinco bombas cayeron en los alrededores del palacio de Buckingham como parte de la campaña nazi en contra de la Gran Bretaña. Así llegó a las puertas de la realeza la Segunda Guerra Mundial.

Un mes después, la entonces princesa Isabel, que tenía 14 años de edad y quien había sido evacuada al palacio de Windsor, dirigió su primer mensaje al público, animando a los niños y jóvenes como ella a tener confianza en una victoria británica.

“Miles de ustedes en este país han tenido que abandonar sus casas y sus padres y madres. Mi hermana Margaret y yo lo sentimos mucho, pues sabemos por experiencia propia lo que se siente estar lejos de tus seres amados. A ustedes que viven en nuevos vecindarios, les mandamos un mensaje de simpatía verdadera y, al mismo tiempo, queremos agradecer a la buena gente que les da hospedaje”, señaló.

Pero no fue esa la única participación de Isabel II en la Gran Guerra. Como miles de británicos, tomó la pala para sembrar verduras en los jardines del palacio de Buckingham y pelear contra la falta de víveres.

En 1944, cuando cumplió 18 años de edad, se sumó al Servicio Territorial Auxiliar, la rama femenina del ejército británico, y un año más tarde inició su instrucción como mecánica, con el que ayudó a la reparación de distintos vehículos.

De hecho, en la histórica imagen en la que su padre, el rey Jorge VI y el primer ministro británico Winston Churchill, la reina madre y su hermana, la futura reina Isabel II aparece con su uniforme militar.

El amor y la familia

La primera vez que se encontraron Isabel II y quien se convertiría en su esposo por 73 años, el príncipe Felipe, fue durante la boda de la princesa Marina y el príncipe Jorge. Isabel tenía, entonces, 8 años de edad.

Cinco años más tarde se volvieron a reunir y, ya en esa ocasión, los primos lejanos empezaron a intercambiar cartas y a dar rienda suelta a la relación que los mantendría unidos por siete décadas.

Se comprometieron en julio de 1947 y meses más tarde, en noviembre, se unirían en matrimonio en una ceremonia celebrada en la abadía de Westminster. El vestido portado por la futura reina se dice que fue adquirido con los vales de racionamiento que Isabel había ahorrado durante la guerra.

“Él es alguien que no suele aceptar los halagos, pero simplemente, él ha sido mi fuerza y ha permanecido a mi lado durante todos estos años”, señaló la reina en una entrevista concedida con motivo de sus bodas de oro.

El primogénito de la pareja, Carlos Felipe Arturo Jorge, nació un año más tarde, el 14 de noviembre de 1946. A su nacimiento siguieron el de la princesa real, Ana, quien vio la luz el 15 de agosto de 1950, y los príncipes Andrés y Eduardo, quienes nacieron en 1960 y 1964, respectivamente.

A pesar de las turbulencias que afectaron a su familia a lo largo de las décadas, ejemplificadas por el divorcio de la princesa Ana, la separación de Carlos o los escándalos del príncipe Andrés, su matrimonio permaneció como un ejemplo de mesura. De hecho, su matrimonio fue la unión real más larga de la historia.

La reina viajera

Con solo 25 años de edad, Isabel II se convirtió en la monarca del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, además de los reinos y territorios de ultramar, tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI.

Ha sido la única monarca británica que visitó todos los territorios bajo jurisdicción británica, además de los estados de la Commonwealth, por lo menos una vez durante su largo reinado de 70 años.

Su labor como embajadora de su país no se limitó a ello. También fue la primera monarca británica que visitó la India después de 50 años y de la guerra que independizó al subcontinente del imperio; además, fue la primera reina en funciones que visitó Australia y Nueva Zelanda, América del Sur y el Golfo Pérsico.

Un total de 15 primeros ministros trabajaron junto a ella en la modernización de la monarquía como aparato de gobierno, con nombres realmente históricos como Winston Churchill o Margaret Thatcher, carismáticos como Tony Blair o polémicos como Boris Johnson. Se dice que ella impuso la obligación de reunirse, por lo menos una vez a la semana, con los máximos dirigentes para conocer cómo se desarrollaban las gestiones a favor de la población.

Amante de la tecnología y la modernidad

Desde su coronación, la primera televisada a nivel mundial, la reina Isabel II marcó una nueva forma de hacer las cosas al interior de una monarquía que, muy tímidamente, se había acercado a los nuevos medios para comunicarse con su pueblo.

La propia monarca decía que usaba sus característicos vestidos de colores vivos con el objetivo de que la gente la reconociera en la calle cuando la viera. “Es lo mínimo que puedo hacer por ellos”, solía decir.

Su abnegación fue reconocida siempre, tanto por detractores como por personas afines a la monarquía. Durante sus 70 años de reinado, su prioridad fueron los asuntos de Estado y la forma de revolucionar su institución, sin perder la tradición que representó.

El 26 de marzo de 1976, la reina Isabel II se convirtió en la primera gobernante en enviar un correo electrónico a través del sistema ARPANET. En 2014, la monarca se estrenaría en Twitter, mientras que en 2019 llegaría a Instagram.

Aunque la mayoría de sus apariciones en televisión fueron reportajes sobre sus actividades, la reina Isabel II también se dio tiempo para mostrar un rostro menos serio. Su aparición con Daniel Craig como James Bond en el video de apertura de los Juegos Olímpicos de 2012 o el video junto al oso Paddington en el corto por su jubileo de platino, son una muestra.

Personaje del mes | Isabel II - Personaje-del-mes_septiembre