El confinamiento, y la falta de sol, agravan la deficiencia de los mexicanos de vitamina D
Foto: Pixabay/Free-photos

Una de las estrategias del gobierno de México es la de “Quédate en casa”, en donde se pide a la población no salir si su comunidad se encuentra en semáforo rojo para evitar el contagio de Covid-19. Tras casi un año de esta medida, los niveles de vitamina D pudieron haber sido afectados por la falta de luz solar, pero desde años anteriores la deficiencia de ésta ya era considerada un problema de salud pública mundial.

“La vitamina D es liposoluble esencial para mantener la homeostasis del calcio, pero también es importante para la salud y bienestar en general. Mantener un estatus de vitamina D adecuado es importante para la función de los huesos y para la prevención de caídas que podrían ocasionar fracturas”, dice el estudio “La deficiencia de vitamina D es un problema global de salud pública” de Cristina Palacios y Liliana González del Programa de Nutrición, Escuela Graduada de Salud Pública, Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

En el documento también se indica que “se ha relacionado el bajo estatus de vitamina D con condiciones como la hipertensión, altos niveles de colesterol y triglicéridos, intolerancia a la glucosa, resistencia a la insulina y riesgo de diabetes, marcadores de inflamación elevados, aumento en el riesgo de eventos cardiovasculares, síndrome metabólico y enfermedad periodontal”. Algunos de los alimentos en donde se puede encontrar es en pescados y algunos hongos y setas. 

La exposición a la luz solar es otra de las fuentes de la vitamina D. Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, señaló que se recomienda de 15 a 20 minutos de “baños de sol en el patio, jardín o desde la ventana, conservando en todo momento las medidas de higiene”.

Te puede interesar: Cuidar tu salud, es cuidar tu bolsillo

Contar con niveles adecuados de vitamina D ha demostrado ser de importancia para que el organismo brinde adecuada respuesta inmunológica contra enfermedades respiratorias, incluida la influenza, por lo que a nivel mundial y en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se llevan a cabo investigaciones para conocer el papel de este nutriente y su relación como factor de protección ante el COVID-19”, explicó el IMSS.

Destaca que el 70% de la población mexicana tiene deficiencia de este nutriente, según datos de la Encuesta Nacional de Nutrición 2016, dice la doctora Mardia López Alarcón, jefa de la Unidad de Investigación Médica en Nutrición del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI. Añadió que por el confinamiento es posible que se haya incrementado este porcentaje, porque la principal fuente para la vitamina D son los rayos ultravioleta que emite la luz solar.

En México se realiza un ensayo clínico en el personal que atiende a pacientes con Covid-19 en el Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS. Se le dará a 250 trabajadores de la salud, un total de 4 mil unidades de vitamina D y a los demas se les dará un placebo, esto con la intención de conocer si un grupo se infectó más, fue más grave la enfermedad o fueron hospitalizados.