La-Lista de 7 políticos pillados saltándose restricciones de la pandemia
Rod Phillips felicitó la Navidad ocultando que se encontraba en la isla caribeña de San Bartolomé (Foto: @RodPhillips01)

“Quédate en casa” ha sido de las frases más recordadas que ha pronunciado el portavoz para la pandemia del gobierno de México. Una prescripción que el gobierno de la Ciudad de México recuperó en diciembre, cuando regresó la capital al semáforo rojo, es decir, a cerrar todas las actividades consideradas no esenciales y a pedir a los ciudadanos que limitaran su movilidad.

Quien no lo hizo fue el mismo subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, quien fue captado en una playa de Oaxaca disfrutando de un descanso y en un vuelo de Aeroméxico sin usar cubrebocas.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador justificó al subsecretario en la mañanera de este lunes diciendo que ha trabajando “muy intenso”. Pero el subsecretario no está solo. A lo largo de casi un año de pandemia, varios políticos en activo han sido agarrados quebrantando las restricciones que ellos mismos o sus gobiernos habían impuesto. Tan reveladores como sus actos han sido sus reacciones. Algunos han ofrecido excusas, otros se disculparon y en los casos más extremos, dimitieron.

Conoce La-Lista de 7 personajes sorprendidos in fraganti

1. Ministro de Finanzas de Ontario (Canadá), Rod Phillips

Se fue de vacaciones con su familia el 13 de diciembre a la isla francesa de San Bartolomé, en el Caribe. Para aquel entonces, el gobierno de Ontario había pedido a los ciudadanos que solo salieran de casa para actividades esenciales. El secretario incluso publicó un video en redes sociales para felicitar la Noche Buena vestido en suéter y al lado de una chimenea, escondiendo adónde se encontraba realmente.

El presidente regional, Doug Ford, dijo que estaba “extremadamente decepcionado” por la decisión del ministro de viajar fuera del país, que era “inaceptable” y que no volvería a tolerarse en ningún otro miembro del gabinete.

“Lamento profundamente haber viajado de vacaciones. Fue un error y me disculpo”, dijo Phillips en un comunicado. El 31 de diciembre, dimitió.

2. Primera ministra de Escocia (Reino Unido), Nicola Sturgeon

El periódico The Scottish Sun agarró a la premier de Escocia en el velatorio de un trabajador público que murió de Covid-19 sin cubrebocas. Ante la polémica que generó la imagen, Sturgeon acudió al parlamento escocés y se disculpó: “He roto las reglas que le he pedido que siguieran. Quiero ser clara que a pesar de las circunstancias, me equivoqué. No hay excusas”, dijo.

3. Dominic Cummings, principal asesor del primer ministro británico, Boris Johnson

Durante la primera ola de contagios en el Reino Unido, en marzo 2020, y pleno confinamiento duro, el principal asesor del primer ministro británico, Dominic Cummings, fue visto desplazándose en repetidas ocasiones. 

De las más sonadas, fue su viaje a más de 400 kilómetros de Londres, en Durham, con su esposa y su hijo de 4 años cuando la pareja ya tenía síntomas de Covid-19. El funcionario dijo que cerca de esa residencia vivían sus padres y quería estar cerca de ellos para que alguien tuviera cura del menor en caso de que ellos enfermaran de forma grave. 

La oposición presionó para que el primer ministro destituyera a Cummings aunque Johnson salió en su defensa. Cummings, por su parte, sostuvo que nunca quebrantó la ley. “Creo que en todas las circunstancias he actuado razonable y legalmente, equilibrando la seguridad de mi familia y al extrema situación en el número 10”, declaró. “No lamento lo que hice”, añadió en aquel entonces.

4. Miembros el gobierno de España y políticos de la oposición

A finales de octubre, durante la segunda ola de contagios en España, un periódico español invitó a 80 personas a un acto de entrega de premios, celebrado en un casino de la capital. Entre los asistentes, estaba el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el líder de la oposición, Pablo Casado, así como otros dirigentes políticos y empresarios.

Las fotos del evento, donde se observaron asistentes sin cubrebocas ni distancia social, levantaron las críticas de los ciudadanos. La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, aclaró que los funcionarios cumplieron con los protocolos sanitarios vigentes en aquel momento aunque reconoció: “tendremos que tomar nota porque somos conscientes de que somos referentes de la población”.

Illa, por su parte, se disculpo: “Muchos ciudadanos no lo han entendido y tienen razón. Se cumplían las reglas y la distancia, pero tienen razón. Es mejor evitar actos aunque cumplan las normas. La mejor distancia es no estar”.

5. József Szájer, eurodiputado y miembro del partido Fidesz, del presidente de Hungría, Viktor Orbán

A finales de noviembre, en el centro de Bruselas, cuando las reuniones en espacios cerrados estaban limitadas a la asistencia de cuatro personas, la policía irrumpió en una orgía gay en la que participaban 20 hombres. Uno de ellos era József Szájer, miembro del Parlamento Europeo por el partido que hoy gobierna en Hungría, Fidesz. 

Szájer reconoció su participación en el encuentro, pidió perdón y dimitió a principios de diciembre. “Fue irresponsable por mi parte y voy a asumir las sanciones correspondientes”, aseguró.

Obrán, líder de la formación conservadora y anti derechos LGBTI, dijo que las actuaciones de Szájer no representaban los valores familiares del partido y tachó su actuación de “inaceptable e indefendible”.

6. Ministro de Salud de Nueva Zelanda, David Clark

A principios de abril, cuando el país ya había decretado el confinamiento duro, el ministro de Salud, David Clark, viajó con su familia a la playa, a unos 20 kilómetros de su residencia. 

“Como ministro de Salud, es mi responsabilidad no solo cumplir las reglas sino dar ejemplo a otros neozelandeses”, dijo.” Soy un idiota”, reconoció. 

Clark presentó su dimisión pero la primera ministra, Jacinta Arden, la rechazó para no dejar la cartera acéfala en el momento más crítico de la pandemia. Finalmente, salió del ministerio en julio a pesar de su aplaudida gestión del Covid en el gobierno.

7. Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla

En julio, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, fue visto jugando en un casino de San Diego a pesar de que las autoridades repetían que solo se debía abandonar el hogar para actividades esenciales.

A través de Facebook, el mandatario reconoció que fue a celebrar su cumpleaños y que le fue muy bien: “Gané poquito más de 2,000 dólares y no nada más yo, también mi esposa”.