Síguenos

 

Salud

Cuando la temperatura aumenta las garrapatas prefieren a los humanos y no a los perros

El experimento consistía en poner a un hombre en una caja y a un perro en otra y ver a quién preferían las garrapatas.

Foto: Jerzy Górecki/Pixabay.com

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Patrick Barkham/The Guardian

Parece truco de reality show. Se pone a un joven investigador en una caja y a un perro en otra y se sueltan las garrapatas para ver hacia dónde saltan.

Este experimento nauseabundo demostró que las garrapatas que transmiten la fiebre manchada de las montañas rocallosas (RMSF) tienen el doble de probabilidades de cambiar su preferencia alimentaria, de los perros a los humanos, cuando aumenta la temperatura.

El estudio se presentó durante la reunión anual de la Sociedad de Medicina Tropical e Higiene de EU (ASTMH). En este se observaba si las garrapatas, que usan el olfato para buscar un huésped y alimentarse de la sangre, se movían por un tubo de plástico hacia el perro o hacia el humano.

Cuando se elevó la temperatura en el laboratorio de 23.3C a 37.8C, una garrapata conocida como garrapata del perro café o de linaje tropical, era la más propensa a cambiar su preferencia alimentaria de la caja del perro a la caja del humano.

“Nuestra investigación demuestra que cuando la temperatura del clima aumenta tenemos que tener más cuidado con las infecciones de RMSF en humanos”, dice Laura Backus, quien encabezó el estudio en la Davis School of Veterinary Medicine de la Universidad de California. “Descubrimos que cuando las temperaturas aumentan de 23.3C a 37.8C, las garrapatas de perro café que transportan la enfermedad prefieren 2.5 veces más a los humanos que a los perros”.

Existe creciente preocupación por el aumento de enfermedades provocadas por las garrapatas. Los casos de la enfermedad de Lyme, una condición que provoca debilidad en las personas y que transmiten las garrapatas de patas negras, se duplicaron en las dos últimas décadas de 30 mil casos al año.

Los casos de RMSF y otras enfermedades relacionadas que reciben el nombre de fiebre manchada por rickettsiosis, aumentaron dramáticamente en las dos últimas décadas. La enfermedad se puede tratar con antibióticos si se hace durante la primera semana de infección, pero si no es así, el índice de mortalidad puede exceder la cifra de 1 de cada 5 personas.

Las garrapatas de linaje tropical o perro café se pueden encontrar en los estados del sur de EU como Arizona, Florida, y sur de California. Se espera que empiecen a moverse hacia el norte a causa del aumento en las temperaturas como consecuencia del cambio climático.

Backus explica que al aumentar los días calientes a causa de la crisis del calentamiento global, es importante identificar las condiciones que pueden aumentar el riesgo de infección, especialmente porque la primera fase de RMSF se confunde con otras enfermedades comunes porque los síntomas incluyen dolor de cabeza, fiebre y dolores musculares.

“Los hallazgos de este experimento de laboratorio simple pero efectivo para demostrar que las crecientes temperaturas pueden resultar en mayor número de infecciones con un patógeno peligroso de garrapata dan prueba de la relación entre el cambio climático y su impacto en la salud”, dice Joel Breman, presidente de la ASTMH.

“El cambio climático es tan veloz que es vital mantener el paso con las diferentes formas que se puede alterar e intensificar el riesgo de una gran variedad de enfermedades infecciosas. Sólo así podremos estar preparados para diagnosticar, tratar y prevenir”.

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Publicidad